Ataques

El FBI avisa: los crackers van a por las marcas de coches

Un informe de la agencia estadounidense revela que las marcas de coches americanas están sufriendo cada vez más ciberataques. ¿Qué tipos de riesgos son los que tienen que hacer frente los fabricantes?

Diana de dardos blanco y negra
Photo by Engin Akyurt from Pexels

La industria del automóvil de EE.UU. está en el punto de mira de los ciberdelincuentes. Un informe que el FBI ha difundido entre diversas empresas estadounidenses advierte que los crackers tienen en su diana a las marcas de coches desde al menos finales de 2018.

La información del FBI, recogida por CNN, señala que los piratas informáticos están haciendo esfuerzos para penetrar en los sistemas informáticos de los fabricantes de coches americanos. Los objetivos de los atacantes son, sobre todo, obtener información y lograr acceder a las redes internas de la empresa.

También pretenden lograr que los equipos informáticos se infecten por ransomware. Este último es un tipo de ataque que secuestra el ordenador e impide que este funcione adecuadamente. Todo porque alguien -normalmente un trabajador de la empresa atacada- abre un archivo recibido de un correo electrónico o descargado de Internet que en apariencia es inocente, pero que, en realidad, esconde un ataque. Además, este ataque puede afectar a todos los equipos que estén conectados en red con el ordenador infectado originalmente. Normalmente, los atacantes buscan cobrar un ‘rescate’ económico para liberar el sistema informático rehén.

Las marcas que sufrieron este tipo de ataques perdieron el acceso o vieron interrumpidas sus redes internas, lo que afectó a sus operaciones diarias. Una de las empresas afectadas pagó el rescate, pero los atacantes no pudieron devolverle el acceso a su información robada.

Otro ciberataque habitual a las marcas fue el phishing, causado también por el envío masivo de correos electrónicos con un mensaje o un reclamo que invita al lector a dejar ciertos datos personales. Si la víctima pica, habrá proporcionado información valiosa a un cracker

Por último, el informe del FBI hace hincapié en que estas amenazas sufridas por la industria del automóvil irán a más. Todo porque los datos recopilados por un número cada vez mayor de coches conectados y vehículos autónomos serán un botín muy valioso para los crackers.

¿Qué ejemplos hay?

La información del FBI no indica qué fabricantes han sufrido estos incidentes ni detalla los ataques que ha habido. Eso, sumado a que un informe reciente de Kaspersky revela que dos tercios de las empresas industriales no denuncian los incidentes de ciberseguridad a los reguladores, hace complicado que el público conozca qué incidentes se dan.

Pero algunos de los ataques difundidos durante el último año sí son coincidentes con las prácticas que señala la agencia estadounidense.

Por ejemplo, el Grupo Toyota confirmó a primeros de año que había sufrido un ciberataque en el cual se podían haber filtrado los datos de 3,1 millones de clientes de las dos marcas del grupo -Toyota y Lexus-. Los afectados serían compradores japoneses, tailandeses y vietnamitas.

Sobre ransomware, de momento no se ha hecho público ningún caso que haya afectado a marcas de coches. Sin embargo, una infección de este tipo sí ha afectado a los ordenadores de algunos coches patrulla de EE.UU., lo que paralizó sus equipos informáticos y les impidió trabajar con normalidad.

J.M. de la Torre
He estudiado Periodismo para aprender cada día algo nuevo y Humanidades para pensar por mí mismo. Después de ponerme tras los micrófonos de COPE, estoy dispuesto a pasar página en el periodismo del motor. Desde bien pequeñito, los coches han estado en el centro de mis intereses y (según cuentan mis padres) ya con 3 años dejaba alucinada a la gente porque sabía reconocer la marca y el modelo de los coches que veía. La curiosidad es algo fundamental para un periodista, y ¡cómo no iba a sentir curiosidad por los coches del futuro y las tecnologías que los harán posibles!

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.