Primer contacto

Lexus NX 350/450 H

Es sabido que los fabricantes de automóviles de gama alta evitan riesgos innecesarios a la hora de plantearse una nueva incorporación al mercado, con el propósito de no espantar a sus potenciales clientes con propuestas de estilo rompedoras con lo conocido en la marca.

Imagen de la gama Lexus NX 2022

Y quieren mantener a toda costa el prestigio del modelo y dar continuidad a los éxitos de ventas, porque el comprador de este particular mercado no perdona. La nueva generación del Lexus NX -el SUV medio de la marca ‘premium’ del grupo Toyota- parece seguir esos principios porque, a simple vista, no parecen distinguirse cambios significativos en el estilo, aunque el coche es nuevo en un 95% de sus componentes.

Lexus ha sido capaz de proponer una abrumadora evolución de este modelo sobre su antecesor. Pero, sin riesgos aparentes para quienes ya tenían puesto el foco en esta nueva generación del NX. Un modelo que, por otra parte, es el más relevante de la marca en el mercado europeo y, consecuentemente, estratégico.

Sin embargo, Lexus quiere marcar con esta nueva generación del NX un nuevo capítulo con otras direcciones en diseño, nuevas motorizaciones -entre las que se incluye el primer enchufable de la marca- y un nuevo rendimiento dinámico del tren de potencia y del chasis.

Mantener las expectativas

En materia de diseño habrá que ver más adelante esas nuevas propuestas, quizá mejor definidas en otros modelos que en el NX, porque el fabricante confiesa que no ha querido sorprender a los seguidores de este SUV que, así, seguirán identificando al recién llegado como un inconfundible NX. Todo con tal de prolongar el éxito de ventas de un modelo que llegaba al mercado en 2014 por primera vez, fecha desde la cual en el mundo se han vendido más de un millón de unidades, de las cuales 175.000 se concentran en Europa y 18.000 de ellas en el mercado español.

Imagen frontal del Lexus NX 350h

El nuevo NX está en este momento en España en periodo de preventa -ya con más de 350 pedidos-, para ser iniciada la fabricación en noviembre próximo y la entrega de las primeras unidades en enero y febrero de 2022, con un optimista objetivo de alrededor de 3.500 unidades. Del total de ventas, la filial española de la marca calcula que el 85% corresponderá a la variante híbrida 350h y el resto a la enchufable 450h+, la gran novedad del NX en esta segunda generación, siendo, además, el primer híbrido de esta clase en la marca.

Cotas mayores

Desde el punto de vista estructural, el principal cambio en el nuevo NX es la utilización de la plataforma GA-K. Y ello supone que el centro de gravedad es más bajo, en torno a 20 milímetros, que la distancia entre ejes sea un poco mayor, con 30 milímetros más, que el ancho de las vías también ha crecido -35 milímetros la delantera y 55 milímetros la trasera- y que la rigidez del bastidor haya aumentado un 30%. Además, la longitud del vehículo ha aumentado 20 milímetros, la anchura 20 y la altura 5.

Imagen posterior del Lexus NX 350h

El resultado es una mayor calidad dinámica, especialmente en curvas, a la que aportan un extra el nuevo sistema de frenado, una dirección con respuestas más precisas y una suspensión confortable que en la primera toma de contacto se ha mostrado mejorable, especialmente cuando se analiza la acústica de rodadura. Aunque también intervienen en este apartado otras variables, como la calidad y estado de los neumáticos, su perfil -determinado por la dimensión de la llanta- y la insonorización general. Este, podría decirse, es uno de los puntos débiles del nuevo NX, que le distancian levemente de sus competidores más directos, más sofisticados en este apartado.

Mejoras sin riesgos excesivos

La segunda generación del NX exhibe un frontal con cambios sutiles que estilizan la ‘cara’ del vehículo sin que pierda sus señas de identidad, bajo el diseño que la marca denomina ‘L-finesse’. La parrilla, que exhibe una nueva rejilla de efecto 3D, es ahora más vertical, circundadas por nuevos grupos lumínicos. En la parte trasera sí se muestra un mayor cambio, determinado por los nuevos grupos de luces LED en forma de ‘L’ y la nueva iluminación Lexus, integrada en una franja que cruza de lado a lado la carrocería, con un estilo parecido al del más pequeño UX.

En el interior sí que se percibe el gran avance que se espera en cada generación de nuevos modelos. El espacio ha sido redefinido con una nueva arquitectura en el tablero de a bordo, orientada a dar más facilidades al conductor, con una mejor distribución de los controles -los necesarios, y los de menor importancia- en sintonía con el último enfoque del fabricante. Es decir, «las manos al volante y los ojos en la carretera», de forma que los movimientos de manos y ojos sean mínimos.

Las principales fuentes de información para el conductor son la pantalla de múltiple información, la pantalla multimedia -en este caso, de unas generosas 14 pulgadas-, los indicadores, los medidores y el ‘Head Up Display’ -HUD-. Es obligado reconocer que, en este capítulo, el salto es cualitativo respecto a su predecesor. El conductor logra fácilmente una posición de dominio ante el volante, y la digitalización de los instrumentos facilita la lectura de los datos.

Interior del Lexus NX

Un dispositivo novedoso es el retrovisor digital. Un sistema que a no todo el mundo gusta, especialmente a quienes llevan ópticas progresivas, porque para enfocar la imagen proyectada se han de utilizan los campos para la visión de cerca. Otros conductores se marean con este tipo de solución, aún falta del contraste necesario para ver imágenes fiables. Lo mejor del sistema es, quizá, que se puede desconectar y regresar al tradicional retrovisor por espejo. Un alivio.

