Expertos HC

¿Cuáles son los desafíos de las Smart Cities del mañana?

Con las grandes ciudades cada vez más pobladas, deben surgir nuevas ideas que las hagan más sostenibles. Esta es una de las premisas actuales de las Smart Cities, pero ¿cuáles son los desafíos del futuro?

En todo el mundo, las comunidades tienden hacia la urbanización. Cada día, 200.000 personas se trasladan a las ciudades y más de la mitad de la población mundial vive actualmente en entornos urbanos, muchos de ellos en ciudades de alta densidad. Y se espera que aproximadamente el 70% de la población mundial sea urbana para 2050.

Los beneficios de la urbanización son muchos: los negocios y el comercio crean más puestos de trabajo y economías diversas; el turismo ofrece beneficios económicos; y la cultura y la ciencia continúan avanzando a medida que se intercambian ideas. También existen desafíos, incluido el cómo trasladar un mayor volumen de personas a más destinos que nunca. 

Esto plantea varios problemas potenciales: congestión del tráfico, dificultades para aparcar, viajes más largos, altos costes de infraestructura, la necesidad de más opciones de transporte público, impactos ambientales, consumo de energía… y más. En ciudades de alta densidad, como Nueva York, las calles no se están ensanchando, por lo que debemos cambiar nuestro pensamiento hacia el diseño de transporte inteligente e infraestructura inteligente, teniendo en cuenta no solo las necesidades de infraestructura tradicional, sino también los datos, la información y los diversos modos de transporte.

Se espera que aproximadamente el 70% de la población mundial sea urbana para 2050

Como profesionales del transporte, tenemos la tarea de abordar las necesidades de movilidad en las áreas urbanas ahora y, al mismo tiempo, planificar el futuro. Lo hacemos incorporando tendencias emergentes para abordar estos problemas en proyectos actuales y futuros:

Movilidad como servicio

La movilidad como servicio -MaaS- está alejando a las personas del transporte de propiedad personal hacia opciones de movilidad que se consumen como un servicio. Esto cambiará fundamentalmente la forma en que las personas se mueven: MaaS se basa en una plataforma digital –una aplicación o sitio web– que maneja la planificación de viajes de principio a fin, incluida la reserva, la emisión de billetes electrónicos y el pago en todos los modos de transporte, ya sean públicos o privados. El cambio a una movilidad centrada en el usuario facilitará el acceso de las personas a opciones de viaje flexibles en cualquier momento.

Los viajes compartidos, las bicicletas públicas e incluso los servicios de transporte a pedido se convertirán en la norma

También puede reducir el servicio que no genera ingresos, aumentar la eficiencia y reducir la huella ambiental de la movilidad. Los datos generados por MaaS pueden informar a los operadores para mejorar aún más las operaciones en todos los modos.

Movilidad bajo demanda

Mobility on Demand -MOD- es otra tendencia centrada en el usuario y en la planificación y el diseño del transporte. Combina servicios de movilidad emergentes, operaciones y redes de tránsito integradas, datos en tiempo real y sistemas de transporte inteligentes -ITS- cooperativos para conectar mejor a los viajeros con diferentes opciones de transporte y permitirles elegir la que más les convenga con más flexibilidad que nunca. MOD también ofrece opciones de primera y última milla que nunca antes habían existido hasta ese punto. Los viajes compartidos, las bicicletas públicas e incluso los servicios de transporte bajo pedido se convertirán en la norma, lo que podría causar cambios importantes en el sector automotriz y energético.

Transbordadores conectados y autónomos

Para el transporte público, los autobuses conectados y autónomos ofrecen eficiencia y conveniencia para servicios más frecuentes y regulares. A medida que esta tendencia continúe aumentando y haya más vehículos autónomos conectados en la carretera, habrá más sistemas que conecten unos coches con otros y coches con la infraestructura, lo que ayudará a reducir la congestión.

La micromovilidad aumenta el acceso a las opciones de transporte, reduce la cantidad de automóviles en la carretera, reduce nuestra huella de carbono y es rentable

Los beneficios adicionales incluyen soluciones de primera y última milla -la distancia desde el hogar hasta las opciones de transporte-, servicios de paratránsito, costes de operación reducidos y solución de la escasez actual de conductores de tránsito. Los beneficios económicos y sociales incluyen una seguridad mejorada, ahorros de costes por menos choques, una mejor eficiencia de combustible y un mejor acceso al transporte.

Micro-movilidad

Un tema recurrente en la urbanización es la diversificación de las opciones de tránsito para las ciudades inteligentes y con la micromovilidad ganando impulso. Los servicios compartidos de bicicletas y scooters eléctricos están apareciendo a un ritmo aparentemente rápido. Estas opciones permiten compartir vehículos de manera conveniente y pueden ayudar a reducir los problemas de estacionamiento, la congestión del tráfico y otros problemas que surgen en entornos urbanos. Para la primera y última milla, la micro-movilidad es otra opción para los viajeros. La micromovilidad aumenta el acceso a las opciones de transporte, reduce la cantidad de automóviles en la carretera, reduce nuestra huella de carbono y es rentable.

