Movilidad

Día mundial del coche eléctrico: qué modelo elegir -desde 10.000€- y sus riesgos de ciberseguridad

Este 9 de septiembre celebran su día los llamados a cambiar el mundo de la movilidad y forma de desplazarnos. Nos referimos a los coches eléctricos; te recomendamos los cinco mejores por rango de precios y a qué ciberamenazas te exponen.

Imagen de un Ford Mustang eléctrico con la ciudad al fondo
Foto de Adrian N en Unsplash

Llevamos ya unos cuantos años hablando sin parar de los vehículos eléctricos y del debate que han supuesto en nuestra sociedad. Están los que los defienden a capa y espada, calificándolos del único futuro posible.

Y, por otro, se encuentran los que consideran que son caros, no hay mucha infraestructura para cuando los utilice todo el mundo, consumen mucho y su batería tarda en recuperar un buen nivel de carga… lo cual puede alargar la duración de un viaje de cierta distancia.

Lo cierto es que, en estos momentos, el parque automovilístico eléctrico, aunque no deja de crecer, sigue siendo un tanto exiguo… y no solo en España. Tal y como destacan desde Autodoc, en Alemania apenas el 2,4% de los coches matriculados son eléctricos… o híbridos enchufables. Por su parte, Francia se queda por debajo del 2% y en España nos quedamos en un escaso 0,7%.

Si hacemos un repaso a los seis primeros meses de 2022 en nuestro país, veremos que se han matriculado un total de 38.739 coches eléctricos nuevos, lo cual es un 36% más que en el mismo periodo del año pasado. ¿El de mayor éxito? El Tesla Model 3, con sus 1.588 unidades vendidas, seguido del Kia Niro EV con 1.056 unidades -modelo que, por cierto, acaba de renovarse- y del Fiat 500E -que cuenta, incluso, con un servicio de car sharing- con 872 matriculaciones.

¿Algunos detalles interesantes que también nos revela Autodoc? Por ejemplo, que en nuestro país, la edad media del potencial comprador de un coche eléctrico es de 39 años… algo mayor que lo que ocurre en Alemania, con 36,8 años o Francia con 38,7%. Un dato revelador es que son las mujeres a las que más interesa este tipo de propulsión: de hecho, el 59% de las búsquedas de coches eléctricos en Internet las hacen ellas.

Si eres de las personas que opinan que le puede encajar un modelo de este tipo como próxima adquisición, hemos decidido hacerte cinco recomendaciones de compra centradas en los precios. Se puede decir que ya hay eléctricos para todos los bolsillos… aunque como sucede con los coches convencionales de combustión y, como es lógico, los más baratos son los que renuncian a más cosas -mayor potencia, equipamiento, autonomía…-.

Por otra parte, como venimos contándote desde los inicios de HackerCar, si cualquier modelo ‘convencional’ con un mínimo de tecnología ya es vulnerable a un ciberataque, los eléctricos lo son un poco más, por el hecho de que sus vulnerabilidades se extienden también a los puntos de carga, al sistema que controla los motores eléctricos del vehículo o la batería…

Por unos 10.000 euros: ¡ya los hay!

Un coche eléctrico no es caro… De hecho, en estos momentos puedes adquirir un modelo de este tipo -con sus características y peculiaridades-, que sale más barato que el vehículo ‘convencional’ más asequible del mercado -representado por coches de gasolina como el Dacia Sandero, el Kia Picanto, el Hyundai i10 o el Fiat Panda-, cuyos representantes están por encima de los 12/13.000 euros.

Imagen tres cuartos delantero

Ese coche eléctrico se llama Invicta D2S y aunque se queda un poquito por encima de los 10.000 euros -en concreto, 10.995 euros, es decir, menos d ela mitad que costaría habitualmente, gracias a las promociones de la marca y los descuentos del Plan Moves III, incluyendo achatarramiento-. Por concepto -dos plazas- y dimensiones -2,81 m de largo- sería algo parecido a un Smart Fortwo eléctrico.


OTRAS OPCIONES: La propia Invicta comercializa otro eléctrico biplaza y de tamaño ‘mini’, incluso más barato, pero restringido prácticamente a la urbe por sus limitadas prestaciones. Es el Invicta Electric Épica, que sale por 10.295 euros -con todas las promociones-, tiene 120 km de autonomía y llega a los 80 km/h.

