Tecnología HC

Del coche como ‘DJ’ de Mercedes al software ‘mecánico’ de Hertz, la IA acelera en automoción

¿Transformar el coche en un instrumento musical? Mercedes lo ha conseguido gracias a la IA. Lo presentó, hace unos meses en el evento tecnológico CES de Las Vegas y dentro de muy poco la marca de la estrella te permitirá “crear” música que acompañe tu modo de conducir tal y como hasta ahora lo hacía el sonido del motor. Así, la Inteligencia Artificial ha permitido a los alemanes aportar una nueva dimensión a sus modelos. Pero muchas otras marcas están evaluando sistemas basados en IA para ayudarnos a conducir, entretenernos o vendernos (mejor) los coches. Y también para hacerlos más ciberseguros…

Mercedes-Benz testet ChatGPT im digitalen Ökosystem der Produktion, MO360 Mercedes-Benz testet ChatGPT im digitalen Ökosystem der Produktion, MO360

Numerosas marcas de automóviles y también de suministradores de componentes llevan años tratando de aplicar la Inteligencia Artificial en diversas actividades. Los fabricantes están muy dispuestos a aplicar toda automatización que elimine tareas, acorte tiempos o mejore la calidad de sus productos. Unas tareas en las que la IA se está abriendo hueco a marchas forzadas.

Para empezar, es la propia herramienta la que ha recibido el encargo de recoger, analizar y ver si es posible transformar en realidad millones de ideas, deseos, sugerencias y datos de conductores, pasajeros y usuarios de movilidad de todos los puntos del mundo para mejorar los servicios que se ofrecen desde, por y para el coche. De esa labor han surgido innumerables ideas y no pocos enfoques prácticos.

Entonces ¿dónde está triunfando la Inteligencia Artificial aplicada a la automoción? Tres son los principales ámbitos en los que destaca su aplicación: la experiencia de usuario, las soluciones en procesos de fabricación y la seguridad en su más amplio significado, lo que también abarca la ciberseguridad.

Serás tu propio ‘DJ’

Lograr una experiencia de usuario extraordinaria es una de las tendencias actuales más destacadas de la industria de la automoción. Los fabricantes saben que a los humanos nos encanta que nos lo pongan todo fácil, que nos mimen y nos hagan pasar un rato agradable y entretenido, si es posible. Y eso también se aplica al momento de la conducción.

Y de ahí nace el ‘DJ’ de Mercedes, que no se limita a ser un ‘pinchadiscos’ algorítmico encargado de proporcionarnos una selección musical a nuestro completo gusto (esto también existe y lo aplican otros fabricantes). Mercedes quiere transformar tu vehículo en instrumento musical y a ti en el ‘DJ’ que con tu modo de conducción modifiques la melodía según tu comportamiento al volante, ya sea relajado y tranquilo, más ligero o muy deportivo. Para ello habrá una serie de bases a tu disposición.

Pongamos un ejemplo. Te sientas en tu vehículo y de momento la pista te ofrece la base sonora en bucle de una canción, que de momento se mantiene como en un segundo plano. Pero la canción comienza a incorporar efectos, graves, agudos, la letra… según tú avanzas y vas acelerando, frenando etc sobre todo en carretera abierta, animándote a ser aún más protagonista y partícipe de la experiencia de conducción que tú mismo estás generando. Cuando llegas a un semáforo, el conjunto sonoro vuelve a simplificarse retomando la pista inicial más sencilla. Una conjunción que por ahora sólo es capaz de lograr un sistema que cuente con las posibilidades de la IA.

Este sistema ya ha sido probado en unidades de Mercedes AMG en uno de los eventos de tecnología más importantes del mundo, el CES de Las Vegas que tuvo lugar hace pocas fechas. Allí presentaron el MBUX SOUND DRIVE para el que han contado con la colaboración del cantante, rapero y productor musical will.i.am.

De momento, en la presentación se contaba con hasta 16 diferentes pistas, entre las que se encuentran temas tan conocidos como “I Got a Feeling” de The Black Eyed Peas o “Night Drive” de Le French. Mercedes quiere que el coche como generador de la música propia de cada trayecto comience a comercializarse en este mismo año.

Y en un futuro también espera lograr que, de algún modo, la música sea también un reflejo del entorno y del paisaje. Esto incluiría por ejemplo, el procesamiento de información ofrecida por los sensores de lluvia, o incluso de la suspensión, para que los elementos climatológicos y del entorno también puedan llegar a modificar el espectro sonoro del viaje.

Otro gran ejemplo de cómo la experiencia de usuario está mejorando gracias a la IA es la asociación entre Google y Renault con su sistema operativo Open RLink. Este sistema está basado en Android Automotive OS, el sistema operativo de Google integrado para automoción. Se trata de un gestor que soporta buena parte de la actividad informática de los modelos de la marca del rombo y muy especialmente de la interface con el usuario, la que ofrece esa “experiencia de usuario” potenciada que buscan las marcas y que, hoy día, está un paso por delante de la mayoría de los fabricantes. Su desarrollo ha contado con la participación de la “Artificial Intelligence”.

