Novedades

DB5 Junior: Un Aston Martin para tus hijos

¿Juegan tus hijos a los espías? ¿O, simplemente, les encanta acompañarte a las ferias de clásicos? Si es así, se merecen un regalo como éste. Aunque no es compatible con todas las economías...

Imagen frontal del Aston Martin DB5 Junior

Los habituales cochecitos eléctricos para niños siguen figurando entre los juguetes estrella. Cuentan con muchos atractivos como -por ejemplo- la oportunidad de que el niño imite un comportamiento de sus padres, en algo tan habitual como el acto de conducir. También, sus formas -que suelen caricaturizar las de automóviles reales- y colores aportan un atractivo difícil de resistir.

Pero, por encima de todo, un juguete de esta categoría es capaz -por sí solo- de crear afición por el automovilismo. Y es que, no en vano, la sensación de libertad que aporta al tierno infante se aloja para siempre en rincones de la memoria que no alcanzan los modernos ‘mundos virtuales’.

Al igual que ocurre con los coches ‘de mayores’, entre estos cochecitos también existen niveles de precios y acabados muy distintos. Los más asequibles apenas se distinguen de una bañera de plástico chillón… Pero, si estás dispuesto a invertir, encontrarás modelos que poco tienen que envidiar a sus contrapartidas reales.

Un clásico a escala

La mayoría de los cochecitos más exclusivos suelen reproducir vehículos que han marcado su época. En esta ocasión, la conocida ‘The Little Car Company’ ha lanzado el ‘Aston Martin DB5 Junior’. En colaboración con la marca de las alas, el especialista británico ha optado por realizar su propio ‘revival’ del mítico deportivo… aunque a una escala dos tercios menor.

Imagen lateral del Aston Martin DB5 Junior

El exterior reproduce con total fidelidad la estética de un DB5 Cabrio, gracias a los datos de escaneado 3D -sobre el modelo real- aportados por Aston Martin. La carrocería de resina resultante se asienta sobre un chasis de aluminio, cuyo tren rodante incorpora amortiguadores y neumáticos reales y perfectamente funcionales.

La función de impulso corre a cargo de un propulsor eléctrico con 10 kW de potencia. No parece mucho, pero se las apaña para lanzar el DB5 Junior a unos respetables 48 kilómetros por hora. Si crees que tus hijos no están -aún- preparados para tal velocidad, cuentas con una app -para instalar en tu smartphone- que te permite limitar la potencia disponible mediante las modalidades ‘Novice’, ‘Expert’ y ‘Race’.

Interior del Aston Martin DB5 Junior

El interior amplifica aún más la verosimilitud del cochecito. Todo en él funciona, desde los relojes -firmados por Smiths, claro está- hasta las luces, pasando por el práctico maletero. Y, a pesar de su tamaño, está diseñado para que un adulto pueda subirse como copiloto.

Por supuesto, un pedazo así de felicidad tiene su precio. The Little Car Company vende el Aston Martin DB5 Junior a unos 50.350 euros. Por esta cantidad -que se equipara a muchos automóviles ‘premium’-, tu hijo no sólo recibirá un coche: podrá personalizarlo a su antojo -incluyendo hasta juegos de maletas- y, además, pasará a formar parte del club oficial de propietarios de Aston Martin. ¿Todavía sigues llamándolo ‘juguete’?

Diego García
Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.