Primer contacto

Contacto: 2008 GT Puretech 130, Peugeot mejora la pócima del éxito

Desde mediados de 2023 Peugeot ha introducido ligeros cambios en su 2008. En su versión a gasolina de 130 CV las principales diferencias son estéticas, con nuevos parachoques y parrilla, pilotos y faros. Y en el interior con una pantalla central más grande de 10 pulgadas.

Imagen tres cuartos delantero Peugeot 2008 gama 2023

El Peugeot 2008 ha introducido algunos cambios en su gama de motores desde mediados de 2023. Pero en lo que a la motorización a gasolina de 130 CV, lo que introduce es lo que se viene conociendo como una actualización estética. ¿Por qué?

Cómo su fórmula es exitosa en esta motorización, la marca del León simplemente ha decidido potenciar algunos de los ingredientes de su pócima del éxito. Se trata de un ligera modernización para ponerse al día frente a rivales como el Captur de Renault, el T-Roc de Volkswagen, el Puma de Ford o el Juke de Nissan. Y sí que está siendo bienvenida.

¿Cómo es?

Como hemos visto por sus rivales, este “vigués” se enmarca entre los todocamino compactos, con unas dimensiones de 4,30 metros de largo, por 1,77 metros de ancho y una altura de 1,55 metros. Su distancia entre ejes alcanza los 2,60 metros y el peso es de 1.280 kilos. Estas dimensiones hacen que el espacio interior sea muy apropiado para cuatro pasajeros, pero justo para cinco. El espacio central no es demasiado incómodo, y el hueco para piernas es correcto.

Pero es en la anchura para hombros donde tres adultos pueden pasarlo mal en un viaje largo. A cambio, la capacidad de su volumen de maletero, de 434 litros, es suficiente y está en la media alta en su categoría. Una capacidad que puede verse ampliada hasta los 1.467 litros con los asientos traseros abatidos.

Imagen interior Peugeot 2008

El motor a gasolina del GT Puretech 130 EAT8 es un 1.2 turboalimentado de tres cilindros en línea con inyección directa e intercooler. Empuja con una potencia de 130 caballos y un par motor de 230 Nm y aporta sistema de Stop/Start, para reducir algo sus consumos en ciudad.

Con este tren de potencia alcanza una velocidad máxima de 203 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 9,4 segundos. Su consumo combinado oficial es de 5,9 l/100 km. Al no contar con hibridación la etiqueta de la DGT que le corresponde es la C. Ojo, pues, a los compradores ciudadanos con las Zonas de Bajas Emisiones.

En cuanto a la transmisión, cuenta con tracción sólo delantera e incorpora una caja de cambios automática de ocho velocidades por convertidor de par. Aporta barra estabilizadora en el eje de tracción, no así atrás, y los frenos son de discos ventilados también sólo en ese eje. Los neumáticos de serie son de 17 pulgadas.

En el apartado estético son las luces diurnas, con un nuevo encaje en unas molduras negras, las que le dotan de mayor personalidad y deportividad al modelo. Son las típicas tres tiras de leds en forma de arañazos de garra, que le sientan muy bien, al igual que el nuevo logo de la marca. Los pilotos traseros también sufren unos ligeros cambios.

En el interior es la pantalla que ha crecido desde las 7 hasta las 10 pulgadas en todas las versiones, el elemento que más cambia. También se nota este mimo y mejora en los aspectos de ayuda en la conducción, así como en las cámaras, que ahora ofrecen una resolución mejorada.

¿Cómo va?

Como los cambios son pocos, el comportamiento de este 2008 es muy similar al del anterior modelo. Sus suspensiones me siguen pareciendo algo secas, lo que hace que en zonas de baches sus pasajeros los acusen ligeramente. Esto es algo que contrasta con una buena estabilidad, que perdona al conductor sus errores dándole mucho margen a la reacción. Por otro lado, su rumorosidad se hace algo patente en algunos casos, vibrando un poco sobre todo cuando el motor está frío.

Sin embargo, su aceleración y reprise son buenos, proporcionando al conductor margen en aquellas maniobras donde “salir apretando” es lo más conveniente para la seguridad. Además, su dirección es precisa y rápida y todo esto en conjunto adorna su conducción con un toque de deportividad que es de agradecer.

Otra de sus grandes ventajas es la frugalidad en los consumos. Si la media oficial se queda en 5,9 l/100 km como decíamos arriba, en nuestro recorrido periurbano con partes de autovía, la media contabilizada fue de 6,5 l/100 km, un contenido consumo destacado entre sus rivales de similar motor, tamaño y peso.

Me gustó su cambio de marchas suave y bastante rápido sin saltos ni “lagos” de potencia, así como la respuesta de las levas. Los frenos son contundentes y un poquito nerviosos, es decir que enseguida aplican una gran potencia de frenada, con lo que hay que tener sensibilidad en la pisada inicial. Pero se trata de una cosa de costumbre y no se trata de algo negativo, ya que una pronta y eficaz frenada puede evitarnos muchos disgustos.

Imagen tres cuartos trasero Peugeot 2008

¿Interesa?

Su precio está en 30.690 euros, lo que no es barato dado que no se trata de una variante excesivamente sofisticada tecnológicamente hablando en cuanto a tren de potencia. Pero sin embargo, sí que es un coche muy moderno, con un buen conjunto de ayudas a la conducción, así como un interesante sistema de infoentretenimiento, que añaden valor al conjunto. También es un coche en general agradable y equilibrado, que da sentido a la relación calidad/precio de este modelo fabricado en Vigo.

Desde hace 40 años me dedico a la comunicación, propulsora de la evolución del mundo. De ellos, llevo más de 25 dedicado a la movilidad, quizá la más dinámica de las industrias por la gran cantidad de tecnologías y conocimientos que aplica y su impacto en la sociedad. Licenciado en Periodismo y Executive MBA por el IE.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.