Movilidad

Oficial: esta es la última década con Mercedes gasolina y diésel

Primero se hablaba de 2040... ahora del año 2035, pero parece que los plazos se van a acelerar e, incluso, las propias marcas intentarán acortarlos para presumir delante de todo el mundo de algo: ser el primer fabricante en abandonar los motores de combustión.

imagen futuros modelos eléctricos mercedes
Mercedes-EQ Family Immendingen 2021; Ola Källenius, Vorstandsvorsitzender der Daimler AG und der Mercedes-Benz AG Mercedes-EQ Family Immendingen 2021; Ola Källenius, Chairman of Daimler AG and Mercedes-Benz AG

Que una marca como Tesla sólo venda eléctricos por supuesto que tiene mérito, pero ese mérito es aún mayor para un fabricante que lleve toda su vida -de más de cien años- vendiendo productos con motores de combustión y deba redefinir toda su estrategia y producción a los tiempos que vienen.

Es el caso de Mercedes, que desde hace ya unos años comenzó una ofensiva eléctrica que ahora sabemos cómo concluye… y, sobre todo, cuándo: en 2030, con la desaparición en su oferta de los vehículos de tipo turismo con motor gasolina, diésel o híbrido. Y es que cumplir con esos plazos es algo más que un ‘dicho y hecho’: hay varias acciones llevadas a cabo por la marca alemana que van a desembocar en ese futuro totalmente eléctrico.

Por ejemplo, para empezar, los modelos que ya empiece a desarrollar a partir de 2025, en todos los segmentos en los que está presente, se basarán en plataformas totalmente eléctricas. De esta manera, cualquier cliente podrá elegir una versión totalmente eléctrica de todos los modelos que vea en el catálogo de la marca.

Y, curiosamente, parece ser que el segmento que mejor preparado está para esa transición es el de los coches más lujosos; en el caso de Mercedes, el recién lanzado EQS es la mejor demostración práctica. Por otra parte, hacer esto no sería posible si la marca no sigue siendo rentable, ya que supondrá una profunda redistribución del capital, pero parece que lo tienen todo controlado: “Gracias a nuestra plantilla altamente cualificada y motivada, estoy convencido de que tendremos éxito en esta emocionante nueva era”, ha asegurado Ola Källenius, Consejero Delegado de Daimler AG y Mercedes-Benz AG.

Como es lógico, para que todo esto pase hace falta muchas y potentes inversiones, como los más de 40.000 millones de euros que se van a gastar en I+D entre los años 2022 y 2030. Buena parte de esa cantidad irá a parar a tres nuevas plataformas totalmente eléctricas: la MB.EA para turismos de tamaño medio y grande, y que será sobre la que pivote buena parte de la gama. La AMG.EA, pensada para eléctricos de altas prestaciones; y la VAN.EA, para furgonetas y vehículos comerciales ligeros.

En este plan tecnológico también es importante lo que llaman la ‘integración vertical’; Mercedes ya ha integrado la planificación, el desarrollo, las compras y la producción de sus sistemas de propulsión bajo un mismo techo, y subcontratará la tecnología de propulsión eléctrica;por ejemplo, ha adquirido la empresa británica de motores eléctricos YASA, que tienen una tecnología única en motores de flujo axial que será clave para el desarrollo de una nueva generación de propulsores de un rendimiento muy elevado.

Y luego está el tema de las baterías: como es lógico, a más eléctricos, más necesidad de baterías que los surtan de electricidad. Por eso van a levantar hasta ocho giga-factorías para producir celdas y hacerlo en todo el mundo; se suman a su vez a las nueve ya previstas para la construcción de sistemas de baterías. Al igual que los propulsores, las baterías incorporarán cada vez más nuevas tecnologías con el fin, por ejemplo, de mejorar su densidad y lograr mayores autonomías.

Sólo triunfarás… si lo haces fácil

Por otro lado, van a trabajar en que lo que es el proceso de carga sea cada vez más sencillo, con lo que llaman el ‘Plug&Charge’, es decir que el cliente llegue, enchufe, cargue y desenchufe sin pasos intermedios en cuanto a verificación y procesamiento del pago. El primero que lo va a ofrecer es su nuevo modelo EQS. También los clientes dispondrán de cada vez mayor número de puntos de carga rápida y super-rápida, así como crear ciertos lugares de recarga VIP para los clientes más premium.

No menos importante será la adecuación del personal de la marca a lo que es un nuevo tipo de productos; se prevén planes de recualificación, pre-jubilaciones y nuevas incorporaciones -por ejemplo, sólo para trabajos relacionados con ingeniería de software van a contratar a cerca de 3.000 especialistas-. Además, dispone de las llamadas TechAcademies que ofrecerán a los empleados una formación específica centrada en cualificaciones que estén orientadas a este nuevo futuro.

¿Un pequeño anticipo de cómo terminará todo lo que está haciendo Mercedes? Pues lo veremos en 2022; se trata de un modelo que están desarrollando ahora mismo y que se llama Vision EQXX, que pretende ofrecer una autonomía real de más de mil kilómetros. consiguiendo un consumo por debajo de los 10 kWh en circulación por autopista. La idea es que toda la tecnología que incluya ese demostrador pueda irse incorporando a las nuevas plataformas eléctricas mencionadas con anterioridad.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.