Expertos HC

Cómo garantizar la seguridad y la confianza en los coches conectados

¿Qué tecnologías hacen que un coche se considere conectado? ¿Cuáles son los problemas de ciberseguridad que esos sistemas conllevan? ¿En qué aspectos se deben fijar las marcas para que sus modelos sean ciberseguros?

Imagen de un hombre con sombrero vaquero y gafas de sol sentado en el asiento del conductor de un coche
Foto: Piqsels.

Los coches que conducimos hoy se han convertido en objetos verdaderamente conectados. Ofrecen una variedad de funcionalidades con las que tanto los usuarios como los fabricantes solo podrían haber soñado en las últimas décadas. Ya sea para detectar cansancio, alertar al conductor de peligros potenciales o sistemas de entretenimiento en el automóvil, el nivel de innovación que se encuentra en los vehículos modernos es asombroso.

Los automóviles conectados son un pozo de potencial sin explotar, como lo indica el hecho de que se prevé que el mercado de vehículos conectados alcance los 166.000 millones de dólares en 2025. Sin embargo, con una mayor conectividad en nuestros automóviles, surgen nuevos desafíos tanto para los fabricantes como para los usuarios.

Por ejemplo, estos vehículos dependen de una conectividad constante en todas las condiciones, desde entornos urbanos densos hasta ubicaciones rurales remotas. Deben poder transmitir datos de forma rápida y fiable. Además, la gama de datos que pueden almacenar los automóviles conectados es amplia, desde detalles de contacto y direcciones hasta contraseñas de Wi-Fi y muchas otras cosas. 

Por lo tanto, los desafíos relacionados con la protección de datos se han vuelto aún más urgentes. Una encuesta reciente encontró que el 80% de los conductores no eliminaron sus datos personales de sus vehículos antes de venderlos. Esto, combinado con el hecho de que muchos automóviles conectados contienen hasta 100 millones de líneas de código, deja a los automóviles, los conductores y los fabricantes expuestos a los piratas informáticos.

En este sentido, el desafío para los fabricantes es doble: garantizar una conectividad de alta calidad las 24 horas del día en todas las condiciones, al tiempo que se proporcionan protocolos de ciberseguridad y protección de datos de alto nivel en toda la cadena de valor.

Tecnologías que hacen posibles los coches conectados

Con nuevas funcionalidades que se integran en los automóviles conectados cada año, la conectividad se está convirtiendo en una de las principales preocupaciones de los fabricantes. 

Esto se debe a que la conectividad, ya sea Wi-Fi, Bluetooth o redes móviles, es la base para la interacción y comunicación entre el vehículo y su entorno, la infraestructura cercana y la nube. Este es un concepto que se conoce como V2X o ‘Vehicle-to-Everything’. Sin una buena conectividad, los servicios de seguridad críticos como la prevención de accidentes y las soluciones de llamadas de emergencia eCall no serían posibles.

Las redes móviles, como el 4G y el 5G, pueden proporcionar la conectividad más confiable y estable en diferentes entornos.

Con nuevos desarrollos en la conectividad móvil, los expertos creen que el 5G es más capaz de ofrecer el potencial a largo plazo del transporte inteligente. Con velocidades incomparables, baja latencia y capacidad que debería poder soportar un millón de dispositivos conectados por kilómetro cuadrado, las capacidades técnicas ofrecidas por 5G permitirán a los fabricantes llevar la tecnología de los automóviles conectados a nuevos límites.

El papel de la eSIM

Con una necesidad crucial de conectividad para mantener la seguridad de los conductores, una pieza de tecnología que es una parte esencial para permitir la seguridad y la confianza es la SIM integrada -eSIM-.

Estos dispositivos proporcionan un elemento seguro dentro de los automóviles conectados para administrar las suscripciones del operador de red móvil del vehículo. En otras palabras, las eSIM identifican vehículos dentro de las redes y proporcionan la base para la conectividad global. Mediante el uso de eSIM, los automóviles conectados pueden admitir funcionalidades como la telemática y la navegación del vehículo.

