Novedades

Éste es el Ford Focus ST… que ajustarás tú mismo

Quien desea extraer la quintaesencia de un coche prestacional termina recurriendo a un vasto mercado auxiliar de componentes. Este Focus te evita la molestia de pasar tiempo hojeando catálogos.

Imagen frontal del Ford Focus ST Edition

En otros tiempos, podía resultar comprensible que un determinado automóvil, pasado un cierto tiempo, terminara por resultar ‘poca cosa’. No en vano, las cifras de potencia de hace veinte o treinta años no tenían nada que ver con las presentes, donde los 400 CV parecen algo alcanzable para un compacto de tracción simple.

Y es, precisamente, el gran nivel de perfección tecnológica de los actuales GTIs lo que nos lleva a no comprender a esos irreductibles inconformistas que aún ‘quieren más’ de estos modelos cuando atacan su circuito o tramo preferido. De hecho, los más ‘radicales’ en esta corriente tienen por costumbre dejar en manos de su preparador su coche recién estrenado… según lo sacan del concesionario. Y no son pocos.

A esta cuestión, algunas marcas reaccionan tomándoselo con filosofía. Lo ajustaron todo lo mejor que pudieron, y sus clientes son libres de modificar lo que deseen mientras no contravengan la ley, piensan. Pero, para otras con un pedigrí deportivo cuyo orgullo se sienten obligadas a ‘defender’, el asunto es mucho más delicado. Y la solución siempre suele ser la misma: ofrecer, ya de fábrica, lo que su clientela realmente quiere. Ésta suele ser la manera de Ford.

Para sentirte como un ingeniero

Sobre la ‘línea maestra’ del Fiesta ST Edition que apareciera hace algo más de medio año, ahora la firma del óvalo presenta el Focus ST Edition. Al igual que aquélla, se trata de una edición especial que incorpora de serie un equipamiento muy poco común: una suspensión ‘coil-over’ -desarrollada por KW Automotive- con especificaciones de competición… y muchas posibilidades de ajuste.

Imagen posterior del Ford Focus ST Edition

Eso sí, no busques botones en el salpicadero: si quieres ‘programarla’, tendrás que apañártelas a mano. Utilizando herramientas específicas -que te suministrarán con el coche-, podrás seleccionar entre 12 niveles de dureza para la compresión y otros 16 para la extensión de los amortiguadores. Asimismo, la altura al suelo puede reducirse hasta en 2 cm con respecto al Focus ST estándar.

Si la mecánica no es lo tuyo, no te preocupes: la marca pone a tu disposición varias hojas de muestra con propuestas de ajustes. Una de ellas, incluso, contiene los mismos parámetros que Ford Performance ha utilizado durante sus pruebas contrarreloj en el Nürburgring Nordschleife.

Interior del Ford Focus ST Edition

Donde la tecnología si hace acto de presencia es en materia de tracción. El eje delantero integra un diferencial de deslizamiento limitado controlado electrónicamente. Llamado ‘eLSD’ por Ford, emplea varios embragues hidráulicos para redistribuir la potencia entre las ruedas y evitar el patinado en cualquier circunstancia.

Por último, para aprovechar los 280 CV que entrega el 2.3 Ecoboost en el Ford Focus ST Edition -gracias a una nueva admisión de mayor caudal-, cuentas con un nuevo modo de conducción ‘Track’ que se ocupa de ‘relajar’ la actividad de los controles de estabilidad. Y que, por el contrario, ‘agudiza’ la sensibilidad del acelerador o el tarado de la dirección, adecuándolos más a las condiciones de rodar en circuito.

Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.