Prueba a fondo

Cupra Born 58 kWh: Prueba del sistema multimedia de este eléctrico ‘razonable’

El primer eléctrico de Cupra se ha convertido en uno de los compactos de este tipo más deseables... y, con el tiempo, ha ido ajustando cada vez más su precio. Además, durante un tiempo disfrutó del sistema multimedia más evolucionado de la marca; ¿sigue vigente este dispositivo?

Imagen exterior de un Cupra Born de color gris claro

Qué debes saber del Cupra Born de la prueba

Es la versión ‘de acceso’ a la gama en cuanto a tamaño de batería, pues tiene una capacidad de 58 kWh; asimismo, tras una de las últimas reestructuraciones de la gama, el nivel de acceso en cuanto a potencia queda establecido en los 231 CV -por ahora, en el configurador, ya no aparece la variante de 204 CV-.

El precio del modelo de nuestra prueba es de 39.990 euros, si bien la firma lo ofrece con una promoción equivalente a su parte de aportación al Plan MOVES III, lo cual supone una rebaja de 4.710 euros, dejando su precio final en algo más de 35.000 euros.

La versión analizada cuenta con un motor de 231 CV. Eso le permite alcanzar una velocidad máxima de 160 km/h -autolimitada- con una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,6 segundos -de 0 a 50 solo necesita 2,6 segundos-. En cuanto a las cifras de consumo, Cupra habla de una horquilla que oscila entre los 15,5 y los 17,4 kWh cada 100 km, lo que se traduce en una autonomía que oscila entre los 375 y los 420 km. Por lo que se refiere a los tiempos de recarga, teniendo en cuenta que es compatible con ciclos de 120 kW de potencia, puede pasar del 0 al 80% en unos 35 minutos, mientras que en una toma de 11 kW podría cargarse por completo en unas seis horas y 15 minutos.

Que el Cupra Born es un modelo compacto de cinco puertas, con unas dimensiones de 4,33 m de largo, 1,80 m de ancho -o bien 2,07 m con retrovisores- y 1,54 m de alto. Cuenta con cinco plazas, tiene un maletero de 370 litros, su peso en marcha es de 1.818 kg, cuenta con neumáticos en medida 215/55 sobre llanta de 18″, viene con discos delanteros de freno de 330 mm y tambores traseros de 280 mm, mientras que llama la atención por su reducido radio de giro, de solo 10,1 metros entre paredes.

Que esta versión lleva un equipamiento de serie bastante completo. De hecho, de serie viene equipado con selector de modos de conducción, carga bidireccional, frenada regenerativa, posibilidad de comunicarse con otros vehículos y la infraestructura -V2X-, frenada automática de emergencia, asistente de cambio involuntario de carril, detector de fatiga, control de presión de neumáticos, climatizador bizona, acceso y arranque sin llave, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, servicios conectados, llamada de emergencia, actualizaciones remotas, aplicación móvil, cuadro de mandos digital de 5,3″, sistema multimedia con pantalla de 12,3″, bluetooth, reconocimiento por voz natural, cuatro tomas USB, radio digital DAB, cargador inalámbrico para móviles, freno de mano eléctrico, faros delanteros de led, volante multifunción, iluminación ambiental…

En cuanto a las opciones, dispone del Advanced Pack, que por 970 euros suma el sistema de navegación conectado, el control de velocidad adaptativo y predictivo, el lector de señales de tráfico y la cámara de visión trasera; por 2.000 euros existe el ‘Pro Pack’, que a lo anterior suma el conjunto de cámaras 360º, el asistente de aparcamiento, el control de velocidad adaptativo con más funciones, el asistente de ángulo muerto, la alarma o el asistente precolisión; por 4.000 euros cuenta con el llamado Top Pack, que sumaría a todo lo dicho hasta ahora elementos como el HUD con realidad aumentada, el equipo de sonido Beats Audio o el techo panorámico. Además, hay opciones como la bomba de calor por 1.070 euros, la suspensión regulable por 910 euros, las llantas de 19″ desde 1.020 euros o hasta 20″ por 1.200 euros y los asientos delanteros deportivos con regulación eléctrica, calefacción y masaje por 1.860 euros-.

En poco más de cinco años, la firma española Cupra se ha hecho muy popular tanto ‘en su tierra’, como en buena parte de los países europeos. Y ahora que está de moda y que no para de anunciar novedades y futuros lanzamientos -como el Tavascan, el Terramar o los renovados León y Formentor-, no hay que olvidar el que ha sido uno de los modelos ‘que lo comenzó todo’. Es más, también pasará a la historia como el primer modelo 100% eléctrico que lanzó la marca española.