El resto de los pasajeros va a percibir un buen nivel de materiales y acabados y un ambiente confortable, con hasta 64 posibilidades de iluminación, que puede identificarse con las sensaciones del lujo que pretende la marca. Los viajeros del NX disponen en el maletero de un espacio de carga de 545 litros, que pueden llegar a los 1.436 con los asientos traseros abatidos.

Hasta aquí el relato es común para las dos variaciones que Lexus dispone para el NX, la 350h o híbrida autorecargable y la 450h+, que se convierte en el primer híbrido enchufable de la marca de gama alta del grupo Toyota; del que toma la tecnología híbrida pero, lógicamente, adaptada a vehículos que han de proporcionar, por su condición, prestaciones más elevadas.

El primer enchufable de Lexus

El NX 450h+ es la gran novedad de la marca. Pero no estará acompañada, en principio, del éxito comercial, por su elevado precio y aún por una ausente ventaja percibida por el comprador respecto a la más razonable opción del 350h.

Los argumentos del NX 450h+ son un tren de potencia de 309 CV, formado por un motor de gasolina de 2.5 litros de ciclo Atkinson, combinado con un motor eléctrico delantero de 133 kW -182 CV- y uno trasero de 40 kW -54 CV-, ambos alimentados por una batería de iones de litio de 18,1 kWh de capacidad, recargable entre 2 y 3 horas utilizando el cargador de a bordo de 6,6 kW. El sistema facilita una conducción eléctrica pura a velocidades de hasta 135 km/h. Estos dos motores eléctricos son la base del sistema inteligente de tracción total eléctrica ‘E-Four’.

Imagen del Lexus NX 450h+ en carga

El conjunto está gobernado por el sistema de planetario habitual en Toyota, un poco más afinado en materia sonora por los excesos de fricción cuando se demanda potencia del sistema, pero aún lejos del refinamiento de otros híbridos de la competencia. No se entiende muy bien que el grupo japonés insista en una solución que penaliza el consumo fuera de los escenarios urbanos y que se ha demostrado superada. Superada en este terreno y en el acústico, porque en las fases de aceleración suben los decibelios más de lo admisible en un vehículo en el cual se preconiza el silencio.

El tren de potencia enchufable rinde unas emisiones de CO2 combinadas de entre 22 y 25 gramos por kilómetro y una autonomía eléctrica de 70 a 74 kilómetros, que puede incrementarse de 89 a 96 kilómetros en el ciclo urbano.

Conducción mejorada

La primera toma de contacto con el nuevo NX ha discurrido en la isla de Mallorca, en bucles cercanos a su capital; elegidos para realzar las cualidades híbridas de las dos variantes en escenarios urbanos o de baja velocidad, porque ha sido imposible ver más allá las cualidades de ambos sistemas a velocidades de carretera abierta.

En estas primeras pruebas de conducción, el NX 450h+ se ha mostrado muy superior a la hibridación autorecargable. El sistema permite los modos de conducción puramente eléctrica, la combinada con el motor de combustión y una de recuperación para mantener el estado de carga de la batería. En este último, la gestión de la energía ha sido muy eficiente y especialmente interesante. En general, sobran prestaciones en el 450h+.

Y también en el 350h que, ahora sí, en esta segunda generación muestra la caballería cuando se demanda, al contrario de lo que ocurría en la primera. Los 244 caballos -un 24% más de potencia- están y acuden cuando se necesitan, aunque sigue penalizando al sistema el sonoro patinamiento del planetario. Estos 244 CV resultan de la combinación del motor de gasolina de 2.5 litros de 180 CV y del eléctrico de 40 kW -54 CV-.

Vista lateral del Lexus NX 450h+

El 350h, con esta combinación, representa la cuarta generación del sistema híbrido autorecargable de Lexus, la cual logra una reducción de las emisiones de CO2 del 10%. Esta opción está disponible en dos o cuatro ruedas motrices con el sistema de tracción integral ‘E-Four’ antes mencionado.

Ambos híbridos tienen respuestas dinámicas parecidas, quizá mejor asentadas en el 450h+. Es la consecuencia de la ubicación de la pesada batería, ubicada en el suelo del coche -en el autorecargable, está bajo el asiento trasero-, con el que mejora el centro de gravedad. El comportamiento general en curva ha mejorado, del mismo modo que el equipo de frenos responde mejor en situaciones apuradas.

Y en materia de seguridad activa y pasiva, poco que objetar. Ambos NX embarcan lo que le faltaba a la anterior generación e incorpora todo lo que se demanda en esta materia, aunque algunos de los sistemas llevan ya algunos años presentes en el mercado, como lo es, a modo de ejemplo, el sistema de alerta de tráfico lateral.

Así queda la gama del Lexus NX en España… y sus precios

350h244 CVAutomático CVTBusiness48.500€
350h 4×4244 CVAutomático CVTBusiness  51.100€
350h 244 CV Automático CVT Executive56.900€
350h 4×4244 CVAutomático CVTExecutive58.200€
350h244 CVAutomático CVTF Sport68.900€
350h244 CVAutomático CVTLuxury69.500€
450h+ 4×4309 CVAutomático CVT Executive65.200€
450h+ 4×4309 CVAutomático CVTF Sport74.900€
450h+ 4×4309 CVAutomático CVTLuxury75.500€
En azul, el precio de nuestras versiones recomendadas para cada modelo.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.