Novedades

¿Cuánto tardarán ahora en entregarte un coche nuevo?

Con la crisis del coronavirus, muchas cosas tuvieron que paralizarse para garantizar que la pandemia se pudiese controlar en el menor tiempo posible. Concesionarios y fábricas cumplieron su responsabilidad. ¿Cómo afecta a los plazos de entrega?

Imagen de un coche en una carretera vista desde arriba
Foto: will zhang en Pixabay

En realidad es sencilla… más o menos. En general, las puertas cerradas tanto en fábricas como en concesionarios ha durado entre 45 y 60 días de media. Evidentemente, ese periodo de tiempo de parón, se les ha acumulado tanto a aquellos clientes que iban a recibir un coche que ya estaba prácticamente listo para su entrega como a los que ya tenían un plazo de lista de espera porque había que pedirlo ‘a fábrica’ -es decir, si te dijeron que lo tendrías en dos meses, se habrán convertido en tres meses y medio o cuatro-.

Hace unos días lanzamos esa pregunta a varias marcas en nuestro país, y estas fueron su respuesta a la pregunta de cómo afectaría la situación generada por el COVID-19 a las entregas de los vehículos en España.

Renault: la normalidad ya está aquí

«Desgraciadamente debido a la situación de emergencia que se ha tenido que afrontar, la compra de vehículos se ha aplazado. Ahora se está volviendo a la normalidad gradualmente, por lo tanto, los plazos de entrega se han visto afectados en base al periodo de confinamiento que han marcado las administraciones, no sólo en nuestro país, sino también en los países donde tenemos nuestra producción industrial».

Ford: el stock, un punto fuerte

«Evidentemente la fabricación de coches quedó interrumpida durante el confinamiento, y eso ha generado un tiempo de reacople del ritmo productivo a las necesidades de la demanda. No obstante, como nosotros siempre hemos trabajado con stock en los concesionarios, si los clientes quieren su coche de forma inmediata estaremos en disposición de entregarle uno de forma rápida ya que tenemos stock suficiente en las concesiones para las primeras semanas de ventas».

Kia: Corea del Sur, una aventajada

«La disponibilidad de stock de nuestras Concesiones es buena y eso nos está ayudando a mantener plazos de entrega muy razonables para el cliente. Si se trata de pedidos a Fábrica, la crisis actual ha podido producir algún ligero retraso, si bien nuestra producción mantiene aún un buen nivel de suministro para la Red de Concesionarios».

Mazda: sin problemas de stock

«Afortunadamente hay stock en concesión o en España de casi cualquier modelo, terminación o color, suficiente para dar servicio a nuestros clientes. Los pedidos a fábrica dependerán de cuándo se realizaron, ya que siguen llegando unidades para su entrega en cuanto sea posible«.

Volvo: la ventaja de estar… ¡en China!

«Durante el tiempo en el que se encontraron cerradas las exposiciones de nuestra Red de Concesionarios, los comerciales de las mismas han atendido telefónicamente. Por otro, la compra de cualquier vehículo de nuestra gama ha podido realizarse a través de nuestra web www.volvocars.es«.

«En relación a los plazos de entrega, si bien las fábricas de Gante, Suecia y EE.UU permanecieron cerradas varias semanas -las dos primeras hasta el 20 de abril; la tercera hasta el 11 de mayo-, a comienzos de marzo Volvo Cars ya abrió sus cuatro fábricas de China lo que demuestra las ventajas de una empresa globalmente equilibrada. Por ello, los plazos de entrega han estado sujetos a ciertos ajustes pero no necesariamente se ha tenido que añadir el período de duración del coronavirus a los plazos fijados anteriormente«.

Seat: en los momentos complicados

«Debido a esta situación excepcional, tuvimos que analizar la situación de forma individual. Atención al cliente Seat y los concesionarios no han dejado de contactar directamente con los clientes para darles todos los detalles de sus pedidos y buscar la mejor solución posible para llevar a cabo la entrega, incluso se tuvieron en cuenta sus posibles necesidades de movilidad en caso de que lo precisaran«.

Toyota: a disfrutar de las ofertas

«Nuestras instalaciones estuvieron cerradas desde el lunes 16 de marzo hasta principios de mayo, fechas en las que no han podido acceder clientes a las instalaciones. Sin embargo, el Real Decreto RD 463/2020 ha permitido el comercio por internet, telefónico o por correspondencia, de tal manera que se ha atendido a los clientes que lo requerían por estos medios, incluyendo un potencial servicio mínimo de asistencia para reparaciones urgentes -a potestad del concesionario-.

«Incluso desde Toyota España hemos creado una oferta online, que aún sigue vigente, que permite acceder al nuevo Toyota C-HR por mensualidades de 240€. Para poder acogerse a esta promoción es necesario hacer una pre-reserva on-line de 200€».

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.