Por unos 20.000€: uno destaca sobre el resto

En estos momentos, el popular Twingo -que tras 30 años en el mercado se ha convertido en un urbano de cinco puertas exclusivamente eléctrico- se puede adquirir con los descuentos de la marca y las subvenciones -incluyendo la entrega de un coche antiguo para achatarrar- del gobierno por un precio que arranca en los 17.540 euros.

Imagen tres cuartos delantero del nuevo Renault Twingo ZE

Te llevarás uno de los eléctricos más interesantes… siempre que tu área de utilización sean los núcleos de población y sus periferias. Y es que el coche es pequeño… y, lógicamente, su batería también. Este hermano gemelo del Smart Forfour dispone de una batería de 20 kWh con el que asegura -según datos oficiales- una autonomía de 190 km. Como decíamos, en las urbes es imbatible porque gira en poquísimo espacio, se aparca en cualquier hueco y con sus 82 CV y aceleración instantánea sale siempre ‘el primero’ en los semáforos.


OTRAS OPCIONES: Por un poco más, el MG ZS EV, que con todas las promociones se queda en 21.790 euros y no deja de ser un SUV con una autonomía razonable -320 km- y un motor muy potente -177 CV-.

Por unos 30.000€: los más interesantes

En la actualidad podríamos decir que es la cantidad que debes gastar para conseguir un eléctrico que sea prácticamente ‘para todo uso’. De hecho, teniendo en cuenta las posibles promociones -que superan los 12.000 euros-, en estos momentos una adquisición muy interesante es el nuevo Kia eNiro, que se queda en esa frontera, marcando un precio de 30.200 euros en la variante con la terminación de acceso Concept.

Ojo, porque por características mecánicas es de lo más interesante del mercado: tiene una velocidad máxima de 167 km/h, acelera de 0 a 100 km/h en 7,8 segundos -aquí sí se notan sus 204 CV- y es capaz de homologar una autonomía media de 460 km, gracias a su batería de 64,8 kWh. Y a todo lo anterior hay que sumar el hecho de que hablamos de un vehículo de concepción muy moderna en cuanto a diseño… o tecnología.


OTRAS OPCIONES: Por una cantidad de dinero muy parecida -30.940 euros con las promociones- podrías optar al Hyundai Kona 64 kWh con el acabado Maxx, parecido en rendimiento y autonomía al Kia, aunque un poquito más veterano y algo menos amplio en su interior.

Por unos 40.000€: algo… con mucha autonomía

Si llegas a este ese presupuesto podrías optar por muchos modelos que, oficialmente, ya hablan de cifras de autonomía que rondan o -incluso- superan los 500 km de autonomía homologada. Puestos a elegir, nos quedamos con un producto español: el Cupra Born en su última e interesante variante de mayor tamaño de batería, con 77 kWh de capacidad neta. No solo consigue una autonomía total de 546 km con una sola recarga -121 km más que la versión inferior, con 58 kWh-. Además, acepta ciclos de recarga muy potentes, de tal forma que en un punto que ofrezca suministro a 135 kW, este Born puede ganar 100 km de alcance en apenas siete minutos, o pasar del 5 al 80% de su capacidad en 36 minutos.

Imagen Cupra Born

Otra cosa es que esta variante se vende en exclusiva con la motorización más potente, con un total de 231 CV, gracias al denominado e-Boost Pack, que le permite contar con una aceleración de 0 a 100 km/h en siete segundos, o de 0 a 50 km/h en 2,7 segundos. Por otra parte, para conseguir mayores prestaciones o alcance, el conductor dispone de diversos modos de conducción.

Finalmente, los precios: sin incluir posibles subvenciones del gobierno, el precio de partida es de 44.770 euros, lo que quiere decir que supone un incremento de unos 4.500 euros respecto a la variante con la batería más pequeña. También significa que con las ayudas del Plan Moves se quedaría por debajo de los 40.000 euros.


OTRAS OPCIONES: Por unos precios similares, mismo tamaño de batería, pero con un motor que se queda en 204 CV, la alternativa lógica al Cupra sería el VW ID.3 en versión Pro S, con un precio de 46.120 euros con la campaña de la marca -pero sin contar con los descuentos gubernamentales- y una cifra de autonomía muy buena: 556 km.

