Movilidad

El Opel Corsa-e se lleva una victoria… por ser ‘regular’

Este urbano eléctrico, fabricado en España, ha conseguido imponerse en una competición automovilística muy peculiar: la Copa de Regularidad FIA E-Rally 2020. Y lo consiguió... humillando a Tesla. ¿Cómo es posible?

Imagen de un Opel Corsa ganador del rally de regularidad

La planta zaragozana de Figueruelas lleva desde 1982 fabricando el Corsa. Pero nunca, hasta 2019, había ensamblado una variante eléctrica como la que estrenó el año pasado este urbano. Una versión que está teniendo bastante demanda dentro de la gama, como demuestra el hecho de que el 16% de los Corsa que salen de la factoría sean ‘cero emisiones’.

Pues bien, 13 meses después de que ese modelo iniciarse su periplo productivo, ahora el Corsa-E presume de haber conseguido algo muy interesante: una victoria en un campeonato de regularidad. Concebido por la FIA con el objetivo de incentivar -y mostrar las ventajas- de las energías alternativas en el mundo del automovilismo, el llamado ERRC ha ido ganando relevancia cada año.

Es un certamen reservado para modelos de producción y estrictamente de serie -sin ningún tipo de preparación-, donde las pruebas combinan un rally de regularidad cronometrado a la décima de segundo con una clasificación de eficiencia en la que tiene en cuenta el consumo en kWh de estos modelos.

Aunque la idea inicial era que el certamen de 2020 tuviese ocho pruebas, la situación provocada por la pandemia hizo que el calendario se viese acortado, dando comienzo durante el verano. Aún así, ha resultado ser la edición más dura de todas, con nada menos que cinco campeones internacionales en liza. ¿Entre las marcas participantes? Nada menos que 12, como VW, Renault, BMW, Mercedes y Tesla.

El Opel Corsa-e tuvo a los mandos a la pareja Artur Prusak como piloto -que ya sabe lo que es ganar este certamen en 2015 y 2016- y a Thierry Benchetrit como copiloto; empezaron a mandar ya en la primera prueba en Islandia, consiguiendo después sendos podiums en los eventos restantes, celebrados en Portugal y España.

Imagen de un Opel Corsa ganador del rally de regularidad

Al fina, el Opel Corsa-e estableció un consumo energético medio de 12,7 kWh por 100 km durante todo el campeonato, que es un registro muy bajo y que no igualó ningún otro contrincante. Según Prusak, el secreto está… en la suavidad: “debes practicar una conducción lo más suave posible para mantener las velocidades medias especificadas por el reglamento, sin desperdiciar energía”.

Hay que recordar que este Corsa, que se puede conseguir en nuestro país en estos momentos con descuentos muy interesantes, es un urbano de cinco puertas con un potente motor de 136 CV y una batería de 50 kWh capaz de proporcionar una autonomía media de 337 km.

En cuanto a la clasificación final del campeonato, el resultado fue el siguiente en cuanto a las marcas participantes:

  1. Opel 78
  2. Volkswagen 70.5
  3. Renault 45
  4. MG 36
  5. Peugeot 24
  6. BMW 22,5
  7. Hyundai 18
  8. Kia 18
  9. Nissan 15
  10. Mercedes 3
  11. Tesla 1.5

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.