Tecnología HC

¿Cuánto le queda a a la caja de cambios manual?

Los últimos avances en la automoción le ponen 'fecha de caducidad' a uno de los gestos más comunes de la conducción: cambiar de marcha. Así lo asevera el 'genio mecánico' de esta marca coreana...

Imagen de una Caja de Cambios de Kia

Los automóviles, a lo largo de su historia, han recibido grandes avances. Luz, para poder circular de noche. Plástico, para volverlos más ligeros y económicos. Y tecnología, para convertirlos en entes conectados.

Pero la gran mayoría de ellos siguen llevando, bajo los pies de su conductor, tres pedales. De entre ellos, es el embrague -a la izquierda- el más importante. No puede iniciarse la marcha sin contar con él -soltándolo progresivamente-, y tampoco es posible dirigir sin su ayuda el ritmo con que se desplazará el coche. Así funciona un vehículo con transmisión manual, que es… el tipo más extendido en nuestros días.

Sin embargo, las ultimas tendencias parecen apuntar a que ‘mañana’ ya no será lo mismo. Los avances en la conducción autónoma -junto a la irrupción del coche eléctrico- podrían derribar para siempre este viejo paradigma. El único que perdura desde los comienzos de la automoción.

Un atisbo de futuro

A este respecto, Kia acaba de presentar una interesante propuesta: una nueva transmisión manual… pero ‘inteligente’, gracias a un embrague automatizado a través de la electrónica. Esta tecnología forma parte de la espina dorsal de su gama microhíbrida, la cual irá reemplazando -poco a poco- a las tradicionales mecánicas de combustión.

Michael Winkler -responsable de motores y transmisiones en Kia Europa- cree que esta solución alargará la ‘vida’ del cambio manual: «Kia tiene un 50% de cuota mercado en Europa de cajas de cambio manuales. ¿Pero dentro de unos años? Creemos que seguirá habiendo demanda, sobre todo gracias al auge de las motorizaciones ‘Mild Hybrid’ de 48V».

Y así funciona, en sus palabras: «Consigue una reducción del consumo de hasta un 3% y ofrece unas ventajas de confort y agrado de conducción igual de importantes. Se nota en la suavidad con la que se realizan las paradas y arranques, o en que el tacto y recorrido del pedal del embrague sea siempre el mismo a lo largo de toda la vida útil del coche. Y todo lo hace el sistema solo, sin intervención del conductor».

No obstante, este nuevo mecanismo no es sino un paso intermedio hacia un futuro sin palanca de cambios. Como él mismo reconoce, «con el proceso de electrificación no sé si habrá sitio para los cambios manuales en el mercado».

Y añade algo para la reflexión: «Pero la pregunta es, ¿lo quieren los usuarios? A la gente le encanta de los eléctricos que pueden pisar el pedal y sentir un empuje instantáneo. ¿Demandarían los conductores tener una función que imitara la forma de empujar de un motor de combustión? […] No sé si ésa será la dirección que tomaremos porque así lo indiquen los gustos de los conductores. Técnicamente, es posible. Pero creo que el empuje instantáneo y lineal es un patrimonio de los eléctricos que gusta mucho a la gente, incluso a los conductores más deportivos. Por ahora, estamos en los inicios de la electrificación. Y estamos más preocupados por conseguir más autonomía que de hacer coches deportivos eléctricos».

Diego García
Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.