Novedades

El Citroën que graba pruebas en accidentes

Ya estamos acostumbrados a que nuestros dispositivos móviles dispongan de una o varias cámaras. Lo mismo le sucede al Citroën C3, que ahora se renueva pero manteniendo mucha tecnología.

Citroën C3 2020 de color rojo con un modelo a escala por delante
Copyright AGNIESZKA_DOROSZEWICZ @ Continental Production

Antes de nada, te recordamos que el C3 es el representante de la marca francesa en un segmento vital, como es el de los vehículos urbanos. Es decir, es la respuesta a modelos tan populares como el Seat Ibiza, el Ford Fiesta o el Renault Clio. Y no, no es tan deportivo, tan espacioso o tan rápido como ellos… pero el Citroën apuesta por el ingenio para atraer al usuario con datos que no tengan que con los caballos, los kilómetros / hora o los centímetros en las plazas traseras.

Desde que se presentase por primera vez en 2001, el C3 -heredero de los míticos AX y Saxo- siempre ha llamado la atención tanto por diseño como por los detalles originales. Y en esta tercera generación, aparecida en 2016 y que ahora estrena su primer lavado de cara, se mantienen esas cualidades.

Precisamente, uno de los elementos que no cambia es la cámara conectada o ‘Connected Cam’: se trata de un dispositivo que va situado en la zona del retrovisor interior, que permite hacer fotos y grabar vídeos de hasta 20 segundos para subirlos a las redes sociales o para darles un uso privado.

Su calidad de imagen es aceptable, gracias a su gran angular de 120º o a su tecnología full HD -con dos millones de pixels-; además, dispone de conexión GPS y una memoria interna de 16 Gb. Según Citroën, aparte del lado lúdico de contar con este dispositivo, también puede ser interesante para recabar pruebas en caso de accidente. Y es que si se produce un siniestro, esta cámara graba y almacena lo que haya pasado desde 30 segundos antes del siniestro hasta un minuto después.

Imagen del interior de un Citroën C3 2020

Si te estás preguntando cómo el coche puede ‘prever’ un accidente con tanto margen para ponerse a grabar, la respuesta es que la cámara debe ir permanentemente grabando y sobreescribiendo lo grabado en su memoria… pero sólo memoriza y retiene esos 90 segundos de vídeo en caso de un incidente.

Eso es conocido; ¿qué tecnologías cambian?

Una de las más evidentes se encuentra en el renovado frontal, que ahora estrena faros de leds para todas las versiones, aportando una mayor eficacia y duración que las clásicas lámparas halógenas.

Mientras tanto, en el interior se mantienen los niveles de conectividad, en el sentido de que se ofrecen varios niveles, como son los servicios Connect Assist, Connect Nav y Connect Play.

El primero de ellos hace referencia básicamente a dos botones que van en la zona del techo, junto al retrovisor. Uno de ellos es el que activa la llamada de emergencia al 112, aunque este dispositivo también se pone en marcha de manera automática en caso de que el vehículo sufra un impacto en el que salten los airbags. Hay que recordar que el ECall también puede se interesante si eres tú el que presencia un accidente y necesita que acudan los servicios de emergencias, que se guiarán hasta tu posición gracias a la señal GPS del sistema.

El otro de los botones permite llamar a los servicios de asistencia en carretera, en caso de que sufras algún percance durante el viaje, y que te pone en contacto con un call center específico.

Bajo el nombre de Connect Nav se encuentra toda la parte del sistema multimedia -con pantalla táctil de 7″ y que ahora tiene un aspecto más brillante y sofisticado- relacionada con la navegación, así como con los servicios conectados asociados -ofrecidos por Tom Tom Traffic- que permiten, por ejemplo, conocer el estado del tráfico en tiempo real, la localización de gasolineras cercanas -con sus precios-, o los párkings, así como la información del tiempo, búsqueda de puntos de interés locales…

IMagen de un Citroën C3 2020 visto desde tres cuartos trasero

Finalmente, ofrece el Connect Play, que es básicamente para decir que el modelo -aparte de llevar la cámara conectada- y su sistema multimedia son compatibles con los protocolos Android Auto y Apple Car Play.

Un coche protegido por varios… ADAS

Prácticamente todos los asistentes a la conducción ya estaban disponibles en el modelo anterior al restyling, aunque siguen siendo interesantes, sobre todo en un modelo urbano y con un precio que se espera que sea muy competitivo. Entre lo novedoso, el dispositivo de ayuda al aparcamiento ahora dispone de seis sensores también en la parte delantera, que se suman a los del paragolpes traseros y a la cámara posterior.

Lo que conserva son dispositivos como el de alerta de cambio involuntario de carril -aunque sólo actúa como sistema de alerta: no mueve la dirección-, el de vigilancia de ángulo muerto en los retrovisores, el de reconocimiento de señales de tráfico -que no reconoce otro tipo de señales, como las de prohibido adelantar o dirección prohibida- o los faros ‘inteligentes’ que pasan de manera automática de luz corta a luz larga cuando circulas por carretera de noche.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.