Empresas

El Gran Hermano que todo lo ve para evitar accidentes en las gasolineras

En las estaciones de servicio, una irresponsabilidad puede acabar en un accidente grave. Para detectar a tiempo estas conductas, Microsoft y Shell han desarrollado esta tecnología.

Acceder a una gasolinera a una velocidad excesiva, situar el tapón del depósito del coche en el lado contrario al surtidor, repostar con el motor en marcha, usar el teléfono móvil o fumar en el recinto de la estación de servicio… Todas estas son situaciones que podrían causar un accidente en una estación de servicio… o una explosión. Es decir, se trata de conductas potencialmente peligrosas que sería mejor detectar cuanto antes para evitar el riesgo.

Y en esa detección precoz podría ayudar la tecnología, con la inteligencia artificial actuando de ojo que todo lo ve para ‘chivarse’ de los irresponsables. Esa es al menos la solución que propone Microsoft para las gasolineras. Se trata de una serie de cámaras, que graban el recinto de la estación de servicio, que están conectadas a una inteligencia artificial.

El sistema, llamado Microsoft Azure IoT Edge, analiza las imágenes para detectar automáticamente conductas que podrían suponer un riesgo. Una vez descubierta una posible amenaza, la herramienta dispara una alarma de forma autónoma. Así, los trabajadores de la gasolinera podrán tomar las medidas oportunas para atajar el peligro.

Por ejemplo, imagina que una persona enciende un cigarrillo mientras espera a que se llene el depósito de su coche. Esta acción podría desembocar en un incendio o explosión. Si la estación de servicio contase con el sistema descrito, las cámaras captarían ese gesto y la inteligencia artificial lograría discriminarlo de otros normales como la entrada y salida de coches, abrir el maletero o comprar un refresco. Tras saltar la alarma para notificar a los trabajadores, estos procederían a bloquear el surtidor donde está repostando el irresponsable cliente y así evitarían el riesgo.

Además, desde Microsoft afirman que esta tecnología podría tener más funcionalidades en el futuro. Así, el rápido procesamiento de los datos recabados, junto con el aprendizaje automático de las máquinas, pueden hacer que estos sistemas aprendan en seguida a identificar más y más conductas peligrosas. Por ejemplo, pueden ser entrenados para detectar la conducción temeraria en el área de servicio, intentos de robo, repostajes inadecuados o abandonos de animales.

Potencial más allá de las gasolineras

Esta tecnología ya está en fase de pruebas en dos gasolineras de Shell ubicadas en Tailandia y Singapur. La empresa ve un gran potencial en unas herramientas de visión inteligente que son capaces de detectar automáticamente determinados comportamientos o circunstancias en las imágenes que capturan y puedan alertar de los posibles riesgos que entrañan para la seguridad.

No solo creen que serán útiles en sus estaciones de servicio. También piensan que se pueden utilizar en proyectos de construcción para señalar cuándo los empleados no están usando el equipo de seguridad adecuado o para inspeccionar el equipamiento que se encuentra en el fondo del mar, cientos de metros bajo el agua.

“Siempre hemos tenido robots con cámaras en el fondo del mar, pero teníamos que estar pendientes de las imágenes de vídeo para determinar si había alguna razón para intervenir”, explica Yuri Sebregts, vicepresidente ejecutivo de tecnología de Shell. “Con la analítica de vídeo podemos automatizarlo completamente. Es más rápido, más barato, mejor y más seguro. Los casos de uso y las oportunidades son infinitas” concluye.

J.M. de la Torre
He estudiado Periodismo para aprender cada día algo nuevo y Humanidades para pensar por mí mismo. Después de ponerme tras los micrófonos de COPE, estoy dispuesto a pasar página en el periodismo del motor. Desde bien pequeñito, los coches han estado en el centro de mis intereses y (según cuentan mis padres) ya con 3 años dejaba alucinada a la gente porque sabía reconocer la marca y el modelo de los coches que veía. La curiosidad es algo fundamental para un periodista, y ¡cómo no iba a sentir curiosidad por los coches del futuro y las tecnologías que los harán posibles!

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.