Hackerstyle

El reto que Skoda ha lanzado a estos deportistas españoles

Dos astros del deporte con ruedas se intercambian sus 'monturas' por un día. ¿Cómo les fue, y qué impresiones recabaron de la experiencia?

Alberto Contador y Jose A Suarez frente al Skoda Fabia Rally2

Si no fuera por las sonrisas de la imagen, parecería un ‘duelo de gigantes’. Y no precisamente la vieja canción de Antonio Vega. Tan sólo es necesario echar un leve vistazo a los currícula de ambos. De un lado, Alberto Contador, apenas necesita presentación. Ganador de tres Vueltas, dos Giros y dos Tours -amén de clásicas como la París-Niza o la Vuelta al País Vasco-, disfruta de un agradable retiro tras su última gesta como ciclista profesional: aquella memorable victoria en el Angliru de 2017.

Una cumbre tan asturiana como quien se sienta frente al de Pinto. Su DNI dice que se llama José Antonio Suárez, pero en su trabajo todos le conocen como ‘Cohete’. Un apodo que este nacido en Pravia se ha ganado a pulso en los tramos de rallys, donde pasma con su velocidad y arrojo a quien lo ve pasar. A lo largo de los años, un gran número de copas y fórmulas de promoción han forjado una experiencia y un talento que, ahora, se encuentra a máxima potencia en la persecución del Supercampeonato de España de Rallys, certamen que orgullosamente encabeza.

En medio, Skoda, una marca que -ayer como hoy- permanece siempre cerca de ambos. Y que, aprovechando la casualidad, ha tenido a bien -a través de su filial española- reunir a estos dos astros, procedentes de mundos completamente distintos… con una idea ‘perversa’: un intercambio de papeles.

¿Zapatero… a tus zapatos?

Para el primer intercambio de la jornada, Contador tomó el liderazgo, animando a Cohete a probar un ejemplar de su bicicleta Magma -producto de la firma Aurum, de la cual es fundador-. Eso sí, no a ritmo cicloturista precisamente… sino más bien el que podría llevar un pelotón UCI profesional en una Gran Vuelta.

Así opinaba un cansado Cohete al terminar: «Es tremendo el ritmo que lleváis en carrera. No me imagino ir así durante todas las horas que dura una etapa, y mucho menos aguantar durante tres semanas de carrera en puertos míticos como Tourmalet, Zoncolan o el Angliru».

El exciclista madrileño asiente con una sonrisa, sabedor de que la ‘lección’ ha llegado a buen puerto. Pero le dura poco, porque ahora es su turno. Se acomoda en el asiento derecho del Fabia Rally2 del piloto asturiano, donde la vida puede pasar en un suspiro. Literalmente.

Alberto Contador y Jose A Suarez conversando

Aun sin rodar a su verdadero límite, la ‘venganza’ de Cohete está servida. El asombrado Contador explica así lo que significa un rally desde el ‘cockpit’: «Durante muchos momentos he pensado que íbamos al límite, no quiero ni pensar lo que hubiera sido si hubieras apurado al máximo. Es tremendo el ritmo que lleváis y todavía más lo que tenéis que arriesgar para arañar cada segundo al crono».

Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.