Internet de las Cosas

Las ciudades inteligentes utilizan dispositivos de Internet de las cosas -IoT- como sensores, luz y medidores en la recopilación y análisis de datos, que luego se utilizan para mejorar la infraestructura y los servicios públicos. A medida que el diseño y la construcción de la infraestructura continúen evolucionando, IoT se convertirá en una consideración clave en la creación de comunidades inteligentes y sostenibles que continuamente ofrecen una mejor calidad de vida a sus habitantes. Por supuesto, existen preocupaciones de privacidad que deberán abordarse a medida que evolucionen la arquitectura y la infraestructura inteligentes.

Precios por atascos

Los precios por atascos se dirigen a las carteras de las personas mediante la implementación de una estructura de tarifas para carreteras, puentes o túneles durante los períodos de alto uso con el fin de moderar el flujo de tráfico. 

Los precios por atascos reducen los retrasos y aumentan la previsibilidad de los tiempos de viaje, al tiempo que permiten a los gobiernos estatales y locales mejorar la calidad del transporte sin aumentar los impuestos o hacer grandes gastos. Con menos vehículos en la carretera, se reducen el consumo de combustible y las emisiones de los vehículos. La ciudad de Nueva York se preparó para convertirse en la primera área urbana del país en tener un aumento de precios en forma de tarifa para los conductores que ingresan al centro de la ciudad y tiene como objetivo reducir el atasco y agregar fondos al sistema de metro.

Con menos vehículos en la carretera, se reducen el consumo de combustible y las emisiones de los vehículos

Calles completas

Se crean calles completas para proporcionar un acceso seguro para todos, ya sean peatones, ciclistas, automovilistas o usuarios del transporte público. Cada calle completa es única y debe diseñarse para complementar la comunidad circundante, permitiendo espacios públicos seguros y redes de transporte sostenibles de alto rendimiento. Esto mejora la calidad de vida de los residentes y visitantes de cada calle completa.

Las ciudades inteligentes del mañana

La huella de las calles en la mayoría de las ciudades importantes no va a cambiar, pero lo que sí variará es qué modos de transporte tienen espacio en esas calles. Uno de los diseños de calles más creativos que existen actualmente es el Market District de San Francisco. Los carriles verdes, los carriles para autobuses, los carriles para taxis y los carriles para bicicletas obtienen la mayor parte del espacio aquí, con los coches relegados a un solo carril. 

En el futuro, es probable que veamos que los vehículos conectados y autónomos también tengan sus propios espacios dedicados al diseño de calles. Todo esto conduce a una menor congestión, un mejor flujo de tráfico y formas superiores de trasladar a las personas del punto A al punto B. Para ver esto plenamente realizado, se deben superar los desafíos en materia de financiación y políticas.

Poniendo todo junto

Las ciudades inteligentes y el transporte inteligente son conceptos en rápida evolución que se están poniendo en acción ahora. Uno de los proyectos en los que Michael Baker International está trabajando con el Departamento de Transporte de Ohio es el US 33 Smart Mobility Corridor. Este es un tramo de 35 millas de infraestructura inteligente en Columbus, Ohio y sus alrededores, con cientos de intersecciones inteligentes y miles de vehículos con unidades a bordo -OBU-. Al aplicar solo algunas de las tendencias mencionadas anteriormente, el proyecto tiene como objetivo mejorar la seguridad y la movilidad, mejorar la congestión de las carreteras, aumentar los vehículos conectados y autónomos y aumentar el acceso al empleo.

Las combinaciones de estas tecnologías y conceptos emergentes impulsarán la tendencia hacia un transporte más inteligente que esté mejor integrado con un estilo de vida urbano que en sí mismo se está volviendo rápidamente más diverso y basado en datos; desencadenando la necesidad de re-diseñar nuestras ciudades. A medida que estas tendencias se integren en el re-diseño de nuestras ciudades, abrirán oportunidades para mejorar la calidad de vida de todos aquellos que viven y trabajan en áreas urbanas.

*Artículo escrito por Malcolm Dougherty y publicado originalmente en American Infraestructure Mag.

Avatar
La redacción de HACKERCAR la componen periodistas que trabajan en colaboración con expertos en tecnología y ciberseguridad. Hablamos de vehículos, de movilidad, de consejos... y también nos gusta el formato audiovisual. ¿Tienes algún tema que te gustaría que tratásemos o investigásemos? Escríbenos a redaccion@hackercar.com

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.