Novedades

Éste es el Lexus con las mejores vistas

¿Quién dijo que el todo terreno tradicional había muerto? Con la adecuada tecnología, este concepto aún puede permanecer muy vigente. Lo último de Lexus es un gran ejemplo de ello

Imagen frontal del Lexus GX 460

Bien es cierto que los inicios de los todo terreno se remontan a los de un vehículo humilde. Humilde y, sobre todo, muy ‘trabajador’. Así ocurrió con los ‘padres’ de la categoría –Wrangler, Defender, Clase G…-, quienes han perdurado hasta nuestros días.

No obstante, su carácter ‘espartano’ ha venido ‘limándose’ con el paso del tiempo. Generación tras generación -o, mejor dicho, revisión tras revisión-, todos ellos han efectuado numerosas concesiones al confort y a la tecnología.

Y, a causa de ello, su faceta utilitaria ha dejado paso a la de objetos de deseo. Ahora, estos ‘veteranos’ son, incluso, un símbolo de estatus, codiciados por esos ídolos de la modernidad que llamamos ‘celebrities’.

En un tiempo en que aún buscaba su identidad como marca de lujo -allá por los años ochenta-, Lexus aprovechó su proximidad a uno de estos iconos: el Toyota LandCruiser. Y utilizó la carrocería más grande de este modelo para crear el GX, su propia combinación de lujo y capacidades ‘offroad’.

Visión para todo

Es posible que este vehículo no te suene de verlo por nuestras calles y carreteras. Y estás en lo cierto, pues sólo se comercializa en Estados Unidos y -sorprendentemente- en las lejanas tierras de Eurasia, más allá del Cáucaso.

Imagen posterior del Lexus GX 460

Uno de los motivos está en su planta motriz: su bloque V8 -con 4,6 litros de cubicaje- obtiene casi 300 CV de potencia. Y, todo ello, mientras rechaza de plano cualquier tipo de hibridación como la que poseen sus parientes de marca.

En cambio, se sienta a la misma mesa cuando hablamos de tecnología. EL GX 460 no se priva de ninguna ayuda a la conducción que exista. Por ejemplo, cuenta con control de crucero adaptativo, asistente de mantenimiento de carril, frenada automática de emergencia y luces de carretera automáticas.

Interior del Lexus GX 460

Desde la pantalla del sistema multimedia puedes -aparte de conectar tu smartphone a través de Android Auto y Apple CarPlay– acceder a una serie de vistas que te permiten observar el firme que pisa el vehículo. Mediante una compleja red de cámaras -varias, repartidas entre las partes frontal y trasera… y la base de los retrovisores-, podrás calcular a la perfección tu siguiente maniobra. Bien sea en lo alto de la montaña… o en el párking del supermercado.

Diego García
Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.