Tecnología HC

El dispositivo que más temerán los transportistas

Se llama DSRC, ya está en poder de las autoridades de tráfico... y será capaz de 'cazar' a todo aquel que intente 'engañar' a su tacógrafo digital.

Imagen del dispositivo DSRC de Continental VDO

«Con las cosas de comer, no se juega». Y menos en una crisis económica como la actual, nos atrevemos a añadir. Pero ello no debe entrar nunca en conflicto con el cumplimiento de las normativas vigentes… especialmente, cuando el trabajador en cuestión es el único responsable del volante de un camión.

A nadie se le escapa que hablamos de una máquina de varias toneladas -y no pocas ruedas-, la cual exige el máximo cuidado y precisión en su manejo. Un sólo error puede provocar un accidente de consecuencias fatales.

Y, sin embargo, de cuando en cuando suceden. Y la causa más común suele ser el cansancio por el exceso de horas al volante. Esta última métrica se registra gracias a los tacógrafos, un instrumento que lleva décadas siendo obligatorio… pero que nunca ha estado libre de la sombra de la ‘picaresca’.

Con el advenimiento del tacógrafo digital -allá por 2012-, parecía haber quedado erradicado el peligro de su manipulación. Sin embargo, aún hay quienes se han atrevido a alterar su funcionamiento, con casos que pueden considerarse -literalmente- como ‘crackeos’.

Un aviso a tiempo

Para evitar que la ‘moda’ progrese a mayores, Continental -matriz de la especialista VDO- ha desarrollado el DSRC. Se trata de un sistema que permitirá a las autoridades de tráfico comprobar si el tacógrafo funciona correctamente.

El DSRC realiza un escaneo del camión, buscando cualquier indicio de un mal funcionamiento o manipulación del dispositivo o sus componentes. Si encuentra alguno, los agentes podrán pedir al transportista que se someta a un control detallado, con el fin de averiguar exactamente la anomalía y determinar si ésta puede motivar una sanción.

La operación del sistema no es para nada intrusiva, pues emplea ondas electromagnéticas. Asimismo, Continental asegura que los datos personales extraídos del tacógrafo se borran automáticamente después de tres horas, siempre y cuando el agente operador no los requiera -por no hallar indicios relevantes-.

Por el momento, tanto la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil como sus homólogos de los Mossos d’Esquadra, Ertzaintza y Policía Foral han puesto ya a prueba esta nueva tecnología, con resultado positivo.

Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.