Consejos HC

España 2050: los planes del Gobierno para los coches y la ciberseguridad

¿Qué dice el plan 'España 2050' sobre vehículos, movilidad y protección contra ciberataques? Analizamos los objetivos y las propuestas que ofrece en esas materias este ambicioso proyecto a largo plazo.

El presidente Pedro Sánchez, en el atril durante la presentación del plan España 2050
Foto: Moncloa

El proyecto ‘España 2050’, cuya primera fase presentó la semana pasada el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, lanza una pregunta al aire: ¿cómo es la España que queremos tener dentro de 30 años?

Como primer paso para responderla, se ha elaborado un documento que, en sus más de 600 páginas, reúne las propuestas y objetivos que debería lograr nuestro país en 2050 para atender de forma adecuada los desafíos y las oportunidades sociales, económicas y medioambientales. Para ello, se pretende generar una estrategia que fije prioridades, coordine esfuerzos y garantice la prosperidad y el bienestar de los españoles en el futuro.

Los coches y la ciberseguridad también tienen su peso en este proyecto. ¿Cuáles son los objetivos y cambios que este plan marca para esos ámbitos?

Adiós al vehículo privado y de combustión

El estudio tiene un posicionamiento claro en lo que se refiere a los coches: hay que usar menos los vehículos privados para fomentar otras alternativas de transporte. Y esos vehículos no deberían ser de combustión.

Y lo justifica en base a dos desafíos que enfrenta España.

Transporte contaminación: imagen de un atasco en Nueva York, con un taxi amarillo en primer plano
Foto: Piqsels

El primero de ellos es que nuestro país deberá ser neutro en emisiones de carbono en 2050, porque, “aunque el cambio climático es ya inevitable, estamos a tiempo de evitar sus efectos más destructivos”.

El segundo reto se plantea por los problemas derivados del actual modelo de urbanización. El estudio denuncia que, actualmente, prima la concentración urbana. Y eso ha generado desafíos importantes para las propias ciudades, incluido “el aumento del deterioro ambiental por un mayor uso del vehículo privado”. Es decir, la planificación actual de las ciudades españolas favorece el uso del coche particular, y eso debería cambiar.

¿Qué se propone para lograrlo?

Lo primero de todo, un cambio en los impuestos aplicados a los vehículos. Se quieren dejar atrás las actuales figuras fiscales sobre la compra, circulación y combustibles, para llegar a un impuesto sobre el uso medido real del vehículo que tenga en cuenta sus características. Es decir, cuanto más pesado y potente sea un coche, y más emisiones de contaminantes atmosféricos y gases de efecto invernadero genere, más pagará.

El Gobierno ya ha fijado en 2040 el final de las ventas de vehículos de combustión -incluidos los híbridos-.

En segundo lugar, quiere sustituirse los vehículos gasolina y diésel por aquellos que no generen de forma directa CO2. Para lograrlo, el documento plantea desarrollar una estrategia intersectorial “que facilite la creación del ecosistema que requiere el automóvil eléctrico”. En dicho ecosistema entraría la fabricación de estos vehículos en nuestro territorio; la producción, reutilización y reciclaje de baterías; el incremento de los puntos de recarga rápida e incentivar la compra de estos vehículos mediante ayudas.

Por último, habría que elevar progresivamente la carga fiscal sobre el diésel y la gasolina.

Conviene recordar que el Gobierno ya ha aprobado medidas que caminan en esa dirección. Por ejemplo, fijó en 2040 el final de las ventas de vehículos de combustión -incluidos los híbridos-.

La nueva movilidad

El documento prevé que, en 2050, “nos desplazaremos menos en coche privado, pero, a cambio, crecerá la movilidad compartida“. También hay una alta apuesta por el transporte público y la peatonalización de espacios.

Por todo ello, el texto propone promover el transporte público, el carsharing y la movilidad activa -bicicleta o caminar-.