Un coche que, en principio, iba a lucir el escudo de Seat, pero que evolucionó hacia algo más deportivo y exclusivo bajo el emblema de Cupra y que se ha convertido en un producto muy interesante y en la forma más asequible de acceder a un modelo basado en la plataforma MEB -Modulare E-Antriebs-Baukasten- del grupo Volkswagen y que también emplean los VW ID.3 o ID.4, Audi Q4 eTron o Skoda Enyaq.

Imagen interior del Cupra Born


El Born también es otro Cupra que no ha dejado de mejorar y ampliar su gama; de hecho, hace pocos meses conocíamos la nueva variante VZ con un motor potenciado y una puesta a punto específica para convertirse en todo un referente entre los ‘GTI’ eléctricos -que es un segmento en auge-. Pero de todo lo que puede ofrecer este modelo, en esta prueba nos hemos querido centrar en algo tan importante para este coche -en realidad, para cualquier modelo reciente- que es lo que tiene que ver con la parte multimedia, con su parte de info-entretenimiento.

Por apariencia, tamaño… a punto de dar el salto

De origen, los Born vienen con el dispositivo dotado de una generosa pantalla de 12″, lo que equivale a un tamaño de 30,5 cm en diagonal. Es grande… pero, en breve, es muy probable que el modelo termine incorporando la que ha sido una de las principales novedades de la variante VZ: el sistema con la pantalla de 12,9″ que, además, incluye detalles interesante, como la hilera de botones retro-iluminados en la zona inferior, mucho más lógicos y accesibles de manejar que los que lleva la versión que hemos analizado.


Lo primero que te aparece en la pantalla del sistema multimedia es precisamente un mensaje relacionado con la conectividad del coche. En él se especifica que el vehículo se encuentra ‘en modo online’ y que, por lo tanto, enviará datos de uso y de la ubicación del vehículo a Seat -que sigue siendo Cupra al fin y al cabo-, y también, en caso de que lo haya, a un usuario que se haya registrado en los servicios de conectividad del modelo.

Que este mensaje aparezca desde el inicio es muy buena idea, mostrando que el coche ‘va de cara’ desde el primer minuto en relación con algo tan delicado como la privacidad. Ahora bien, si no quieres compartir esos datos, el proceso es sencillo: para gestionar tu privacidad, ve al menú de los ‘ajustes’ y comprobarás que allí, precisamente, lo primero que te aparece en las opciones disponibles en la posibilidad de activar el llamado ‘modo off line’.


También hay información relacionada con una función muy interesante que es lo que denominan comunicación ‘Car to x’. Si la llevas activa, eso quiere decir que el Born va a intercambiar información con otros vehículos o con otras infraestructuras del tráfico… que, lógicamente, también sean compatibles con dicha tecnología.

Asegura Cupra que, de esta forma, el coche puede advertir a otros coches -u otros coches a ti- de la presencia de peligros en las proximidades, situaciones riesgo… y también se puede emplear esa información para conocer el estado del tráfico. Incluso dice Cupra que dicha tecnología es un complemento para el control de velocidad adaptativo con regulación preventiva de la velocidad.


Conectividad para el coche y para los que viajan a bordo

Por otro lado, en el menú de los ajustes también puedes encontrar algo interesante que tiene que ver con las redes inalámbricas WiFi. En este caso, este compacto eléctrico puede hacer dos cosas con esa red: Por un lado, utilizarla para que el coche se convierta en un hotspot, es decir, como cuando en tu caso tienes un router y puedes distribuir la señal inalámbrica para que, en este caso, los pasajeros que viajen a borde dispongan de acceso a Internet y puedan conectar los dispositivos para que el viaje sea más ameno, sin tener que tirar de sus datos.


Para activarla, basta con acceder a los ajustes del WiFI, entre los que aparecerá el de ‘sistema de infotaitment como hotspot’. Más allá de la funcionalidad en sí, nos gustan algunas de sus características de ciberseguridad. Por ejemplo, permite ver en todo momento qué dispositivos están conectados a su propia red. Además, también es fácil cambiar el nombre de esa red. Por otro lado, no falta la posibilidad de variar, todas las veces que se desee, la contraseña que permite ‘engancharse al WiFi’: un detalle interesante y que siempre hay que hacer para mantener un nivel de ciberseguridad elevado.

Aspectos como la privacidad y la información/ gestión de datos están bien resueltos en el cupra born

Por otro lado, el vehículo también puede, a su vez, conectarse a una WiFi, por ejemplo la que tú le proporcionas desde tu teléfono móvil o smartphone para que el Born se conecte a ella y así dispondrá Internet y aumentará el nivel de funciones que puede ofrecer. Finalmente, para estar al tanto de todo lo que tiene que ver con los datos, dentro del menú de las configuraciones, tenemos la posibilidad de hacer un restablecimiento de los ajustes de fábrica algo que siempre es aconsejable si nos toca entregar o devolver el vehículo.

