Featured Tecnología HC

El robot de Ford que ayuda a personas con discapacidad

El cobot Robbie demuestra que las personas con discapacidad y con movilidad reducida son capaces de afrontar multitud de tareas si se diseña un entorno de trabajo que se adapte específicamente sus necesidades.

Imagen de empleado de Ford con su cobot

Imagina que después de 30 años trabajando en una línea de producción de una marca de coches sufrieses algún tipo de lesión o problema de salud que afectara a la movildiad de tu hombro, tu muñeca… Seguramente pensarías que tu etapa profesional en ese sector habría tocado a su fin. Es muy probable que todo eso se le pasase por la cabeza a Dietmar Brauner, empleado de Ford.

Sin embargo, ahora está poniendo toda su experiencia al servicio de una mayor variedad de tareas gracias a un nuevo colega: un robot colaborativo al que ha apodado Robbie.

Robbie es el nombre del cobot, o co-robot, que entró en funcionamiento en la planta de Ford en Colonia, Alemania. Específicamente diseñado para ayudar a las personas con movilidad reducida y discapacidad en la realización de tareas que sin su ayuda hubieran sido difíciles o imposibles.

Imagen de empleado de Ford con su cobot

«A lo largo de los años, cada vez me resultaba más difícil hacer mi trabajo. Entonces, llega este pequeño robot y, para mí, es como tener un brazo extra, un brazo extra muy fuerte», asegura Dietmar. «Lo ha cambiado todo. Espero que abra la puerta a que otros como yo tengan la oportunidad de hacer, o seguir haciendo, los trabajos que les gustan».

 Después de una prueba de dieciocho meses, Ford decidió contratar a Robbie de forma permanente. Lo que significaría la introducción de nuevos cobots en otras plantas de fabricación, para permitir que todos los empleados puedan realizar diferentes tareas durante su trabajo en la línea de montaje, ampliando las oportunidades de trabajo a una gama más diversa de personas.

Dietmar y Robbie trabajan juntos arreglando las cubiertas de los motores. En trabajo de precisión, Robbie se mueve solamente cuando lo activa Dietmar y tiene sensores que detectan cuándo sus manos o dedos pueden estorbar.

Este proyecto de investigación ha sido premiado y cuenta con el apoyo de la Universidad RWTH de Aachen y de la Landschaftsverband Rheinland -LVR-, el mayor proveedor de servicios para personas con discapacidades de Alemania, que aportó 372.000 euros de financiación.

En el pasado, Ford introdujo otros cobots que se programaron para ayudar a los trabajadores de la línea de producción con procedimientos complejos, como el pulido de vehículos, y también utilizó un robot autónomo llamado ‘Survival’.

Soy un alma libre en busca de mi crecimiento personal y profesional. Sé que somos aves de paso y mi plan es vivir para dejar huella. Estudié ciencias de la comunicación en la Universidad Nacional de Piura, en Perú. Mis ganas por saber que hay más allá de mi zona de confort siempre me empujan en busca de nuevos retos y conocimientos, es así que trabajé en distintos sectores de la comunicación formando un perfil multidisciplinario. Actualmente pertenezco a la Asociación Mundial de Mujeres Periodistas y Escritoras, me encuentro en Italia finalizando mi segunda maestría, esta vez en Marketing e investigación de mercados y redacto para HackerCar, lo más resaltante sobre motores, tecnología y ciberseguridad, como parte del periodismo especializado. Me encanta el cine, la buena música, la moda, los autos de lujo y la manera en cómo los medios de comunicación influyen en las decisiones de compra de las personas.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.