Tecnología HC

El aparcacoches invisible que llevarán los Ford

Hay muchas técnicas, formas y maniobras de hacerlo... pero nada mejor que tu coche lo haga por tí: nos referimos a la tarea de aparcar cuando has llegado al destino y por fin has encontrado. Y con la tecnología, el proceso es aún más simple.

Ford aparcando de manera automática

Sensores, cámaras, incluso volantes que giran por sí solos para ayudarte a realizar la maniobra… La tarea de aparcar resulta cada vez más sencilla; con todo, los fabricantes siguen dándole vueltas a la cabeza para que, con la ayuda de la tecnología, tu coche se encargue de toda la tarea y lo haga siempre de forma pulcra y precisa. Por poner un ejemplo, Ford está ensayando cómo de bien puede aparcar un modelo de la marca del óvalo con la tecnología que ya puede llevar encima.

Pero la firma norteamericana no está sola y, de hecho, está colaborando por la Asociación Alemana de la Industria del Automóvil, además de asociarse con proveedores de infraestructuras y empresas tecnológicas -como puede ser Bosch- para ver todo lo que puede dar de sí un vehículo conectado de su actual gama si se comunica con las infraestucturas, como puede ser un parking. ¿El resultado? El coche puede detectar plazas libres y aparcarse en ellas por sí solo.

De esta forma, y con la ayuda de una aplicación en el móvil, el posible usuario sólo tiene que bajarse del vehículo cuando está dentro parking conectado, acceder a la app y ‘mandar a su coche a buscar una plaza’. La idea es muy buena -también la están analizando marcas como Volkswagen y Mercedes– pero tiene un inconveniente destacado.

Y es que, por ahora, esta tecnología se encuentra en fase ‘de investigación y demostración’, por lo que aún tardará en hacerse realidad. El llamado Automated Valet Parking, en todo caso, terminará siendo una realidad, ayudará de forma notable a reducir el estrés de aparcar y, además, anuncian que sus funciones tambien podrán servir para que el vehículo se dirija solo a un túnel de lavado, se encamine a una estación de recarga -en los modelos eléctricos o híbridos enchufables- o permita utilizar el coche como un ‘apartado de correos’ en el que el repartidor de turno pueda dejar el paquete de algo que adquiriste en Internet.

Volviendo al aparcamiento automaitzado, el hecho de dejar este tipo de maniobras ‘a las máquinas’, tan precisas y calculadoras, es que conseguirían sacarle más rendimiento al tamaño medio de las plazas de parking europeas, que ronda los 4,88 metros de largo y 2,44 metros. De hecho, se calcula que podrían aprovechar hasta un 20% más los sitios donde aparcar y, además, hacer las maniobras con total seguridad y sin ningún de roce, golpe o arañazo.

Pero… ¿cómo funciona realmente la tecnología? En pocas palabras, cuando el Ford llega a un aparcamiento preparado para este tipo de maniobras, el conductor se baja en una zona determinada. A partir de ahí, con la ayuda de la app Ford Pass y una serie de sensores distribuidos por el propio aparcamiento, coche e infraestructura empiezan a ‘charlar’ -algo que es posible con la tecnología que se denomina V2x– para guiar al coche por los pasillos del parking en busca de la plaza que esté libre.

Por supuesto, durante el camino hacia su lugar de estacionamiento, si el sistema detecta un posible obstáculo o un peatón en su camino, se detiene por seguridad. Por otro lado, cuando el coche se encuentra estacionado y su propietario vuelve a por él, se repite el proceso, pero a la inversa: es decir, el Ford arrancará, saldrá de la plaza en la que se encuentre y se encaminará a la zona de recogida donde le espera su ‘dueño’.

¿Ventajas? Se puede evitar que la gente dé largas caminatas por el parking o que pierdan tiempo esperando una plaza; además, todos los pasajeros se suben y bajan en una zona amplia, por lo que no hay que andar realizando ‘contorsionismos’ a la hora de entrar o salir porque otro vehículo haya estacionado muy pegado al nuestro.

Finalmente, para que este tipo de maniobra automatizada sea posible, es necesario que el vehículo disponga de cambio automático, freno de mano eléctrico, control de estabilidad o dirección con asistencia eléctrica; además, por supuesto, de una unidad de comunicación inteligente que permita el aparcamiento automatizado.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.