La parte multimedia también cuenta con un menú de información del sistema, en concreto sobre hardware y software del vehículo; además, también te dice si hay actualizaciones disponibles para instalar en el coche. Unas updates que incorporen mejoras en todo lo que tiene que ver con la tecnología de sistema, pero también para incorporar parches o mejoras de ciberseguridad.

¿Qué ‘sensaciones’ ofrece este dispositivo?

En cuanto al funcionamiento del sistema Cupra Connect -con su resolución de pantalla de 1.560 x 700 pixels-, cabe decir que recuerda mucho al que han ido incluyendo otros modelos recientes de la marca., desde el Formentor al León. Pero también es verdad que, como se trata de una tecnología que evoluciona a gran rapidez, ya hay otros Cupra con dispositivos aún más avanzados y vistosos.

En la foto, a la izquierda el sistema multimedia del Born y a la derecha el del Tavascan
En la foto, a la izquierda el sistema multimedia del Born y a la derecha el del Tavascan.


Lo hemos visto en el recientemente anunciado Tavascan, que ya incluye un dispositivo con 15″ y un tamaño en diagonal de 38 cm para integrar más funciones aún y con un diseño más actual; se trata de una pantalla algo menos apaisada y que reúne en la parte inferior lo que tiene que ver con los controles de la climatización… lo cual no solo queda mejor estéticamente, sino que tiene más lógica.

En cualquier caso, con las 12″ del Born hay más que suficiente para disponer de una presentación vistosa, con iconos y menús grandes. Hablando de menús, este sistema cuenta o bien con uno de aspecto más visual que divide la pantalla en tres bloques verticales -y cada uno de ellos ‘deslizante’ para mostrar, en un mismo espacio, varias subpantallas-, o bien con otro de tipo ‘estructura tablet’, que muestra en iconos las diferentes funcionalidades del sistema.

Respecto a otros sistemas multimedia y quizá es una opinión subjetiva, resulta un poco más complejo de utilizar que otros similares y exige un periodo de adaptación un poquito más largo para saber encontrar en todo momento donde están distintas funciones. Seguramente, esto se debe a la no existencia de una amplia variedad de funciones y a la profundidad de algunos menús. En todo caso, existe un tutorial que puedes consultar en cualquier momento para que te hable de las principales características del sistema.

Otra cosa que no convence, que ya lo hemos comentado, es que en la parte inferior hay una superficie táctil con la que subir o bajar el volumen, o subir o bajar la temperatura… pero, de noche, no están iluminadas y, por lo tanto, resultan complicadas de encontrar. Con todo, no es un problema importante porque hay dos alternativas de gran utilidad.

Por un lado, los mandos del volante multifunción; y, por otro, el control por voz natural, que por supuesto que cumple su trabajo, si bien tiene más retraso entre el momento en el que le lanzas una orden y el vehículo ‘reacciona’, te responde y ejecuta la acción. En este sentido, es cierto que dispositivos de firmas más premium -y caras- como BMW o Mercedes cumplen mejor.

Al final, puedes controlarlo casi todo

Es normal habitual en ese tipo de tecnologías: la posibilidad de controlar múltiples funciones. Entre las más destacadas, no faltan los ‘clásicos’: sistema de navegación, radio y otras fuentes de sonido/multimedia, acceso a los protocolos Android Auto y Apple Car Play, telefonía, datos de viaje -ordenador de a bordo-, ajustes en general y también del sonido y check control del vehículo.

Luego, por el hecho de ser eléctrico, también cuenta con un menú desde el que poder activar la climatización independiente, con el fin de de adecuar la temperatura en el habitáculo antes de que los pasajeros se suban en él. Una climatización que, por lo demás, tiene su propia ‘pantalla’ donde, además de la temperatura, también se activan o desactivan elementos como la calefacción del volante, la del parabrisas y la luneta trasera, la recirculación de aire…

Pero la pantalla también ofrece otras utilidades. Por ejemplo, sirve para mostrar las imágenes de la cámara o cámaras de ayuda al aparcamiento que lleve incluidas el vehículo. Otro tipo de asistentes, como el de mantenimiento de carril o el control de velocidad activo también se pueden controlar, activar o recibir información desde la pantalla. Asimismo, el Cupra Connect también sirve para personalizar el sistema de iluminación interior o bien para elegir entre las distintas posiciones del selector de modos de conducción.

¿Quieres ver la prueba en vídeo del Cupra Born?

VALORACIONES
Pantalla y apariencia
8
Funciones
8.5
Sencillez de manejo
7
Rapidez y fluidez
7.5
Privacidad y ciberseguridad
8
Apasionada del movimiento, tenga la forma que tenga. Transportarme es un sueño. Los automóviles son los que mejor lo expresan. Periodista, conductora, correctora. Saber cada día un poco más y contarlo. HackerCar es el medio ideal para continuar creciendo.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.