Featured Tecnología HC

¿Es realmente ‘de fiar’ la conducción autónoma?

Hace dos décadas, el coche autónomo era poco menos que ciencia ficción. Diez años atrás era una posibilidad real, pero aún lejana. Hoy, aunque todavía minoritaria, es una tecnología cada vez más solvente, y la industria de la automoción está convencida de que conformará los vehículos de un futuro no muy lejano.

Imagen representativa de la conducción autónoma

Aunque aún a día de hoy lo normal no es ver coches autónomos por nuestras calles, sí es cierto que tampoco nos suena raro que ya haya vehículos con estas tecnologías circulando por las calles. Sin embargo, las noticias -más virales- que nos llegan, son mayoritariamente malas, de accidentes o fallos en el sistema de conducción autónoma. Pero, ¿realmente funcionan mal?

Los datos de la conducción autónoma

Para responder a esa pregunta es necesario comenzar echando un vistazo a los resultados que arrojan organizaciones como la Administración de Seguridad de Tráfico de Autopistas de Estados Unidos -NHTSA-. Las investigaciones realizadas por esta organización demuestran que suceden 9,1 accidentes por cada millón de vehículos autónomos, cifra superior por más del doble que los 4,2 accidentes en vehículos convencionales.

Tesla, principal valedor y exponente de este tipo de tecnología, tuvo que retirar hace unos meses de la circulación más de dos millones de coches tras la investigación realizada por el NHTSA, principal regulador de seguridad automotriz de EE. UU. Estas medidas afectaron a los Model S, Model X, Model 3 y Model Y.

Entre los documentos obtenidos por la agencia se podían observar que los vehículos que usaban este sistema de conducción autónoma en su versión Beta, en ocasiones tenían comportamientos erráticos que suponían un gran riesgo. En estos documentos, encontraron que algunos vehículos experimentaban problemas al conducir por las intersecciones. Por ejemplo, avanzaban a través de carriles en dirección contraria, cuando el semáforo se encontraba en amarillo sin tomar las precauciones necesarias, o entraban a intersecciones donde tenían una señal de stop sin detenerse completamente.

Tesla, modo, elon, conducción automática, despegar, manos, volante, fsd,

¿Cuál es la solución?

En primer lugar, queremos dejar claro que la seguridad en la conducción de vehículos autónomos es una pieza crítica para la futura adopción de estas tecnologías. Por eso, es de suma importancia que Tesla y otras empresas del sector trabajen duro para garantizar la seguridad y la confianza del público en sus productos. También cabe recordar que los usuarios tienen cierta responsabilidad, a día de hoy la inmensa mayoría de vehículos contienen funcionalidades de nivel 1 ó 2, lo cual implica que la responsabilidad última de la conducción es nuestra, por lo que siempre hay que estar atento a lo que sucede en la carretera.

La importancia de la IA

Un estudio realizado por la Universidad Bar-Ilan -Israel-, destaca la interacción entre los niveles de confianza de la inteligencia artificial y los procesos de toma de decisiones, utilizando el deep learning, la IA puede aprender como lo haría un humano. Según uno de los investigadores: “En el contexto de los vehículos autónomos, cuando la confianza en la identificación de una señal de tráfico es excepcionalmente alta, el sistema puede tomar decisiones de forma autónoma. Sin embargo, en escenarios donde los niveles de confianza son más bajos, el sistema solicita intervención humana, garantizando una toma de decisiones cautelosa e informada.”

Según los investigadores, “las arquitecturas de deep learning pueden alcanzar niveles de confianza más altos para una parte sustancial de situaciones, manteniendo al mismo tiempo una confianza media muy alta”. En resumen, gracias a esta tecnología, la IA puede garantizar una mayor seguridad sin perder rendimiento.

Periodista en formación por la Universidad Complutense de Madrid. Desde que tengo uso de razón el mundo del periodismo y la comunicación en general me han apasionado, teniendo claro desde una temprana edad que quería dedicarme a ello. Siempre he sido un gran aficionado de los deportes, y como no, el deporte del motor, empezando por la Formula 1 y expandiéndose a todo tipo de categorías conforme iba creciendo. Por ello, Hackercar me brinda la oportunidad de crecer en el ámbito periodístico y ampliar mi conocimiento alrededor de los avances tecnológicos en el mundo de la automoción.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.