Concepts y prototipos

¿De verdad Peugeot supo ver el futuro de la tecnología?

Los concept car son vehículos de Salón, muy llamativos y que adelantan cómo podrían ser los coches en un futuro más o menos cercano. Sin embargo, sus predicciones puede que no siempre sean las correctas.

Imagen de un hombre con unas gafas de realidad virtual.

Sin embargo, Peugeot asegura que se ha anticipado a muchas tendencias; incluso no dudan en asegurar que su Centro de Diseño -del que han salido sus prototipos y concepts más vanguardistas desde el año 1936- tiene “una bola de cristal… ¿Exageran o no? Lo comprobamos con estos cuatro coches…

Peugeot 402 n4x

Este modelo tenía como fin ser un anticipo de un modelo de representación que pudiera venderse a lo largo de los años 40 del siglo pasado. Se trataba de un estudio que ponía mucho énfasis en aspectos como la aerodinámica, con el objetivo de reducir el consumo y mejorar las prestaciones. Para conseguirlo, fue uno de los primeros modelos en someterse a pruebas en un túnel de viento y recurrió a ideas estéticas inspiradas en el mundo de la aviación.

Imagen del Peugeot clásico 402x modelo

También incluía novedades que llegarían poco a poco a los modelos de producción, como los frenos hidráulicos -que exigían menos esfuerzo para accionarse y, por lo tanto, resultaban mucho más eficaces-. Es cierto que, por diseño, este modelo nace en una época en la que los coches con diseños redondeados aún no eran lo habitual -y mucho menos los que tenían llamativos apéndices aerodinámicos-… por lo que, en ese aspecto, es todo un precursor.

Peugeot Quasar

Si avanzas hasta 1984 te encontrarás con el que Peugeot asegura que es su primer concept-car: el Quasar. Un modelo que incluía dos originales sistemas, como eran el cuadro de mandos digital y un sistema de navegación. Asimismo, disponía de un sofisticado motor que, con sólo 1.6 litros lograba una potencia de 600 CV.

Imagen de un Peugeot Quassar con las puertas abiertas

Aunque es cierto que el cuadro de mandos digital era algo bastante original, anteriormente ya hubo coches -de serie- que empleaban una instrumentación ‘no analógica’, como sucedió con el Aston Martin Lagonda de 1976 e, incluso, Renault mostró el R11 Electronic y MG el Maestro en 1983.

Peugeot Proxima

Su debut tiene lugar en 1986, en un Salón de Paris. Se trata de un modelo de apariencia muy futurista en cuyo interior destacaba un salpicadero con hasta cinco pantalla de vídeo en alta resolución. Incluso una de ellas, la emplazada en la consola central, permitía manejarla de manera táctil. Toda esta parte multimedia era controlada con la ayuda de dos ordenadores centrales con nada menos que… 40 Mb de memoria -que era muchísimo en aquella época-.

Imagen visto desde arriba del llamativo Peugeot Oxia.

Con esta solución multi-pantalla, la marca pretendía que el conductor tuviese acceso a mutitud de información, pero de una manera ordenada. Por ejemplo, los datos esenciales aparecían agrupados muy a la vista de quien estuviera al volante: velocidad, revoluciones del motor… Por no olvidar que las alertas y avisos aparecían proyectados en la zona del parabrisas.

La marca francesa asegura que la idea de utilizar varios displays era algo así como el anticipo de soluciones que ahora utilizan los 3008, 5008 ó 508. Sin embargo, la idea de contar con un HUD no era novedosa en cuanto a los prototipos… pero sí en coches de calle -el primer modelo en incorporarlo fue un Oldsmobile Cutlass Supreme-.

Peugeot Oxia

Sin duda, el más deportivo de todos estos modelos. Un llamativo coupé que, en el momento de su presentación -año 1988-, no sólo llamaba la atención por lo rápido que era -con una velocidad máxima de 350 km/h-, sino por sus tecnologías para mantener conectado al conductor con el exterior. Así, disponía de un moderno radio-teléfono… e incluso no faltaba un ordenador y diferentes periféricos que eran compatibles con un PC.

Imagen de un Peugeot Oxia

¿Su objetivo? Controlar sistemas como el aire acondicionado  e, incluso, administrar una base de datos con información sobre trayectos que sirvieran para el navegador. El hecho de que tantas funciones dependieran de un ordenador sí que es algo que empezaba a ser novedoso el mundo del automóvil.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.