Hackerstyle

El Skoda Enyaq también recibe la bendición del Papa

El Pontificado de Francisco I tiene una fuerte seña de identidad: la sostenibilidad. Especialmente, en lo que toca a sus desplazamientos, tal y como ha vuelto a mostrar en su última visita oficial.

Imagen del Skoda Enyaq trasladando al Papa Francisco I

Por unos alabado -y por los menos, criticado-, el paso del Papa Francisco I por el Pontificado Vaticano no está dejando a nadie indiferente. Y es que, si algo ha logrado su Santidad, es hallar la conexión entre la doctrina social de la Iglesia y las corrientes que, quizás para siempre, están transformando el mundo.

No en vano, muy numerosas son las encíclicas y homilías dirigidas a la juventud, a cuyo colectivo no sólo exhorta a seguir el camino cristiano, sino también a cuidar el entorno y ser tolerantes ante la diversidad, como formas de amar al prójimo y respetar la obra divina.

Al igual que sus antecesores, Francisco I demuestra sus palabras con su movimiento: ya son decenas los países que han gozado del privilegio de su visita oficial. El último de ellos le ha conducido hasta Eslovaquia. Sin embargo, en todos estos viajes, el Estado Vaticano sigue un estricto protocolo: una vez que el avión de su Santidad -siempre los de Alitalia- toque tierra, debe esperarle un vehículo acondicionado para la ocasión.

Voto de ‘silencio’

Ante la perspectiva de dicha visita al país vecino -y cuasi hermano-, la República Checa, a través de Skoda, ha cedido al Papa un ejemplar de una de sus últimas novedades. Evidentemente, el elegido ha sido el Enyaq, el ‘crossover’ eléctrico que ya está comercializando con éxito en toda Europa.

A fin de ofrecer la máxima comodidad en los desplazamientos institucionales del Sumo Pontífice, este Enyaq ha recibido algunos cambios. Por ejemplo, se ha suprimido el tintado de las ventanillas y luna de la parte posterior para permitir una visión más clara del exterior desde el habitáculo.

Asimismo, los técnicos de Skoda han colocado un segundo tirador interior en las puertas posteriores, lo cual permite ayuda en el momento de descender del vehículo. Una acción que se ha repetido con frecuencia en la agenda de Francisco I en el país eslavo, desarrollada entre la capital Bratislava, la ciudad de Kosice y Sastin, lugar de peregrinación para los católicos de la zona.

Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.