Tecnología HC

El Mini Electric se enfrenta a su peor pesadilla

¿Te adentrarías en el más complicado y tortuoso circuito de carreras del mundo... con un coche diseñado para la ciudad? Pues Mini lo acaba de hacer con su última creación... y no para correr.

Imagen del Mini Electric en la fachada principal del circuito de Nurburgring

Que las marcas de coches posean instalaciones -siempre ultrasecretas- para que sus novedades conozcan la luz natural antes que la de los flashes de la prensa, es algo normal. Pero que algunas de las más avanzadas se sitúen a pocos kilómetros de una meca para los aficionados a la automoción… se entiende peor.

Pero la explicación es bien sencilla cuando ese lugar es Nürburgring. Su imponente trazado tradicional -el temido Nordschleife– ha vivido de todo desde que las ruedas de pilotos como Rudolf Caracciola lo estrenaran allá por los años treinta. Desde entonces, dominar su intrincado trazado se ha convertido en la obsesión de miles de almas a lo largo de los tiempos.

Y es que no hay otro sitio igual. Repleto de desniveles, secciones de curvas rápidas -entre las cuales siempre se mezcla una más lenta- y largas rectas que exigen llevar el pie a fondo… y poco menos que liberar tu mente y cuerpo de miedos, pues su anchura no es muy superior a la de una carretera comarcal cualquiera. Todo un ‘Namasté’ para quien encuentra en la conducción deportiva el sentido de su vida.

El Infierno, más ‘Verde’ que nunca

Ahora que comprendes la tremenda atracción que ejerce este circuito, se hace más comprensible también la presencia oficial de las marcas en él. Muchas tienen una ‘segunda residencia’ aquí, especialmente las ‘de la tierra’ como BMW.

Sin embargo, en esta ocasión los de Múnich se han ‘hecho a un lado’… y le han conseguido un día de pruebas ‘a puerta cerrada’ a sus parientes británicos de Mini. Y estos últimos, haciendo gala de su ‘humor inglés’… le han dado un descanso a sus ‘Cooper Works’ para meter en él al Mini Electric.

Imagen del Mini Electric rodando en Nurburgring

Si bien este pequeño eléctrico cuenta con varios modos de conducción -entre los cuales no falta el ‘Sport’-, la marca decretó que la vuelta debería realizarse exclusivamente en el modo ‘Green’, el más pensado para contener el consumo… a expensas de la potencia. Algo que en el ‘Infierno Verde’ se considera un grave pecado.

No obstante, los británicos tuvieron una idea: aprovechar su sistema ‘One Pedal’ para pasar por las curvas sin tocar el freno. Tal decisión dejaba el éxito de la empresa en manos de la capacidad de retención regenerativa del vehículo.

Imagen interior del Mini Electric rodando en Nurburgring

Pero el Mini cuenta con un as en su manga: el inversor de su motor eléctrico admite dos modalidades de retención. Una de ellas, la más suave, puede emplearse en los virajes de alta velocidad -como el mítico Karussell- para restar únicamente los pocos km/h de más que impiden pasarlos a fondo.

Por el contrario, la más fuerte origina unos 0,19 g de deceleración negativa que permiten colocar el coche correctamente frente a los giros más complicados como Brünnchen. Aun marchando ‘a todo gas’, intercambiar ambos modos es sencillo: basta con una pulsación en el menú del sistema multimedia.

Detalle que demuestra que el Mini Electric ha rodado en Nurburgring

Y así es como la última novedad del fabricante británico ha visitado uno de los enclaves más venerados… y ha sobrevivido para contarlo. Ahora que sabemos que el Ring no es problema para este eléctrico… ¿se atreverá alguna famosa alquiladora ‘racing’ a contar con él para sus flotas?

Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.