Robots y procesos

Por supuesto, para los fabricantes encontrar soluciones y mejoras en sus procesos y tareas es algo así como el maná, algo que alimenta sus negocios ya que les hace ser más rentables y competitivos, al generar ahorros de costes o de tiempos -que muchas veces viene a ser lo mismo- o bien incrementos en la calidad.

Y volvemos a la marca del rombo, porque los franceses no se conforman con ofrecer una de las mejores experiencias de usuario del mercado a nivel de interfaz. También trabaja para generar un gemelo digital en sus procesos industriales que le ayuden a avanzar mucho más rápido y sin tener las ataduras del mundo físico. Algo parecido está implementando el gigante japonés Toyota.

Sinceramente, esto no es algo nuevo. También los fabricantes alemanes están en ello con la colaboración entre otros del suministrador de componentes más grande del mundo, Bosch, y posiblemente la más importante empresa de procesadores, Nvidia, con su plataforma Omniverse. Desde ella:

·        Agregan cantidades de datos masivas transformándolos en modelos de alto rendimiento que ayudan en la toma de decisiones a largo, corto y medio plazo.

·        Conectan innumerables herramientas de software en principio creadas para intervenir en pequeñas tareas específicas.

·        Habilitan la colaboración en directo de múltiples elementos, usuarios y máquinas en todas las ubicaciones del mundo necesarias, de forma que las empresas internacionales toman decisiones globales en mucho menos tiempo.

Pero también hay otras empresas más pequeñas, como Cognata. que utilizan sus conocimientos en IA para mejorar todo tipo de test y pruebas, por ejemplo, en las de gestión de la producción. E incluso se utiliza para facilitar la labor de los concesionarios que son apoyados en sus tareas de marketing y ventas por los desarrollos de la empresa Norbee.

Pero tenemos que volver a un uso de lo más llamativo de la Inteligencia Artificial como son las pruebas de robots humanoides en las líneas de producción de BMW. Es curioso que aquí se dé otra similitud con Mercedes-Benz, ya que la marca de la estrella junto con Apptronik está igualmente realizando pruebas en el uso de dichos humanoides en diversas tareas.

Pero ¿por qué robots con estructura humanoide? Nuestra estructura corporal ha demostrado ser una de las mejores adaptaciones de la naturaleza al entorno terrestre. Además, hemos construido y acondicionado la realidad en torno a nosotros, con lo cual ahora ya es más fácil adaptar las máquinas a esa realidad “formateada” a nuestras necesidades.

Finalmente, muchas marcas están contemplando la construcción de estos robots como uno de sus productos del futuro. Por tanto, la producción a gran escala les hará incrementar el beneficio y reducir los costes, como en todos los negocios del mundo. Los test de estas máquinas en un entorno de rutina con completo control son ideales para ir perfeccionando sus habilidades.

Y aquí hay que recordar a Optimus, la ya segunda generación de robots del fabricante de eléctricos Tesla. Y no menos importante, la adquisición de Boston Dynamics por parte del coreano Grupo Hyundai. Boston Dynamics es posiblemente la empresa más avanzada en cuanto a robots autónomos del mundo.

Seguridad y -por supuesto- cíber

Este ámbito cubre tanto a la seguridad en general, especialmente la física y mecánica, como a la ciberseguridad, en sus facetas preventivas de cumplimiento de la normativa, como en la defensiva anti crackeos.

Algunos ejemplos en la aplicación de la seguridad integral son:

·        Continental y Seeing Machines, participando en el reconocimiento facial como método biométrico de reconocimiento del usuario dándole acceso y arranque sin llave. También en el sistema de monitorización del conductor

·        Hertz y Ravin AI, como socios en la inspección general del estado de las flotas de vehículos.

·        42dot usando la IA para proporcionar un sistema de alerta y reporte de accidentes implementado en los vehículos, especialmente en los autónomos.

En cuanto a la ciberseguridad, lo malo de la IA es que está potenciando las acciones de los crackers o hackers no éticos. Por ello es esencial la prevención que está imponiendo la normativa UNECE/R155 en favor de los usuarios. Esta directriz va a obligar a todos los fabricantes de vehículos a partir del próximo mes de julio a contar con un certificado de ciberseguridad para todos los vehículos que vendan.

Este contempla 70 aspectos de la ciberseguridad que deben ser cubiertos por automóviles, furgonetas, autobuses, camiones, remolques y autocaravanas. Y uno de esos actores que puede hacer que cualquier fabricante cumpla con la normativa es EUROCYBCAR gracias a su metodología ESTP -EUROCYBCAR Standard Test Protocol- con patente internacional. Este test mide el nivel de ciberseguridad de un vehículo según los requisitos de la UNECE/R155.

Y pronto estos requisitos se verán ampliados a otros vehículos, ya que la Organización de las Naciones Unidas -ONU-, el organismo que está detrás de esta norma, ha considerado que su ámbito de aplicación se tiene que ampliar también a las motocicletas, scooters e incluso a las bicicletas eléctricas que superen los 25 km/h de velocidad.

Aunque la obligatoriedad de que estos vehículos cuenten con un certificado que identifique y evalúe su nivel ante el riesgo de ataques telemáticos todavía está pasando por los trámites de procedimiento y consultas correspondiente, lo más previsible es que la norma quede finalmente asentada a principios del año que viene y que, muy posiblemente, comience a entrar en vigor a lo largo del próximo 2025.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.