Novedades

Cómo es el Nissan GT-R… que nunca se termina

Después de casi 15 años en el mercado siendo uno de los mejores deportivos del mundo, parece que al Nissan GT-R no le entrar aún las ganas de jubilarse. De hecho, ahora lanza una vistosa serie especial conocida como 'T-Spec'.

Imagen tres cuartos trasero Nissan GT-R T-Spec

Lo de preparar vehículos para sacarles el mejor rendimiento y partido es algo extendido por todo el mundo… pero seguramente sea en Japón donde hablamos de una auténtica religión. Y aunque es evidente que existen preparaciones muy buenas, seguramente las que ofrece una marca sobre uno de sus propios modelos sean las mejores.

El Nissan GT-R, el apodado como ‘Godzilla’ es uno de los mejores deportivos de todos los tiempo y, aún así, desde su aparición en su actual generación, la marca japonesa no ha dejado de mejorarlo con actualizaciones, acabados específicos… La siguiente vuelta de tuerca acaba de ser presentada y destaca por alguna sorpresa y por su caracter de serie limitada.

Entre las ‘sorpresas’ diríamos que están los colores y el propio aspecto del vehículo; así, este T-Spec se va a ofrecer en dos colores exclusivos denominados Millennium Jade y Midnight Purple. El primero de ellos se ofreció anteriormente en el R34 GT-R V-Spec II Nür, que está considerado uno de los GT-R más raros de todos los tiempos. Con el nombre inspirado en el circuito de Nürburgring, sólo se produjeron 718 unidades, de las cuales apenas 156 lucían el mencionado color Millennium Jade. 

Imagen interior Nissan GT-R T-Spec

Por otra parte, el Midnight Purple es considerado por la marca como una «interpretación moderna del Midnight Purple III del R34 V-Spec», que se limitó a 132 unidades, y la edición especial de 2014 Midnight Opal R35 GT-R que se limitó a solo 100 unidades en todo el mundo.

Pero no sólo cuestión de colores lo que hace distinta a esta nueva serie especial; por ejemplo, el T-Spec -que dentro de la gama estaría ubicado por encima del GT-R Premium- dispone de pasos de rueda más anchos que los del anterior Track Edition, llantas de aleación firmadas por Rays -pintadas en color ojo- y un alerón trasero en fibra de carbono. Por lo demás, el exterior se remata con tomas de aire del capó en negro, retrovisores en el color de la carrocería o los emblemas T-Spec.

¿Otro elemento distintivo? Los frenos con discos carbocerámicos y los conductos de aire que ayudan a su óptima refrigeración proceden del GT-R Nismo. Y por si no quedaba claro lo especial de esta versión, en el interior se incluye un color especial, el ‘Mori Green’ que lo invade todo, por ejemplo, los asientos, parte del sapicadero y volante, los recubrimientos de las puertas que recurren al cuero semi-anilina -es un tipo de piel a la que apenas si se le aplica un tinte o pigmento que hace de fina película para que no se ensucie con facilidad-. A ello se suma el techo en Alcántara, algunos detalles en gamuza… y tampoco faltan distintivos T-Spec.

Imagen tres cuartos delantero Nissan GT-R T-Spec

La parte mecánica y tan llamativa como siempre; estos coches vienen con el motor 3.8 V6 con doble turbo para desarrollar 585 CV -y se espera que se mantengan las prestaciones, con una velocidad máxima de 315 km/h o una aceleración de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos-; como todos los GT-R sólo está disponible con el cambio automático de doble embrague y seis velocidades, así como con la avanzada tracción total.

De momento se ha comunicado el precio para el mercado estadounidense, donde este modelo parte desde los 138.490 euros que es mucho menos que la versión Nismo Special Edition, que se iba a los 215.690 euros.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.