Por 50.000 euros… o más: la marca que quieres escuchar

Como decíamos en la introducción, el coche eléctrico que más se vende actualmente en nuestro país, no es de los más baratos… pero sí de los más sofisticados, completos y eficientes: hablamos, por supuesto, del Tesla Model 3. De su actual gama, la versión intermedia es la más interesante; hablamos de un vehículo conocido como Model 3 ‘Gran Autonomía, lo que en este caso quiere decir que una batería capaz de proporcionarle hasta 602 km de alcance con un recarga completa-.

Tesla Model 3 tres cuartos frontal

El precio de este modelo es de 57.990 euros, que es cierto es una cantidad elevada, pero la marca -con su propia financiera- permite adquirilo con una financiación ‘lineal’, de manera que pagues cuotas de 617 euros al mes durante 96 meses… tras haber pagado una entrada de 9.500 euros. Aparte de la mencionada autonomía, el coche destaca por sus prestaciones: tiene dos motores que suman 351 CV, tracción total y puede pasar de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos -como muchos deportivos… solo que este coche pesa 1.931 kg- y registra una velocidad máxima de 233 km/h.

Entre las opciones no falta la que Tesla denomina ‘Capacidad de conducción autónoma total’, que cuesta nada menos que 7.500 euros, capacitado -según la marca- hasta para detenerse por sí solo en semáforos o señales de stop… y próximamente capaz de desenvolverse en vías urbanas.


OTRAS OPCIONES: Se llama Mustang Mach-E GT y su rendimiento resulta sorprendente. Hablamos de un coche con 487 CV que pasa de 0 a 100 km/h en menos cuatro segundos y alcanza los 200 km/h. Su batería de 99 kWh sirve para r de 0 a 100 km/h en torno a los cuatro segundos, mientras que la velocidad máxima es de 200 km/h. Por lo que se refiere a la batería, es de las más grandes del mercado, con su capacidad bruta de 99 kWh, y útil de algo más de 88 kWh; esto le permite una razonable autonomía media que ronda los 490 km. El precio: 86.262 euros.

¿Y qué casos reales de ciberataques ya han sufrido estos modelos?

Como te decíamos, este este tipo de vehículos añaden un plus de tecnología en todo lo relacionado con su sistema de propulsión, que se suma a todas las que ya de por sí incluyen los coches en aspectos como la parte multimedia, de conectividad, de asistentes a la conducción…

Y eso, tal y como podemos comprobar en la web de EUROCYBCAR, se está traduciendo en que ya estén surgiendo ciberataques contra los sistemas eléctricos de los coches, los puntos de recarga, las apps para controlar y regular sus funciones a distancia… Y estos son algunos ejemplos:

Diciembre 2018: los cargadores son muy ‘débiles’

Kaspersky Lab ha encontrado que los cargadores para coches eléctricos tienen una vulnerabilidad que puede ser explotada por crackers. En caso de que ocurra, los atacantes podrían acceder a una red WiFi con el fin de alterar el uso de energía exigiendo un mayor esfuerzo al cargador.

Un atacante podría encontrar la dirección IP del cargador eléctrico, lo que les permitiría explotar cualquier tipo de vulnerabilidad. De esta manera, los posibles ataques contra esa infraestructura de carga podrían ser de todo tipo: desde deshabilitar la carga del coche, hasta incluso dañar la batería del coche eléctrico o de cualquier otro aparato conectado a la red eléctrica.

Puntos de recarga de acceso público

Marzo 2022: una guerra en los cargadores

Aparecen las estaciones de carga de vehículos públicas en Rusia con mensajes de apoyo a Ucrania y denunciando las acciones del presidente Vladimir Putin. El ataque sufrido por estas estaciones, produce que las pantallas informativas de los cargadores muestren los mensajes deseados, entre los que destacan «Slava Ukraini!», traducido como «¡Gloria a Ucrania!» o mensajes en contra de Putin. Los cargadores atacados se encontraban en las ciudades principales como son Moscú o San Petersburgo. Tras el ataque se inutilizaron los cargadores, sufriendo un Ataque DoS. Es decir, no permitiendo la recarga de los coches.

Se duda del origen de los ataques y el método empleado. Algunas fuentes apuntan al grupo de Hackers conocidos como “Anonymous”. Sin embargo, la compañía de energía rusa Rosseti, culpa a la empresa ucraniana AutoEnterprise, encargada de enviar piezas a los cargadores eléctricos. Según informan, habrían empleado una puerta trasera en el sistema de control de las estaciones. La empresa acusada, aumenta las sospechas publicando diferentes vídeos de las estaciones hackeadas con mensajes de apoyo.

