Novedades

Ioniq 5: el futurista coche eléctrico de Hyundai ya está aquí

Sabíamos que el Ioniq 5 llamaría la atención por su rapidez de carga -100 km en cinco minutos-. Pero ahora que lo hemos visto al natural, también sabemos que será diferente por su curioso diseño.

Imagen tres cuartos delantero del Ioniq5

Hyundai ya trabaja como accionista de la principal red de carga ultra rápida de Europa, la cada vez más conocida Ionity. Materializado un año después de su anuncio, el acuerdo pretende que los eléctricos de nueva generación del grupo coreano -como el Ioniq 5 del que hablamos a continuación- se beneficien de la expansión por las carreteras europeas de esta red de ‘electrolineras’ de alta potencia. Todo ello forma parte de una estrategia para incentivar una movilidad cero emisiones.

Ionity surge en 2017 con el propósito de poner solución a la falta de infraestructura de carga rápida en el continente europeo -hasta ese momento, monopolizada por los supercargadores de Tesla-.

Hyundai e Ionity ya trabajan juntos

Funciona con el estándar europeo CCS -Combined Charging System- y lo que aseguran que les diferencia de sus competidores es el uso de energías 100% renovables. Así, los usuarios de vehículos eléctricos que lo deseen podrán viajar sin emisiones y ayudando a reducir la huella de CO2.

La ventaja para los conductores de un Hyundai eléctrico es que podrán recargar sus coches en las redes Ionity por un precio menor al establecido. En la actualidad, el kWh que vende se fija en 0,79€ -el más caro de todos los que hay-, pero para los socios de la marca los precios se encuentran entre 0,31-0,39€/kWh.

Deficiencia de redes

El consorcio Ionity, del que también forman parte ya el Grupo Volkswagen, BMW, Ford o Mercedes, prometió que para finales de 2020 habría repartidas por toda Europa cerca de 400 estaciones con el logo de su marca. Sin embargo, quizá también debido al retraso que ha supuesto para casi todo la pandemia mundial, lo cierto es que el número ronda las 300. Ni siquiera las 45 que están en proceso le acercan al objetivo marcado.

En España la incursión de Ionity de momento es casi anecdótica. Hasta ahora son ocho las estaciones de carga instauradas por la península: Barcelona, Lérida, Murcia, Oviedo, Madrid, Ciudad Real, Pamplona y Zaragoza. En 2021 hay programados otros siete puntos de carga en Badajoz, Salamanca, dos en Huelva, Málaga, Lugo y Burgos.

El primer Hyundai beneficiado

El Ioniq 5 es el debutante de la saga de los Ioniq, es decir, los coches eléctricos con identidad propia que ofrecerá este fabricante coreano. Ya sabemos que estos coches van a contar con una plataforma completamente inédita -llamada E-GMP-. El coche, que es un SUV de tamaño medio-grande, resulta muy llamativo… incluso por diseño, con un estilo futurista y minimalista. Algo parecido a lo que ya es uno de sus principales rivales: el VW ID.4.

Imagen tres cuartos trasero Ioniq5

Uno de los primeros elementos que nos ha sorprendido del coche es… su tamaño. Y es que con sus 4,63 m de largo o 1,60 m de ancho se aproxima a SUV eléctricos como el Ford Mustang Mach-E o el Skoda Enyaq. ¿Por qué parece mucho más compacto? En primer lugar, por su enorme distancia entre ejes de nada menos que tres metros, que es habitual en berlinas de superlujo.

Luego están las llantas, con un tamaño de 20″ -con un diseño en forma de turbina y, por cierto, con una orientación diferente según mires el coche por un lado y por otro- y que ‘aligeran’ mucho la apariencia del vehículo. Además, el hecho de que no exista una tercera ventanilla lateral también termina por ‘engañar’ sobre las auténticas proporciones de un modelo que es diferente.

Un buen ejemplo son sus paragolpes y cómo se integran con los demás elementos de la carrocería. Por cierto, que el delantero incluye unas tomas de aire ‘dinámicas’ que se abren o cierran según las necesidades de ventilación del interior. Pero eso no es todo: el techo ‘solar’ hace de verdad honor a su nombre, y gracias a sus células es capaz de generar energía para que la utilice la bateria del coche, llegando a proporcionar un plus real de autonomía.

¿Y los faros? Reciben la denominación ‘parametric pixel’, porque se componen de multitud de diminutos cubos de luz, algo que se nota de forma más evidente en la parte trasera. En cualquier caso, esta identidad visual parece que a quedar reservada para los modelos de la marca Ioniq -ya se anuncia que tras el ‘5’, llegará una berlina llamada ‘6’ y un SUV de mayor tamaño que será el ‘7’-.

