Empresas

El Apple Car, cancelado: Historia y fracaso del que pudo haber sido el coche más ciberseguro

Después de haber retrasado continuamente la fecha de su lanzamiento, la compañía de Cupertino ha decidido dejar de dedicar recursos a la construcción del Apple Car. De ahora en adelante, se enfocará más en la división de Inteligencia Artificial.

Imagen frontal del Apple Car

En 2014, Apple decidió sumergirse en un proyecto ambicioso a la par que complicado: desarrollar su propio coche. La historia del Apple Car ha sido larga, con pocos avances y muchos vaivenes. Finalmente, la realidad se ha impuesto a las expectativas y la marca ha decidido abandonar el proyecto.

Según la agencia Bloomberg, citando fuentes de la compañía Project Titan, que es como se conocía a la iniciativa, ya es parte del pasado de Apple. La compañía reubicará a los empleados que se encargaban del desarrollo de este vehículo a la división de Inteligencia Artificial, poniendo fin así a una década de desarrollo e inversiones cuantiosas de dinero.

El final de este proyecto no sorprende en absoluto. El 20 de febrero, Jeff Williams, el director de operaciones de Apple, junto con Kevin Lynch, uno de los líderes clave en el proyecto de movilidad, reveló la decisión. Este anuncio no fue público, sino que se hizo de manera privada ante aproximadamente 2.000 miembros del proyecto. Cabe recordar que la idea de desarrollar un coche eléctrico ha sido un secreto bien guardado en la empresa; su existencia se fundamentaba en simples rumores.

La historia de la evolución

El desarrollo del Apple Car ha sido un continuo dolor de cabeza para la marca de Tim Cook. Los desafíos para la firma han estado presentes desde que empezó a dar los primeros pasos en la industria del automóvil, lo que obligó al proyecto a ir mutando. La empresa tuvo que bajar sus expectativas iniciales porque eran demasiado optimistas. Esto llevó a hacer cambios importantes en el proyecto, causando retrasos continuos en su progreso.

Fuentes cercanas al proyecto señalaron que, inicialmente, el Project Titan fue concebido como un coche con una conducción autónoma de nivel 5, también conocido en el sector como “automatización completa”, en el que la intervención del conductor es innecesaria. Se trata de un objetivo demasiado ambicioso en pleno 2024, y mucho más hace una década.

Lejos de poder alcanzar este nivel, el objetivo se rebajó a nivel 4 de “automatización elevada”. No obstante, en 2023, las pretensiones volvieron a rebajarse, escogiendo un nivel 2+, similar al que equipan los coches de Tesla.

En un primer momento, se esperaba que se lanzara al mercado en 2015 o 2016. Esto era algo impensable teniendo en cuenta la inexperiencia de la compañía en el sector y los tiempos necesarios para crear un coche desde cero.

A pesar de los obstáculos encontrados en el camino, Apple persistía en su compromiso con el proyecto, aunque internamente retrasaba continuamente la fecha de lanzamiento. En épocas más recientes, esta se estableció en el año 2025, con un costo estimado de 100.000 dólares. Posteriormente, se informó de un aplazamiento hasta 2026, seguido de otro retraso hasta 2028. Finalmente, la cúpula de la compañía decidió dejar esta idea atrás y enfocarse en sus proyectos de Inteligencia Artificial.

Una lástima desde el punto de vista de la ciberseguridad. Y es que de haber seguido adelante el proyecto, seguro que en ese aspecto se habría parecido a los teléfonos de la marca. Este tipo de dispositivos destacan por ser de los más seguros del mercado. Y, de hecho, desbloqueos de seguridad por biometría, dobles y triples factores de autenticación y la ya conocida robustez de sus sistemas operativos, seguramente habría tenido buena cabida el vehículo de ‘la manzana’.

¿Podría provocar despidos la cancelación del Apple Car?

Los empleados del proyecto han empezado a ser transferidos a la división de IA de Apple, pero no todos. Fuentes de Bloomberg han indicado que “habrá despidos”, sin especificar cuántos. Los más afectados serían principalmente aquellos dedicados a la ingeniería de hardware y otros expertos cuyas habilidades están directamente vinculadas a la industria del automóvil.

Formándome como periodista en la Universidad Carlos III de Madrid. Amante del periodismo y del deporte. Para mí, los periodistas realizan una labor fundamental e infravalorada en la sociedad. Por esta razón decidí dedicarme a la comunicación. Las ganas de aprender, el trabajo y la constancia me definen como persona. He colaborado en varios medios digitales que se dedican a la información deportiva. En HackerCar se me presenta una gran oportunidad para ampliar mi conocimiento sobre la automoción y también de descubrir cómo está avanzando la tecnología dentro de este mundo.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.