Novedades

El precio del Mercedes que menos gasta de la historia

El paso intermedio entre los modelos convencionales y los eléctricos puros tiene cada vez más integrantes. Nos referimos a los híbridos enchufables, que empiezan a llegar a todos los segmentos, incluidos los compactos de segmento premium.

Imagen tres cuartos delantero del Mercedes A250e

Hasta el día de hoy, los Audi A3 eTron y VW Golf GTE han vivido muy bien, sin prácticamente ningún rival -generalista o premium- que les hiciese sombra o competencia. Pero la cosa ha comenzado a cambiar.

Justo cuando estos dos modelos ya presentan sus segundas generaciones, les va a surgir un rival directo. Y no uno cualquiera: se trata de la versión híbrida enchufable del Mercedes Clase A.

En realidad, la tecnología que va a estrenar esta versión no es algo novedoso: el denominado A 250e recurre a la misma parte mecánica que ya hemos visto en el Clase B 250 e, es decir, que es el resultado de combinar un motor 1.3 turbo gasolina de 160 CV -el mismo que llevan numerosos modelos de la alizanza Renault Nissan- con otro motor eléctrico de 75 kW.

El resultado es una potencial final de 218 CV, que son suficientes para una muy buena aceleración -de 0 a 100 km/h en 6,6 segundos-, pero sobre todo un consumo medio sorprendente, con una media en ciclo WTLP de apenas 1,4 l/100 km.

El mérito de esta última cifra tiene que ver con la buena capacidad de la batería, de 15,6 kWh y que garantiza una autonomía de entre 64 y 72 km en modo completamente eléctrico -es decir, cumple con los requisitos para obtener la etiqueta ‘cero’ de la DGT-. Si se conecta a una toma de tipo Wall Box que cargue a 7,4 kW, el tiempo de recarga se estima en una hora y 45 minutos, si bien en una toma de corriente continua puede aumentar el nivel del 10 al 80%… en apenas 25 minutos.

Imagen interior del Mercedes A250e

Por cierto, que esta versión -que alcanza los 236 km/h- sólo se vende con tracción delantera, caja de cambio automática de ocho velocidades… y, quien lo desee, se puede decantar por una variante de cuatro puertas que es prácticamente idéntica en todo, salvo por su mayor longitud -4,54 m de largo por 4,41 m del compacto- y capacidad de maletero -35 litros más que el cinco puertas-.

Entre lo menos positivo, destacar que el volumen del maletero es algo inferior -baja de 355 a 310 litros-… y que la batería incrementa el peso del coche en unos notables 150 kg.

Es un Clase A en todos los sentidos

Tecnológicamente, tanto A 250e cinco puertas como el Sedán mantienen las características del resto de la gama; esto quiere decir que tecnológicamente son de los modelos más avanzados del momento, siendo el mejor ejemplo su interior.

Por ejemplo, está disponible el sistema multimedia MBUX dotado de su propio asistente virtual… pero que aquí añade funciones como la de poder preguntarle, de forma natural, por puntos de recarga cercanos. Por otro lado, también es la propia inteligencia artificial del vehículo la que, antes de emprender una ruta, tendrá en cuenta la orografía del trayecto, los lugares por los que discurre o la velocidad a la que se puede circular para recomendar el uso del modo eléctrico del coche, el modo híbrido…

Por otra parte, gracias al denominado ‘Mercedes me Charge’, se pone a disposición de los Mercedes enchufables un acceso preferente a una de las redes de carga más amplias del mundo, que engloba a más de 300 operadores diferentes de carga pública en toda Europa. En combinación con una tarjeta, una app en el móvil o desde el propio sistema multimedia del coche, se simplifica todo el proceso de carga y de pago.

En todo caso, hay que recordar que cuando este tipo de coche se queda sin batería eléctrica, lo que hace es que ‘tira’ del motor convencional para desplazarse, y que es propulsor, al mismo tiempo, puede ir generando energía que rellene la batería, aunque con un notable aumento del consumo medio del coche.

Imagen tres cuartos trasero del Mercedes A250e

Estos Clase A híbridos enchufables se ponen a la venta desde este mismo mes de abril, con un precio de partida de 39.350 euros para el cinco puertas y de 40.150 euros para el sedán.

Quien lo desee, y gracias a un acuerdo en España con Iberdrola, puede optar por instalar el paquete Plug&Go, que incluye un punto de carga en el domicilio del usuario del coche, la instalación del mismo certificada y con una garantía de tres años, una oferta especial para el suministro de energía y la posibilidad de cargar en la red de carga pública de Iberdrola durante seis meses de manera gratuita.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.