Imagen interior del Ioniq 5

El habitáculo tambiés es muy original; con la ya mencionada distancia entre ejes, el espacio disponible es enorme. Como los motores eléctricos ocupan poco espacio y no hay un túnel de transmisión o línea de escape que recorra la parte inferior del coche, el piso es totalmente plano. Además, hay elementos muy de monovolumen, como la consola central móvil hasta 140 mm -como la que ofrecían los Renault Scénic-, enchufes de 230V -como los de casa: uno en las plazas traseras y otro para utilizar fuera del vehículo-, asientos delantero tipo avión que se pueden reclinar y disponen de sus propios reposapiés…

Y, cómo no, hay mucha tecnología. El ejemplo perfecto es la doble pantalla de 12″ que hacen las veces de instrumentación y sistema multimedia, ubicadas una al lado de la otra y de apariencia muy futurista -en realidad, como todo el interior con sus tontalidades en blanco-. La situada más en el centro permite acceder a las funciones conectadas que Hyundai denomina BlueLink… que, entre otras cosas, permite que el usuario pueda controlar funciones desde el móvil.

Desde el teléfono se puede gestionar y programar todo el proceso de carga… pero también ayuda a que desde dentro del coche el conductor acceda a rutas de navegación con estado del tráfico en tiempo real, o también conocer dónde están los puntos de carga más próximos, el tipo de carga que ofrecen…

Sencillamente tecnológico

El salpicadero es muy esquemático, con mandos táctiles también para la climatización. Eso sí, se conserva una fila de botones físicos para el volumen, ajustes del coche, sintonizador, activación de las cámaras de ayuda al aparcamiento…

Entre los gadgtes tecnológicos también destaca el sistema de proyección de datos en el parabrisas -HUD- dotado de realidad aumentada, algo que según la marca convierte el parabrisas “en una pantalla de visualización”. En él se muestran datos de la navegación, información de la conducción y de los asistentes, siempre de forma muy natural frente a los ojos del conductor.

También se estrena un asistente virtual, para que los pasajeros, con la voz, puedan controlar elementos como el aire acondicionado, la radio, la apertura y cierre de la puerta del maletero, el volante calefactado, los asientos calefactados y refrigerados…

Por lo demás, los pasajeros cuentan con varias tomas USB, hay un cargador inalámbrico para móviles que también pueden disfrutar los ocupantes de las plazas posteriores… y por último, para muchos de los elementos del interior se recurre a materiales ecológicos y sostenibles, como botellas de plástico recicladas.

Imagen de perfil del Ioniq5

Evidentemente lo más llamativo tiene que ver con la parte eléctrica… y con las baterías, no sólo potentes sino preparadas para soportar ciclos de carga extremadamente rápidos, como los que pueden llegar a proporcionar los puntos de la red Ionity que hemos comentado más arriba. Tanto que Hyundai asegura que, con apenas cinco minutos de carga, este Ioniq podrá ganar auotonomía para cubrir 100 km… o llegar al 80% en unos 18 minutos-.

En cuanto a las baterías, los clientes pueden elegir entre una versión de 58 kWh o de 72,6 kWh, así como dos configuraciones de motor: una que lleva un propulsor en la parte trasera y otro que lleva uno en el eje delantero y trasero -y que cuenta con tracción total-. En todos los casos se anuncia una velocidad máxima de 185 km/h, lo cual es un registro por encima de la media de otros eléctricos.

En el caso de la variante bimotor con la batería más potente, hablamos de un modelo que acelera de 0 a 100 km/h en 5,2 segundos; si es con la batería más pequeña, esa cifra pasa a ser de 6,1 segundos. En las versiones son un solo motor, la aceleración varía entre los 7,4 y los 8,5 segundos. Para las autonomías se habla de cifras que pueden alcanzar los 470-480 km.

Las asistencias: una evolución de otras ya conocidas

Este es el primer modelo de Hyundai que va a ofrecer el sistema que denominan Highway Driving Assist 2, que es el resultado de combinar un control de velocidad activo -que tiene en cuenta la posición de otros vehículos, la información del trazado o las señales de tráfico para adecuar su velocidad- con el dispositivo de mantenimiento de la trayectoria por el centro del carril. No sólo es capaz de detenerse en caso de encontrar un atasco y circular por sí solo con tráfico muy lento: también puede efectuar adelantamientos en autovía o autopista por si solo.

Se espera que el Ioniq 5 inicie su andadura comercial en Europa durante la primavera y lo hará con una serie especial de lanzamiento conocida como ‘Project 45’, dotada del equipamiento más sofisticado que puede llevar el modelo. Además, vendrá con una suscripción gratuita a los supercargadores Ionity durante dos años; eso sí, estará limitada a 3.000 unidades.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.