Novedades

El BMW M8 al que ninguna moto puede adelantar

Intentar adelantar en circuito a un superdeportivo de 625 CV siempre es valiente… Pero los pilotos de MotoGP se abstendrán de hacerlo cuando este BMW M8 Competition Coupé modificado aparezca en pista, en calidad de Safety Car.

Durante el último Gran Premio de Austria, el Campeonato de MotoGP estrenó coche de seguridad; y, como viene sucediendo desde hace ya 20 años, será un BMW. De hecho, el M8 que a partir de ahora actuará como Safety Car en los circuitos del mundial, es el BMW más potente jamás producido: Su motor 4.4 V8 biturbo arroja 625 CV, y está asociado a una caja de cambios M Steptronic de ocho velocidades. También cuenta con la tracción total M xDrive de la marca alemana, y un nuevo sistema de frenado que permite al piloto escoger entre dos configuraciones del pedal, con diferentes tactos.

¿Qué tiene de especial?

Los preparadores de BMW M Manufaktur se han encargado de adaptar el M8 a las exigencias específicas de un vehículo de carreras. Al fin y al cabo, tiene que rodar rápido en circuitos, aunque no sea para competir contra otros… Son estos profesionales quienes le han montado los numerosos componentes de BMW M Performance: Los escapes de titanio, el difusor trasero en fibra de carbono, las estribas laterales… Entre todas estas piezas específicas para el M8 Safety Car, merecen una mención especial los asientos deportivos Recaro con arneses de la firma Schroth, y los neumáticos Michelin Cup.

Otros elementos se han añadido precisamente para cumplir con su función de garantizar la seguridad en pista. En este sentido, su visibilidad tiene que ser máxima: Por eso cuenta con un anillo de luz de emergencia en los grupos ópticos delanteros. Igualmente, dispone de unas luces LED adicionales tanto en el techo como en el frontal. Por fuera, las llantas y el alerón trasero proceden del M8 GTE, mientras que dentro también equipa una jaula antivuelco y un extintor antiincendios.

Casi te puedes comprar uno igual

No va a rodar mucho por la calle pero, curiosamente, BMW también ha querido facilitar los datos de consumo y emisiones. Dichos datos son prácticamente idénticos a los del BMW M8 Competition Coupé la venta en los concesionarios. Así, consume 10,6 litros a los 100 km y emite 242 gramos de CO2 por km, unas cifras bastante ajustadas para un superdeportivo. Sin duda, son fruto de los esfuerzos por aligerar su peso. En cuanto a las prestaciones, sólo disponemos de los datos del M8 Competition Coupé de calle con el paquete opcional M Driver, pero los del Safety Car tienen que ser casi calcados, al no sufrir apenas cambios. Por lo tanto, este M8 alcanzaría los 305 km/h, acelera de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos, alcanzando los 200 km/h en 10,6 seg.

El M8 Competition Coupé es el último de una larga estirpe de BMW en el campeonato de MotoGP. La firma bávara lleva proporcionando la flota de vehículos oficiales desde 1999. En el caso de la temporada 2018, fue un M5 el que realizó estas labores. Dicha berlina monta el mismo motor 4.4 biturbo que el M8 Safety Car, si bien con 25 CV menos.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.