Para mejorar la eficiencia del transporte público y optimizar sus frecuencias, el plan considera clave usar la Inteligencia Artificial. También considera que Vitoria-Gasteiz es un ejemplo a seguir en cuanto a la conexión de la ciudad con su área metropolitana. Y para que la gente no acceda a las capitales con su vehículo privado, el documento propone establecer aparcamientos públicos disuasorios en las estaciones de transporte público.

Otra clave de la movilidad dentro de 30 años deberían ser la generalización de Planes de Movilidad Urbana Sostenible. Estos deberían tener en cuenta aspectos tan diversos como la salud, la perspectiva de género y de edad, la mitigación y la adaptación al cambio climático o la educación y la concienciación, con el fin de cambiar el comportamiento en lo relativo a la movilidad.

El texto propone promover el transporte público, el carsharing y la movilidad activa -bicicleta o caminar-.

Hay propuestas muy concretas para reorganizar las ciudades, como establecer zonas de emisiones bajas y ultrabajas -ya está aprobado que todas las poblaciones de más de 50.000 habitantes deberán crear este tipo de zonas-, peajes urbanos -el plan pone como ejemplo a Estocolmo, Londres o Milán- o supermanzanas -como en Barcelona-.

Otro frente en el que habría que trabajar para la España de 2050 es la optimización del reparto de mercancías en zonas urbanas. Este trabajo debería de realizarse con vehículos bajos en emisiones, implementar una logística que evite los envíos devueltos o fallidos, disponer de un espacio mínimo de almacén y evitar los repartos durante las horas de mayor congestión del tráfico. Para lograrlo, se propone crear un marco normativo y de incentivos.

Por último, queda la movilidad activa. Es decir, moverse caminando o en bicicleta. Se propone ampliar la red de carriles-bici y garantizar itinerarios peatonales de calidad. Pero las mejoras para los peatones no se deberían quedar solo en las aceras, sino que también deben revisarse los ciclos semafóricos y todo tipo de intersecciones conforme a los criterios de accesibilidad universal.

Poca ciberseguridad

Al contrario que con respecto a la movilidad y al transporte, el estudio “España 2050” no dedica muchas líneas a la ciberseguridad. En las más de 600 páginas del documento, dicho término solo aparece únicamente tres veces, y no plantea objetivos o recomendaciones concretos. Por el contrario, la palabra digitalización aparece 55 veces, por lo que parece que hay una fuerte apuesta por lo segundo, pero no tanto por lo primero.

Ciberseguridad Euskadi: imagen del SOC del Centro Vasco de Ciberseguridad

La principal referencia a la ciberseguridad dentro de este informe explica que, para lograr los objetivos planteados para la España de 2050, el país tendrá que acometer reformas profundas y poner en marcha iniciativas ambiciosas diversos frentes. Y uno de ellos es la ciberseguridad, de la cual se dice que hay que “reducir la incertidumbre asociada a la digitalización -regulación- y los problemas de ciberseguridad. Deberán adoptarse las medidas europeas en estos dos ámbitos al conjunto del territorio nacional”.

Se deja en manos de la UE la iniciativa de marcar qué requisitos deben implementarse para evitar ciberataques.

Es decir, se deja en manos de la Unión Europea la iniciativa de marcar qué requisitos deben implementarse para evitar ciberataques, y España se limitará a aplicarlos dentro de sus fronteras.

Por lo demás, solo se hace mención al “Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia”, el cual tiene un apartado dedicado a la conectividad digital, el impulso de la ciberseguridad y el despliegue del 5G. Dicho plan puede consultarse aquí.

He estudiado Periodismo para aprender cada día algo nuevo y Humanidades para pensar por mí mismo. Después de ponerme tras los micrófonos de COPE, estoy dispuesto a pasar página en el periodismo del motor. Desde bien pequeñito, los coches han estado en el centro de mis intereses y (según cuentan mis padres) ya con 3 años dejaba alucinada a la gente porque sabía reconocer la marca y el modelo de los coches que veía. La curiosidad es algo fundamental para un periodista, y ¡cómo no iba a sentir curiosidad por los coches del futuro y las tecnologías que los harán posibles!

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.