Febrero 2016: una app para controlar varios eléctricos

El investigador de seguridad Troy Hunt demuestra que basta con saber el número VIN -de bastidor- de una unidad de este modelo eléctrico de Nissan y tener algunos conocimientos básicos de desarrollo web para, mediante la aplicación de la marca Nissan Connect EV, se pueda acceder al control de la climatización y a la información de los viajes y trayectos efectuados por cualquier Nissan Leaf -en cualquier parte del mundo- que también utilizase la aplicación NissanConnect EV. También hay que decir que Nissan dejó de ofrecer el servicio mientras duraba el problema y que en aquel entonces afectaba a unidades de la anterior generación del Leaf.

Enero 2018: un cargador, un elemento de riesgo

Mathias Dalheimer expone las vulnerabilidades que tienes las estaciones de carga para vehículos eléctricos. Este tipo de infraestructuras, antes de que comiencen a funcionar, necesitan de la identificación del usuario, para lo cual se debe utilizar una tarjeta con sistema NFC que va asociada a la cuenta del propietario y permite abonar el importe de la recarga.

El problema es que la seguridad de ese sistema es demasiado simple, el protocolo utilizado por las estaciones está basado en HTTP, el cual no cifra las transacciones. A eso se debe añadir que las estaciones de carga analizadas por Mathias cuentan con puertos USB por donde se puede extraer información fácilmente. Por ejemplo, un delincuente podría hacerse con números de identificación de las tarjetas, que luego podrá emplear para otras transacciones. También puede tomar el control completo de la estación de carga.

Mayo 2021: cómo conseguir carga gratis

Un grupo de investigadores perteneciente al consorcio tecnológico chino Tencent logran crear un dispositivo que, colocado entre el vehículo y el punto de carga, permite ignorar la pasarela de pago de este último y, directamente, desbloquearlo para comenzar la recarga. Terminada su investigación, los hackers remitieron los resultados a las compañías proveedoras de los puntos para facilitar su mitigación.

Novimebre 2020: ‘jugar’ con el punto de carga

El equipo de SwRI realizó su experimento sobre un coche eléctrico equipado con un cargador del tipo J1772 -también conocido como Tipo 1-. La marca y el modelo del vehículo no ha sido revelada.

En su investigación llevaron a cabo tres manipulaciones: limitar la velocidad de carga, bloquearla y sobrecargar el sistema. Lo lograron mediante un ataque de intermediario -o «man-in-the-middle», MITM-. Este ciberataque manipula el flujo de datos entre un emisor y su receptor para manipular el proceso. Otro ejemplo de un ataque MITM es el robo de vehículos a través de los sistemas de apertura ‘keyless’ -es el ciberataque a vehículos más habitual-.

Febrero 2020: ¿pueden provocar un gran apagón?

Las estaciones de carga de los vehículos eléctricos constituyen todo un punto de conexión entre los coches y el suministro energético de una ciudad…

En consecuencia, tienen el potencial para convertirse en puertas de entrada de los hackers maliciosos en dicha red. Así lo ha alertado en un artículo científico un equipo de investigadores de la Escuela de Ingeniería Tandon, dependiente de la Universidad de Nueva York.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores emplearon datos de diversos organismos oficiales sobre el uso de las estaciones de carga en Manhattan. También consultaron información sobre la configuración de la infraestructura energética en la isla. Con estas cifras en la mano, calculan que bastaría con que mil vehículos se estuvieran cargando simultáneamente para que un ciberataque provocara un apagón de enormes dimensiones en la ciudad. No hay que olvidar que, en los últimos tiempos, las redes de suministro eléctrico ya han sufrido ataques a manos de hackers: Fue el caso en Ucrania en el año 2015.

En este caso, los hackers falsificaron las señales entre el cargador y el vehículo. Según el comunicado que ha publicado SwRI, el hardware y el software que utilizaron era de bajo coste.

Cuando sobrecargaron el sistema, el software de gestión de la batería del coche eléctrico detectó un nivel de potencia demasiado alto y desconectó automáticamente la carga. En segundo lugar, para limitar la carga, el dispositivo atacante solicitó la carga más pequeña permitida -6 amperios- para reducir drásticamente la tasa de carga. Por último, cuando bloquearon la carga de la batería, una señal de detección de proximidad impidió el proceso y mostró la advertencia: «No se puede cargar».

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.