Además, también tienen la capacidad de permitir que los automóviles se conecten instantáneamente con redes móviles en cualquier parte del mundo. Esto significa que pueden operar en diferentes países sin tener que aplicar nuevas configuraciones para cada país visitado.

La conectividad confiable es la base fundamental que permite que estos servicios innovadores mejoren la experiencia y la seguridad del conductor. Sin embargo, esta mayor conectividad hace que surjan vulnerabilidades que pueden ser explotadas por ciberdelincuentes. Por eso, se necesitan protocolos de ciberseguridad sólidos para que los conductores puedan confiar en sus vehículos conectados.

Puntos clave para la ciberseguridad de los coches conectados

Sir Ralf D. Speth, ex director ejecutivo de Jaguar Land Rover, resumió la importancia de la ciberseguridad en los automóviles conectados: “En un mundo conectado, la ciberseguridad es tan fundamental para su seguridad como los frenos“.

Los ciberataques pueden afectar a cualquier parte de la cadena de valor, desde el usuario del automóvil hasta el fabricante. Tener numerosos puntos de entrada ha significado que el número de incidentes de ciberseguridad que en el que se han visto implicados los vehículos conectados ha aumentado dramáticamente.

Como cualquier otro dispositivo de IoT, los automóviles conectados deben tener seguridad incorporada desde el principio, también conocida como seguridad por diseño. Esto incluye proteger las aplicaciones de software y firmware del automóvil mediante la infraestructura de clave pública -PKI-, entre otras herramientas, servicios de administración de claves y emisión de identidad. El PKI también utiliza controles de cifrado, autenticación e identidad para mantener los datos moviéndose de forma segura hacia y desde el vehículo.

Además, las identificaciones digitales permiten a los fabricantes proteger los diferentes componentes dentro del ecosistema de un automóvil conectado, porque se aseguran de que todos los datos que se transmiten entre los componentes estén autenticados de manera segura. 

Proteger el sistema del automóvil es, en última instancia, tan importante como proteger la información del usuario, ya que los componentes no seguros dentro de un automóvil conectado pueden permitir que los ciberdelincuentes obtengan acceso al vehículo

Además, la tecnología de identificación digital también puede permitir a los fabricantes emitir actualizaciones inalámbricas. Estas actualizaciones también pueden proteger aún más el automóvil y su usuario de los piratas informáticos. Además, su uso permite al fabricante asegurarse de que todos los componentes dentro del vehículo estén funcionando con un rendimiento óptimo. Esto limita las posibilidades de que el automóvil necesite pasar por el taller.

La gestión de los datos durante el ciclo de vida del vehículo conectado es otro componente clave para garantizar la confianza. Los fabricantes deben hacer posible actualizar, parchear y mejorar de forma remota las aplicaciones y los dispositivos integrados dentro de los automóviles conectados. Esto permitirá no solo mantener los vehículos funcionando con un rendimiento óptimo, sino que también los protegerá de los ciberataques y, al mismo tiempo, garantizará una experiencia de usuario mejorada.

La regulación también es un aspecto importante para garantizar la seguridad y la confianza en los vehículos conectados. Los marcos regulatorios como UNECE WP.29 son esenciales para proporcionar tecnologías de vehículos innovadoras que no solo permitan la seguridad del vehículo, sino que también hagan que los automóviles modernos sean más respetuosos con el medio ambiente.

Al garantizar una conectividad confiable y una ciberseguridad confiable, los automóviles conectados pueden convertirse en el estándar de transporte en el mundo moderno, lo que permite funciones fantásticas que mejoran drásticamente la experiencia del conductor al tiempo que protegen a todas las partes involucradas, desde el conductor hasta los OEM y los fabricantes.

*Artículo escrito por Florent Abat y publicado originalmente en el blog de Thales Group.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.