Hackerstyle

Dos maneras de correr un Le Mans virtual

Aprovechando el confinamiento, la prueba más señera de la primavera se ha atrevido con su primera edición virtual. ¿Cómo ha ido?

Imagen de las 24 Horas de Le Mans Virtual en rFactor2

Más allá de la lucha contra el coronavirus -y de cualquier otra preocupación-, el largo confinamiento vivido en gran parte de Occidente a causa de la pandemia ha dejado detalles llamativos. En el mundo de la automoción, por supuesto, hay que aplaudir el esfuerzo aportado por la industria en la fabricación de material sanitario.

Pero, en otra vertiente más lúdica -y nunca mejor dicho-, el conocido como ‘simracing’ se ha abierto paso bajo los focos. Ante el obvio ‘vacío de poder’ dejado por el parón de las competiciones reales, las ‘online’ han acaparado todo el protagonismo.

Y los gurús de esta -poco conocida- especialidad han aprovechado la ocasión para salir de su ‘oscurantismo’, y reclamar su parte de fama tras años de duro trabajo frente a la pantalla.

En los últimos meses, los aficionados hemos podido disfrutar de pruebas virtuales a imagen y semejanza de las reales. En las mismas fechas, junto a pilotos reales… e, incluso, con la implicación de los mismos organizadores. Y esto ha ocurrido en todos los simuladores más populares. Un auténtico ‘milagro’.

Cuando la ‘fiabilidad mecánica’ es otra cosa…

Pero el ‘remate’ de este fenómeno -las primeras 24 Horas de Le Mans virtuales ‘oficiales’– ha traído consigo el lado menos agradable de la simulación. Celebradas bajo el auspicio del mismísimo ACO -y, religiosamente, el 13 y 14 de junio-, acogieron en torno al simulador rFactor 2 a un gran número de pilotos reconocidos que compartieron sus monturas con ‘simracers’ de renombre.

Cuando el Rebellion número 1 cruzó victorioso la meta, puso fin a un auténtico calvario de problemas técnicos para la mayoría de participantes. Uno de los más afectados fue Fernando Alonso, quien se vio obligado -por un fallo en el sistema de boxes- a abandonar… aunque la organización permitió a su equipo reincorporarse horas después.

Otros pilotos como Max Verstappen o Lando Norris -con una faceta ‘simulera’ sobradamente conocida- corrieron una suerte aún peor. Y, en su caso, su experiencia virtual les llevó -especialmente, al joven holandés- a expresar sin tapujos la mala ‘sensación‘ que les había brindado el producto de Studio 397.

Y es que, aunque los jugadores -quien suscribe, el primero- acostumbremos a equiparar estos errores de software con ‘fallos mecánicos’, la ‘comunidad sim’ debe admitir que el primer paso para una competición online justa -y sancionable por organismos oficiales- debe asentarse sobre un simulador robusto.

Imagen de las 24 Horas de Le Mans Virtual en iRacing

El mejor ejemplo tuvo lugar, exactamente, una semana después. Como ya es tradición, la conocida plataforma de pago iRacing organizó sus 24 Horas virtuales. Con menos estrellas y publicidad… pero con más estabilidad, transcurrieron sin incidentes de consideración hasta el banderazo final.

Diego García
Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.