Tecnología HC

Cuatro maneras de tener un coche más ciberseguro

Tener un coche protegido de posibles crackeos... es sencillo. E, incluso, hay sistemas que te permiten te pueden ayudar si, llegado el caso, ya has sido víctima de uno de ellos. Esta es nuestra selección de cuatro productos.

Vista del capó de un coche que circula por una autopista hacia el amanecer
Photo by Taras Makarenko from Pexels

Hemos reunido cuatro dispositivos por precios muy razonables, ya que oscilan entre los 10 y los 30 euros. Todos ellos permitirán hacer de tu coche un medio de transporte más ciberseguro y todos los puedes encontrar en nuestra selección de productos de Amazon.

La presión, bajo control

No sólo supone un coste económico, en cuanto al mayor desgaste que puede implicar: unos neumáticos con las presiones incorrectas puede poner en serio riesgo tu seguridad y las de las personas que te acompañan o las de otros usuarios de la vía. Pensarás que en los modelos actuales, esa información es fácil de controlar con los medidores de presión integrados que llevan los coches.

Esa información, mientras ‘viaja’ del neumático al cuadro de mandos del vehículo, puede ser ‘alterada’ por un ciberdelincuente, lo cual podría ponerte en peligro si, por ejemplo, llevas una presión incorrecta en los neumáticos, pero el coche no te advierte de ello. ¿Una buena opcion? Contar con una segunda ‘opinión’. Ahora es posible con sistemas como el que te proponemos, muy avanzados y a un precio muy competitivo.

Y no sólo eso: el dispositivo del que te hablamos también es plenamente recomenable si tu coche es antiguo y no lleva ningún sistema de control de la presión del aire. Se llama RocBoc y, como verás, no necesita ningún tipo de instalación.

El RocBoc cuenta con una pantalla LCD a color y cuatro sensores, que son fáciles de instalar ya que la información se transmite por Bluetooth y porque no hace falta desmontar los neumáticos. El sistema te avisa de forma visual en la mencionada pantalla y a través de avisos sonoros, cuando detecta en tiempo real una presión anormal -por debajo de 3,5 bar-, una elevada temperatura e, incluso, un mal funcionamiento de uno de sus sensores.

Tarjetas: que nadie llegue a ellas

La nueva ‘normalidad’ nos va a hacer apostar por algo que ya se emplea en otros ámbitos de la vida: nos referimos a la ‘tecnología sin contacto’, o por proximidad. Bromas aparte, cada vez utilizamos más los sistemas contacless para realizar todo tipo de operaciones: desde pagar hasta, por qué no, abrir las puertas de un vehículo. Todo, gracias principalmente a unas tarjetas inteligentes con su tecnología NFC que evita que exista contacto físico con ella y otro elemento.

Pero, claro, que una tarjeta pueda hacer eso se debe a una tecnología conocida como NFC y que con la ayuda de una minúscula antena permite a la antena ‘comunicarse’ con otros dispositivos.

Pues bien, para que ese tipo de tarjetas estén lo más protegidos posibles, te proponemos el sistema protector Hikers, que bloquea las señales ante cualquier intento de escaneo o lectura no autorizada y envía una señal de interferencia codificada. El principio de funcionamiento es el de jaula de Faraday, como el de las fundas que hemos probado en HACKERCAR para proteger los mandos de los vehículos con sistema keyless.

Además, proporciona seguridad anti-escaneo a tu cartera, monedero o tarjetero e, incluso, puede proteger el pasaporte y, como te hemos comentado, también para el dispositivo de acceso sin llave de tu coche… Sin necesidad de utilizar una engorrosa funda, estuche o bolso.

Localizador: que nada se te escape

Puede que, al final, suceda lo inevitable… y debido a un crackeo te sustraigan el coche, la furgoneta con la que trabajas o cualquier otro tipo de vehículo, a pesar de que hayas hecho todo lo posible por ‘protegerlo’. Pues bien, para que esto tampoco sea un problema, es aconsejable que lleves a cabo una medida preventiva. ¿Cuál? La de instalar un localizador por GPS que te permita saber, en todo momento, eso que tanto aprecias o que tanto te ha costado.

En el pasado, contar con un sistema de este tipo solía conllevar un elevado coste económico. Ahora, existen sistemas como el XCSource, que no sólo tiene un coste muy razonable y apto para todos los bolsillos, sino que se puede ocultar en casi cualquier lugar del vehículo y que así pase desapercibido.

Además, también es posible utilizarlo para que, en caso de que prestes el coche a alguien -y siempre que le hayas advertido previamente-, sepas por qué zonas se mueve. Y es que este localizador envía en tiempo real y con toda precisión la ubicación del vehículo, algo que puedes consultar bien desde un ordenador o bien a través de SMS en tu móvil.

Nosotros hemos hablado de coches… pero lógicamente, el XCSource se puede instalar fácilmente en cualquier vehículo -moto, camión, furgoneta, bici, maquinaria de obra…- y si eres empresario se convierte en un instrumento ideal para que puedas gestionar tu flota, ya que necesita de una contraseña para cambiar o guardar cualquier configuración.

Bluetooth: vuelta a los clásicos

Hoy en día, parece que hablar de este sistema, que permite emparejar tu teléfono con un sistema manos libres integrado en el coche, es algo habitual en el equipamiento de serie de cualquier coche… ya así es. Sin embargo, como sistema inalámbrico, podría ser una puerta de acceso al vehículo, porque dicho Bluetooth esté a su vez, conectado a otras parte del automóvil.

Pues bien, una manera sencilla y también asequible de mejorar la ciberseguridad de tu coche es que, a la hora de hacer llamadas telefónicas, cuentes dentro del coche con un segundo Bluetooth.

En concreto, un dispositivo como los que estaban de moda hace años -y que todavía utiliza mucha gente en coches que ya tienen una cierta edad-, que no necesitan instalacion, se emparejan fácilmente con tu móvil y, al fin y al cabo, cumplen una función similar a la del coche.

Un buen ejemplo puede ser el receptor TP-Link HA100, que tiene un diseño atractivo y discreto, con una luz azul en el frontal para informar de su funcionamiento…

Este Bluetooth 4.1 es compatible con cualquier radio con conexión jack de 3,5 mm o RCA para televisiones antiguas. Tiene un alcance de 20 metros, puede transferir audio desde el móvil, tableta o un ordenador a su estéreo con cable, altavoces o auriculares de forma inalámbrica… por lo que es ideal no sólo en el coche, sino para cualquier sistema de audio que tengas en casa.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.