Empresas

El plan de Renault para ser más eficientes

La firma francesa rebaja sus previsiones de producción para 2024 en medio de un plan de reestructuración sin precedentes.

Imagen de una Fábrica Renault

Tras el anuncio de Nissan acerca de sus futuros planes de reestructuración -entre los cuales destacó el cierre de sus plantas en Barcelona-, era obvio que el turno de hacer lo propio pasaría al siguiente miembro de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi.

La firma del rombo presentó el viernes un agresivo plan con el objeto de optimizar al máximo sus procesos, tanto fabriles como de I+D. Dicho plan busca ahorrar más de dos billones de euros en más de tres años, como requisito imprescindible para mantener la competitividad de la marca y permitir su futuro desarrollo dentro del marco de la Alianza.

La principal partida de recortes se centrará en los costes de desarrollo. Para liberar 800 millones de euros en este apartado, Renault aumentará la estandarización de componentes entre sus modelos, así como también entre los de las marcas del grupo. Asimismo, concentrará sus estrategias tecnológicas más valiosas en los centros que posee en la periferia de París.

El segundo gran ahorro -cifrado en 700 millones de euros– procedería de una optimización de costes general. Aquí la firma gala desea alcanzarlo gracias a la digitalización, aplicada tanto a las acciones de márketing como a sus procesos internos.

Una reconversión en ciernes

Finalmente, para alcanzar un ahorro previsto de 650 millones de euros Renault llevará a cabo una profunda renovación de sus plantas. Si bien no afectaría -en principio- a las que posee en España, varias situadas en el extranjero -como, por ejemplo, las que mantiene con Dacia en Rumanía y Marruecos- verán suspendidos sus planes de expansión. En total, el proyecto de resignificación podría suponer -según los cálculos de la firma- el despido de hasta 14.600 empleados.

Dentro de Francia, aproximarse a la ‘Industria 4.0’ traerá profundos cambios en varias de sus factorías. Entre ellas, las de Douai y Maubeuge se postulan para convertirse en la principal productora de los modelos eléctricos del rombo. En cuanto a la de Dieppe -hogar del deportivo Alpine-, su futuro deberá esperar al fin de la vida comercial del A110.

Otro movimiento destacado es la extinción de su ‘joint venture’ con la china Dongfeng, lo que implica que Renault abandonará el mercado asiático en favor de otras marcas del consorcio.

Diego García
Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.