Consejos HC

Cómo un ciberataque podría dejarte sin tu coche nuevo

Cuando un coche sale de la fábrica, suele llegar hasta el país de destino en un barco. Un proceso largo que podría complicarse por un ciberataque. Pero una empresa dice tener la clave para evitar ese riesgo.

Un barco cargado de coches y atracado en un puerto visto desde arriba en un plano totalmente zenital
Photo by Tom Fisk from Pexels

¿Has pensado qué pasa desde que encargas un coche nuevo hasta que por fin te puedes sentar en él y disfrutarlo es largo? Se trata de un proceso largo. Bastante largo. Y es que fabricar el vehículo y enviarlo hasta el concesionario lleva meses. Sobre todo, porque, dependiendo de la marca, las fábricas suelen estar en otros países.

Para acercar esos coches fabricados en el extranjero, el transporte marítimo juega un papel fundamental. Los puertos reciben miles de vehículos al día. Por ejemplo, el de Barcelona tiene un parking enorme para vehículos nuevos. Decenas de miles de coches esperan allí para ser enviados a sus propietarios.

Un complejo proceso de carga, descarga, almacenaje y distribución hace que ningún coche se pierda por el camino. Todo informatizado, por supuesto. Y, por tanto, vulnerable a ciberataques.

Protegiendo a los barcos

Para evitar estos crackeos a los barcos y a la infraestructura marítima -puertos, astilleros…-, la empresa rusa Engineering Technologies ha desarrollado un sistema de protección que ha recibido el nombre de Poseidón.

Esta herramienta utiliza una base de datos que almacena distintos escenarios de ciberataques específicos para el entorno marítimo y un algoritmo automatizado para detectar amenazas por sí mismo gracias al empleo de inteligencia artificial, tal y como recoge eHackingNews.

Según Artem Dolgikh, gerente del Proyecto Poseidon, la aplicación del programa reducirá los costos de los armadores. Por lo tanto, varias compañías marinas específicas de la industria, tanto en Rusia como en el extranjero, ya están interesadas en él.

Un sistema como este podría evitar ataques informáticos como los que sufrieron en 2017 y 2018 las navieras Maersk -Dinamarca- y COSCO -China-, dos que las más grandes del mundo. A consecuencia de dichos crackeos, se bloquearon los sistemas de terminales de carga, lo que impidió el normal funcionamiento de sus barcos.

J.M. de la Torre
He estudiado Periodismo para aprender cada día algo nuevo y Humanidades para pensar por mí mismo. Después de ponerme tras los micrófonos de COPE, estoy dispuesto a pasar página en el periodismo del motor. Desde bien pequeñito, los coches han estado en el centro de mis intereses y (según cuentan mis padres) ya con 3 años dejaba alucinada a la gente porque sabía reconocer la marca y el modelo de los coches que veía. La curiosidad es algo fundamental para un periodista, y ¡cómo no iba a sentir curiosidad por los coches del futuro y las tecnologías que los harán posibles!

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.