Salones

Ya falta menos: el Fiat eléctrico que querrás comprar

Sigue la cuenta atrás para la lleva del urbano de Fiat que lo va a cambiar todo: será un modelo eléctrico, conectado, digital y de precio razonable.

Imagen tres cuartos del nuevo Fiat Centoventi

La espera se está haciendo larga, pero va a merecer la pena. Fiat es toda una especialista en micro-urbanos, y lo lleva tiempo demostrando, porque cada vez que lanza uno se convierte en todo un fenómeno de ventas en media Europa. ¿Los dos últimos ejemplos en 15 años? Los Panda y 500.

El siguiente que va a convertirse en un objeto de deseo y un vehículo perfectamente pensado como para pensar en adquirirlo -aunque nunca te hubieses planteado tener un Fiat- va a ser el Centoventi. O, mejor dicho, el vehículo que derivará de este concept. De todas formas, que esa palabra -normalmente asociada a coches futuristas que tienen poco de real- no te engañe.

Y es que si lees detenidamente la información que la marca lleva proporcionando de este modelo desde hace más de un áño -se presentó en el Salón de Ginebra de 2019-, de lo que te das cuenta es de que la casa de Turín habla de este urbano como algo que será una realidad en un futuro… aunque no tan cercano como se esperaba en un principio.

De hecho, la idea es que el coche definitivo llegue a los concesionarios en 2022. Eso sí, lo hará, en palabras de la propia Fiat, con el objetivo “democratizar la movilidad eléctrica”. ¿Eso en que se traducen? Aseguran que será más asequible que el coche eléctrico más barato de la actualidad; con esa vara de medir, teniendo que cuenta que el cuatro puertas eléctrico más asequible del mercado español ronda los 18.000 euros -con descuentos de la marca, pero sin incluir subvenciones gubernamentales-, podemos hacernos una idea de dónde se podría situar el vehículo trasalpino.

Mientras tanto, el pequeño Fiat se está dedicando, incluso en su forma de concept, a acumular premios. Por ejemplo, este 2020 ya ha recibido dos. Allá por el mes de enero, el Centoventi se hizo con el ‘Premio Especial del Jurado de los Trophées Argus 2020’. Se trata de los galargones que otorga una prestigiosa revista francesa, tras las deliberaciones de un jurado compuesto por 18 personas que tuvieron que elegir entre un total de 60 modelos.

Un jurado que ha declarado que “su aspecto, que recuerda a un Panda renovado, nos ha conquistado. Esperamos con impaciencia ver el Concept en producción”.

Más recientemente, este mes de mayo, el Centoventi ha logrado ganar en la categoría ‘Concept Car’ de los premios Car Desing Award, donde un jurado compuesto por nada menos que 18 directores de centros de diseño de fabricamentes de automóviles de todo el mundo han considerado al pequeño Fiat como “un coche revolucionario que destaca por su innovador concepto modular y el uso excepcional de colores y materiales”.

Trucos y tecnología para abaratar precios

Conseguir que este modelo en su versión eléctrica cueste como una versión de combustión equivalente será posible por el propio concepto en sí del vehículo y por muchas de las soluciones tecnológicas que incluirá, algunas de ellas sorprendentes y nunca vistas en el mundo del automóvil.

Por ejemplo, comenzando por el exterior, el Centoventi sólo se va a fabricar en un único color -parecido a un gris metálico-: luego será el cliente quien lo decore a su gusto con cuatro tipos de techos, de pasos de rueda, de paragolpes y de ‘envolturas’ exteriores.

Una primicia está ubicada en el portón, cuya parte inferior no es una chapa… sino una pantalla digital que se alimenta a partir de las células solares que se pueden instalar en el techo -capaces de generar 50 varios de energía-.

Cuando el coche está en movimiento, en esa pantalla solo se ve el logo de Fiat, pero si el coche está parado se puede utilizar, por ejemplo, como soporte publicitario para mostrar anuncios -la marca lo llama ‘modo messenger’-. Puede ser una forma interesante por la cual una marca nos pague lo que cuesta el estacionamiento… utilizando nuestro coche para promocionar alguno de sus productos.

Interior del Fiat Centoventi con una doble pantalla digital.

Del interior, destaca que tanto el salpicadero como el interior de las puertas están repletos de multitud de pequeños orifcios. ¿El motivo? Están pensados para acoplar todo tipo de accesorios con los que cualquier usuario puede personalizar el vehículo y que se acoplan a modo de piezas de lego: portaobjetos, portabotellas, altavoces… y así hasta 114 accesorios diseñados por el especialista Mopar.

Imprime las opciones… en tu casa

No suena muy tecnológico, pero lo interesante e innovador es que muchos de esos accesorios se pueden comprar por Internet e instalar fácilmente en casa. No sólo eso: los más sencillos -como un soporte para documentos o un portavasos- se puede ‘fabricar’ utilizando una impresora 3D que tengamos en casa, aunque también es posible hacerlo en el propio concesionario o en una tienda de impresión especializada.

De serie, el Centoventi viene con un cuadro de mandos con pantalla de 10” a modo de instumentos… más un soporte donde instalar el móvil que actúa como centro de control del vehículo -navegador, música, mensajes…-.

La otra alternativa es una instrumentación que añade una segunda pantalla de 10”, de manera que el salpicadero queda presidido por un gran display de 20”.

En él se muestran todos los indicadores de asistentes a la conducción que estarán disponibles, como el avisador de obstáculos en el ángulo muerto, el estado de carga de la batería, el dispositivo de frenado automático…

Parte posterior del Fiat Centoventi, de aspecto sencillo pero con una pantalla integrada.

La parte mecánica también es original e innovadora; este urbano eléctrico de 3,68 m de largo, 1,52 m de alto y 1,74 m de ancho -es decir, algo más grande que un Panda– viene de serie con una batería que proporciona 100 km de autonomía.

A partir de ahí, y gracias a un ingenioso sistema situado bajo el piso del coche y gracias a una guía corredera, se pueden adquirir o alquilar otras tres baterías más. Se instalan en cuestión de pocos minutos y permiten ampliar la autonomía en 100 km adicionales por cada una de ellas.

Adicionalmente, hay una quinta batería que va situada bajo el asiento del copiloto, pensada para que el usuario la quite y la ponga con facilidad. De esta manera, puedes llevártela a casa, recargarla y volver a instalarla -el resto de baterías se instalan ‘enchufando’ el coche a una toma de corriente; la toma de carga se encuentra en la parte inferior del parabrisas-. De esta forma, y si contamos con todas las baterías, la autonomia total puede alcanzar los 500 km.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.