Empresas

Daimler hace la mayor inversión de su historia para comprar… ¡esto!

Poner en marcha una nueva fábrica, desarrollar una plataforma, lanzar una serie de modelos... son proyectos que, a una marca de automóviles, le suponen una gran inversión. Pero hay otra cosa que le va a salir aún más cara.

En la imagen aparecen varios coches de Daimler AG

El gigante automovilístico Daimler -propietario, entre otras, de las marcas Mercedes, Smart o Fuso-, ha invertido en los últimos años cerca de 10.000 millones de euros para desarrollar una amplia gama de vehículos eléctricos -no sólo coches, también vehículos comerciales y camiones-.

Asimismo, no ha dudado en extender la chequera y firmar otros mil millones de euros adicionales para el desarrollo de nuevas baterías. Para que la producción de dichas baterías esté garantizada, al menos hasta 2030, lo que ha hecho Daimler es volver a sacar la cartera y destinar la friolera de 20.000 millones de euros para adquirir celdas de baterías.

Puede que suene exagerado, pero es que según Dieter Zetsche, presidente de la junta directiva de Daimler AG y director de Mercedes-Benz Cars es la única manera de garantizar la transformación eléctrica del grupo. Dicho con otras palabras, entre sus plantes figuran lanzar 130 variantes electrificadas, sólo de Mercedes, de aquí a 2022… sin contar las furgonetas, camiones o autobuses.

¿Demasiado previsores?

En realidad, la gran demanda que se espera de coches eléctricos durante la próxima década, sobre todo por parte de China -que también es el mayor fabricante de las baterías que necesitan estos vehículos, además de poseer grandes cantidades de cobalto, material necesario para su construcción- ha motivado esta decisión.

En palabras de Wilko Stark, miembro de la junta divisional de Mercedes-Benz Cars, Adquisiciones y Calidad de Proveedores “nos aseguramos el suministro de nuestra red global de producción de baterías, ahora y en el futuro, utilizando las últimas tecnologías”.

También la decisión es un paso más dentro de la estrategia CASE que va a llevar la marca en su futuro a corto y medio plazo; esas siglas hacen referencia al tipo de movilidad que augura Daimler en los próximos años: Conectada, Autónoma, Compartida -sharing- y Eléctrica.

El negocio: fabricar baterías por todo el mundo

En la actualidad, Daimler ya tiene proveedores que les producen celdas de batería en Asia y Europa, a las que se unirán otras localizaciones en Estados Unidos. La empresa compra las celdas en el mercado mundial, dejando ese papel a los especialistas… mientras que ellos se centran en el montaje de dichas baterías, para lo cual tiene previsto poner en marcha ocho fábricas en tres continentes: cinco en Kamenz, Stuttgart-Untertürkheim y Sindelfingen -Alemania-, una en Pekín -China-, otra en Bangkok -Tailandia- y una más en Tuscaloosa -EE.UU.-

¿Qué modelos las van a necesitar?

En apenas tres años, todos los Mercedes estarán electrificados, lo que significa que cada modelo contará con algún tipo de hibridación -ligera o enchufable- o será completamente eléctrico. Esta politica se aplicará desde al pequeño Smart Fortwo hasta a los grandes SUV.

La idea es que de aquí a 2022 haya 130 variantes de este tipo, las más sencillas dotadas de un sistema eléctrico de 48 voltios con dispositivo EQ Boost -que proporciona un extra de potencia puntual a un motor convencional- y las más complejas -se habla de 10 modelos- con motores eléctricos alimentados por baterías o bien por pilas de combustible.

Daimler asegura que para el año 2025, las ventas de vehículos eléctricos con batería aumentarán hasta suponer entre el 15 y el 25 por ciento de las ventas totales… si bien dice que esos datos dependerán, obviamente, de lo que decidan los clientes y también del apoyo en cuanto a infraestructuras públicas que muestren los gobiernos e instituciones.

No ha sido Tesla: Mercedes ya vende camiones eléctricos

Desde hace casi una década, Daimler ya sabe lo que es desarrollar camiones eléctricos; de hecho, ya en 2018 había lanzado su primer modelo de este tipo producido en serie, el Fuso eCanter. Por otro lado, eActros destinado al transporte pesado lleva en pruebas por carretera abierta desde junio de 2018 y en septiembre se entregó la primera de diez unidades de una flota que ya es utilizada en el día a día.

En cuanto a autobuses, desde finales del año pasado se fabrica el eCitaro, que se emplea en la red de transporte público de Hamburgo. La electrificación también se extiende a la gama de furgonetas, como lo demuestra el hecho de que desde noviembre de 2018 ya se ofrezca la eVito a la que seguirá la eSprinter, desde mediados de 2019.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.