Expertos HC

¿Es posible monetizar los datos de los coches conectados?

Los coches conectados generan una cantidad ingente de datos, frecuentemente utilizados para mejorar servicios. Pero tanta información tiene un jugoso valor económico. ¿Qué se podría hacer con él?

Big data y movilidad

Hoy en día, el automóvil está camino de convertirse en el dispositivo móvil más sofisticado. Para ser más claros, esto sucederá porque son los elementos que lideran la Monetización de las Cosas -MoT-. 

No está lejos el momento en que los coches nos registren en hoteles, organicen nuestros horarios, hagan reservas en restaurantes, cines o paguen la gasolina o el estacionamiento… Todo esto -y más- sin la más mínima intervención humana.

Los datos del vehículo están demostrando ser de vital importancia para mejorar la seguridad y elevar la experiencia de cliente. Debido a la creciente conectividad de los vehículos, los datos se están convirtiendo en uno de los objetivos clave para los fabricantes de equipos originales, las empresas emergentes, los proveedores de servicios y los distribuidores.

El camino hacia la monetización, sinónimo de éxito

Hoy en día, los fabricantes de equipos originales de automóviles tienen un tesoro de datos en forma de telemática, GPS, ventas, CRM y servicio, etc. Sin embargo, la tarea de monetizar los datos aprovechando los conocimientos se encuentra todavía en sus etapas iniciales.

La monetización de datos consiste, principalmente, en producirlos, institucionalizar su procesamiento y aplicaciones específicas. La identificación de su uso es fundamental para la monetización de datos; sin embargo, una vez que lo definimos la siguiente pregunta es “¿cómo los valoramos?”.

La tarea de monetizar los datos aprovechando los conocimientos se encuentra todavía en sus etapas iniciales.

Idealmente, la justificación de los precios debería basarse en dos segmentos principales: los conocidos y los que están aún por conocer. Por un lado, cuando la comprensión de los primeros es evidentemente clara -por ejemplo, telemática, UBI, datos de ubicación, datos GPS-, el precio se basa esencialmente en el valor creado por éstos frente a lo que está dispuesto a pagar el consumidor. Por otro, cuando se desconoce el uso uso final de los datos, su valor se determina mediante ​subastas, la demanda y la oferta y las pruebas A/B.

En términos generales, existen tres factores clave para fijar el precio de los datos, comenzando por el coste de adquisición -que es la línea de base para la generación de datos-, seguida de voluntad del consumidor -principalmente derivado del valor creado por los datos- y, finalmente, los servicios de valor agregado -en términos cualitativos-.

Se espera que el mercado de los servicios de los coches conectados alcance de 450 a 750 mil millones de dólares para 2030, desbloqueando los intereses de los fabricantes originales y dándoles la oportunidad de manejar las necesidades de movilidad de los clientes al presentar la oportunidad de monetizar los datos. Esto viene con beneficios adicionales de profundizar las relaciones con los clientes y mejorar el valor de vida del cliente.

India: el gran mercado

El mercado de la monetización de datos de automóviles es enorme y se extiende mucho más allá de los nuevos modelos. También están disponibles para más de 152 mil vehículos fabricados en India desde 2013, año en el que el puerto de diagnóstico a bordo -OBD- II se convirtió en obligatorio para todos los vehículos en India.

Se espera que el mercado de los servicios de los coches conectados alcance de 450 a 750 mil millones de dólares en 2030

De hecho, los puertos ODB se están convirtiendo en el punto de entrada para un número cada vez mayor de aplicaciones móviles conectadas a la nube y diseñadas específicamente para automóviles. Así, ofrecen una fuente potencialmente lucrativa de monetización de datos continua para los proveedores de servicios.

El camino que queda

Su atención en el automóvil es el próximo campo de batalla para que los operadores digitales innoven e influyan profundamente en el precio de los vehículos o cómo los clientes pagan por los automóviles, los servicios digitales en el coche, su seguro u otras funciones relacionadas. Pronto, todas las redes de transporte se ejecutarán de manera inteligente utilizando el funcionamiento basado en la nube. Así, no hay una sola posibilidad que pueda descartarse al intentar determinar a dónde nos pueden llevar estas innovaciones.

Sin embargo, una cosa que sabemos con certeza es que las empresas necesitarán monetizar con mayor agilidad si desean sacar provecho de las atractivas oportunidades de ingresos de Internet of Cars.

*Artículo escrito por Aseem Goyal y publicado originalmente en ET Auto.

Avatar
La redacción de HACKERCAR la componen periodistas que trabajan en colaboración con expertos en tecnología y ciberseguridad. Hablamos de vehículos, de movilidad, de consejos... y también nos gusta el formato audiovisual. ¿Tienes algún tema que te gustaría que tratásemos o investigásemos? Escríbenos a redaccion@hackercar.com

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.