Tecnología HC

Cómo hacer la tecnología accesible para todos

Para la mayoría de nosotros, conducir es una tarea sencilla. Sin embargo, existen personas para las cuales el manejo de un vehículo es una tarea titánica. Y la tecnología puede hacer mucho por ellas.

Un conductor discapacitado utilizando los Automatismos de Jaguar Land Rover

Cerrar bien la puerta, ajustarse el cinturón de seguridad, comprobar que no se nos aproxima nadie antes de arrancar… La conducción de un automóvil está compuesta por una miríada de acciones que -con el paso del tiempo- terminamos por ‘mecanizar’.

Fruto de esa ‘mecanización’, jamás nos paramos a pensar en la dificultad de cada movimiento… por trivial que nos pudiera parecer. Y, sin embargo, existen personas mucho menos afortunadas que nosotros en esta materia.

Dentro de la movilidad, los discapacitados son un grupo con unas necesidades muy específicas, principalmente de accesibilidad al transporte y -en este caso- de facilidades para su conducción.

Las marcas de coches son muy conscientes de su situación, y prácticamente todas ellas mantienen programas de ayuda a través de los cuales ofrecen soluciones técnicas a sus problemas.

Una apertura amistosa

En los últimos tiempos, la tecnología punta ha tomado esta faceta como un campo de pruebas ideal: aparte de satisfacer necesidades concretas, estos prototipos permiten a las marcas ensayar con sistemas o equipamientos de cara al futuro.

Un buen ejemplo son los sistemas de apertura automatizados como, por ejemplo, la puerta ‘Mobility’. Desarrollada por Jaguar Land-Rover, utiliza sensores y la tecnología de acceso sin llave para detectar tu presencia junto al vehículo. Una vez estés suficientemente cerca, la puerta se abrirá automáticamente para recibirte.

Aparte de personas con movilidad reducida, este sistema también puede beneficiarte si necesitas sillas infantiles o transportas objetos voluminosos. Nunca más necesitarás dejar una mano libre para abrir la puerta. Una vez sentado en el interior, cerrar la puerta es tan simple como pulsar un botón en el salpicadero, sin que haga falta estirar el brazo. Una función integrada en el sistema multimedia del vehículo muestra el estado de cada abriente.

En el caso de que algún obstáculo se interponga en la apertura, unos sensores en la propia puerta lo detectarán para detenerla y evitar el posible golpe. Incluso, puedes programar automáticamente el cierre para que se bloquee el vehículo cuando te alejes de él.

Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.