Empresas

El protocolo que dirá si un coche es realmente autónomo

La firma de Stuttgart ha desarrollado un test para comprobar el adecuado funcionamiento de los vehículos autoguiados. ¿Cuáles son sus puntos principales?

Imagen del test PEGASUS

La conducción autónoma empezó como fantasía, pero hoy ya tiene un pie y medio fuera de la ciencia ficción. La evolución de la tecnología ha permitido que, en la actualidad, puedas adquirir un vehículo que ya salva por ti muchas de las incomodidades de un día de circulación.

En este campo, Mercedes es una de las compañías pioneras. Ya en 1986, apoyó un primer proyecto de vehículo creado por el ingeniero Ernst Dickmanns. Esta colaboración permitiría alcanzar un hito histórico en 1994, cuando dos Clase S viajaron de Alemania a Francia a 130 km/h… sin la intervención de los técnicos.

Ahora, la marca eleva su preocupación hacia el correcto funcionamiento de los sistemas que hacen posible esta tecnología. Y para ello, trabajan en un método de verificación -con el apoyo del gobierno alemán- denominado Pegasus.

Creando el control

La planificación de Pegasus se divide en cuatro áreas, siendo cada una de ellas un subproyecto independiente. Las dos primeras están encaminadas a definir las situaciones de tráfico más frecuentes -sentando, así, la base del proceso- y analizar la implementación que realizan los fabricantes de estos automatismos.

También existe una parte dedicada al desarrollo del propio test, definiendo los métodos y herramientas que comprobarán si los sistemas del vehículo están realizando su función con seguridad.

La última fase se encarga de establecer cómo deben recopilarse e interpretarse los datos obtenidos en la prueba. Para ello, se centra en mantener una cadena de información eficaz entre todos los agentes que participan en ella.

Diego García
Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.