Hackerstyle

El último escaparate de Lexus es… una viñeta

Hubo un tiempo en que las marcas de coches no deseaban aparecer en las manifestaciones artísticas. Afortunadamente, parece cosa del pasado...

Imagen de un Lexus ES en una ilustración Manga

Quienes empezamos a buscarnos canas prematuras en nuestro cabello, recordamos cuando parecía que el cine y la televisión poseían, en exclusiva, el privilegio de mostrar coches reales. Mientras tanto, otras manifestaciones culturales -siendo el videojuego el caso más ‘sangrante’- debían conformarse con representaciones «que parecían… pero no eran».

Afortunadamente, esta costumbre ha quedado atrás con el paso del tiempo. Las marcas son conscientes del potencial de todas las artes como escaparate de sus productos. Y, ahora, nos encontramos en el punto inverso: no desperdician ninguna oportunidad para colocarlos… por extraña que se antoje.

Una de ellas ya ha sido objeto de conversación en este rincón de HACKERCAR por su singularidad: el ‘manga’. No en vano, cuesta encontrar un ejemplo de biografía más original que el de Soichiro Honda. Pero el manga puede ser mucho más que eso… Como, por ejemplo, un escaparate onírico.

De la carretera… al arte

Así es como lo ha hecho Lexus. La firma japonesa ha encargado a tres jóvenes ilustradores -apasionados de este particular estilo- que representasen un modelo de su elección… en el entorno o situación que aquél les inspirase.

Timothy Kong lo tuvo claro: optó por fusionar el manga y el anime con influencias de la pintura europea clásica. Con esta base, creó una escena fantástica en la que un ES huye a gran velocidad de las llamaradas de un dragón. En sus palabras: «Escogí un dragón para resaltar el diseño valiente de los modelos Lexus. En la cultura japonesa, los dragones se representan como criaturas increíblemente poderosas que encarnan fuerza y coraje, y desafiar a uno se considera un acto muy arriesgado».

Imagen de un Lexus UX en una ilustración Manga

Yishan Li -artista autodidacta cuya obra figura en más de 30 tomos de cómics- ha decidido crear un paisaje evocador: una chica sentada sobre el capó de un UX, relajada frente al atardecer en la orilla del mar. Preguntada sobre el aspecto más complicado de la obra, respondió: «¡El coche! Tiene muchas curvas, muy precisas y elementos de diseño que hace que sea mucho más difícil de dibujar que los personajes».

Por último, el búlgaro Daniel Atanasov prefirió colocar al cupé LC en una escena que bien podría formar parte de sus ‘animes’ favoritos: escapando a toda marcha de una ciudad en llamas… con un misterioso guerrero -posiblemente inspirado en Yoshimitsu, personaje del videojuego ‘Tekken’- cabalgándolo desde el techo.

Así se sinceró el dibujante: «Fue la primera vez que me pedían que dibujara un coche real en una obra, y que lo incluyera como parte de una historia de ficción. El coche existe por sí solo, pero al mismo tiempo tiene una relación simbiótica con el hombre. Por eso no hay ningún conductor al volante; el coche es inteligente, autónomo y fiable».

Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.