Movilidad

¿Es el hidrógeno la solución para los camiones?

Al igual que el coche, el camión eléctrico está muy limitado por su autonomía, menor debido a su gran masa. ¿Cómo hacerlo útil para las largas distancias? La industria tiene una posible respuesta con la letra 'H'...

Imagen del prototipo Kenworth Zero Emissions

El fenómeno de la electrificación -al cual todos los constructores se adscriben ya- cae, como una cascada, sobre todos los tipos de vehículo que existen. Pero no a todos les afecta igual pues, aunque la tecnología sea la misma, debe alojarse en máquinas de dimensiones -y propósitos- muy dispares.

Y no todos sufren de igual manera los defectos, especialmente la espinosa cuestión de la autonomía. Porque si un coche urbano puede arreglárselas con un recorrido máximo de 200 km por carga, para un camión -por ejemplo- tal distancia es insuficiente.

En el caso de estos ‘gigantes de la ruta’, su elevada masa -de varias toneladas- requiere más esfuerzo al propulsor para su desplazamiento, lo cual conlleva un desgaste más acelerado de la energía disponible en la batería. Por ello, necesitan una forma de generar su propia energía… y, afortunadamente, la tienen.

En los últimos tiempos, el transporte pesado ha vuelto la vista hacia el hidrógeno como medio para conseguir vehículos tan capaces como los tradicionales de combustión. No en vano, el sector de la logística posee una actividad incesante, que no deja de crecer gracias al impulso de la venta online. Por ello, los camiones del futuro necesitan acometer con solvencia el mismo trabajo que aquéllos. Y en las mismas condiciones.

Convoys ‘a pilas’

En la reciente NACV -la feria del vehículo comercial más importante de Norteamérica-, la firma estadounidense Kenworth expuso su prototipo de cabeza tractora impulsado por pila de combustible.

Éste ha sido desarrollado en colaboración con Toyota. La firma japonesa aporta al proyecto los elementos de la planta motriz tales como las células de hidrógeno, los tanques del mismo, el circuito de alto voltaje y los sistemas de control. Todos estos mecanismos se integran en el chasis de un Kenworth T680.

A pesar de que la tirada prevista de estos camiones será corta –diez unidades, de las cuales se han construido ya cinco-, ya tienen trabajo esperándoles. Antes de que termine este año, el primero de ellos ya estará operando en el puerto de Los Ángeles, de la mano de la división Toyota Logistics. Conforme avance el tiempo, otros clientes ‘vecinos’ -como UPS o TTI– tendrán uno de estos camiones sirviendo en sus instalaciones.

Diego García
Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.