Concepts y prototipos

Así es la primera copa monomarca… eléctrica

Tenía que llegar algún día. Con el auge del vehículo eléctrico, era cuestión de tiempo que alguien propusiese llevarlos a los tramos de rally. ¿Tendrá este coche más desafíos que afrontar, aparte del cronómetro?

Imagen frontal del Opel Corsa-e Rally

Los coches eléctricos, en los últimos años, están rompiendo barreras casi todos los días. Los avances de la tecnología ya hacen posible que puedan aguantar el ‘trote’ de tu día a día en la ciudad. Incluso los hay capaces de afrontar viajes largos con la plena seguridad de que la batería no fallará en el peor momento.

Incluso en competición están ganándose su propio hueco. La conocida Fórmula E lleva ya la friolera de nueve años demostrando que la electricidad, el volante y la emoción pueden juntarse en la misma frase. Pero en el mundillo de las carreras existe una tipología que todavía no han logrado conquistar: los rallies. Ahora, Opel busca cambiar esa situación.

Talentos ‘chispeantes’

La firma del rayo ha encontrado una oportunidad única para este desafío. Por un lado colabora con ADAC en su Rallye Cup, una copa de promoción destinada a jóvenes pilotos que se integra dentro del campeonato alemán de rallies.

Imagen posterior del Opel Corsa-e Rally

En las últimas temporadas los participantes corrían con el Adam R2, un coche que ya está obsoleto tanto en lo comercial -está al final de su ‘vida’- como en lo deportivo ya que marcas como Ford -por ejemplo- estrenaron este 2019 sus nuevos R2. Por ello, los de Rüsselsheim han desvelado recientemente que su sustituto será el futuro Corsa-e.

Sin embargo, aquí comienzan las dificultades para el nuevo modelo. En primer lugar, debe cumplir los requisitos técnicos impuestos por la FIA para obtener la homologación de la categoría R2, que es hoy la más utilizada para los ‘coches-escuela’ como éste.

Según se desprende del comunicado oficial, no parece que el propulsor eléctrico vaya a recibir mejoras prestacionales: conserva los mismos 136 CV de la versión de calle. Eso sí, el interior aligerado contribuirá -seguramente- a mejorar sus capacidades dinámicas. Y, por supuesto, aunque no sea tan rápido como sus rivales sí contará con su mismo equipo de seguridad.

Imagen en acción del Opel Corsa-e Rally

Otra duda razonable surge si pensamos en la batería que, presumiblemente, también será la del modelo de producción. Sus 330 km de autonomía pueden ser suficientes para los tramos, pero en los ‘enlaces’ -el recorrido en carretera abierta entre un tramo y el siguiente- puede ser necesaria alguna recarga rápida que, además, no retrase a los tripulantes en su llegada al control de tiempos.

Todavía está por ver cómo se resolverá esta cuestión. No obstante, algunas copas promocionales no comparten todo el rutómetro del rally con el resto de categorías, siendo su kilometraje algo menor. Las incógnitas se despejarán en 2020, cuando arranque la Opel E-Rally Cup. ¿Quién será el primer campeón de los rallies eléctricos?

Diego García
Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.