Novedades

Ford Ranger 2022: cuando el ‘cerebro’ se une a la fuerza

Se terminó la espera: el Ranger de Ford estrena una generación completamente nueva... y más 'dura' que nunca. Pero, también, la más conectada.

Imagen frontal del Ford Ranger

Si eres de ‘nuestra quinta’ recordarás cómo los ochenta y noventa fueron una irrepetible era de héroes. Al menos, entre el cine y la televisión, actores como Arnold Schwarzenegger, Sylvester Stallone, Bruce Willis… forjaron entonces la trayectoria que los ha convertido en archiconocidos en nuestros días.

En sus trabajos, impera una sencilla premisa: matar a los malos, salvar el mundo… y rescatar a ‘la chica’. Dejando aparte lo poco -o muy- anticuada que pueda resultar, lo cierto es que aún no se ha inventado una fórmula mejor para pasar un rato frente a la pantalla sin complicaciones -y no, Twitch no cuenta-.

De entre aquellos intérpretes, uno de los grandes dominadores de las sobremesas televisivas siempre fue -y será- Chuck Norris. Antiguo maestro de las artes marciales -dirige su propia escuela de kárate-, alcanzaría el estrellato en 1972 tras enfrentarse -en la película ‘El Regreso del Dragón’- al mismísimo Bruce Lee, con el Coliseo de Roma como escenario. Sin embargo, su papel más recordado será siempre el de Cordell Walker, el Ranger de Texas que protagonizó la serie del mismo nombre.

Todo un ‘Ranger’… con mucha ‘materia gris’

Sirvan estos párrafos de ‘chascarrillo’ para introducir la profunda renovación que Ford acaba de presentar para su Ranger. Y es que, tras conceder una longeva vida comercial a la conocida ‘pick-up’, su reemplazo ya está listo para desembarcar en los concesionarios en torno a 2023.

Desde el primer instante, la marca norteamericana ha querido destacar -por encima de todo- la robustez de la nueva generación. Por ello -y en contra de las prácticas comunes-, durante sus últimas fases de desarrollo, no se han privado de compartir imágenes de los prototipos. Debidamente camuflados, estos últimos atravesaban sin reparo alguno pistas embarradas, laderas de grava y roca, nieves eternas e, incluso, la tierra batida del ‘outback’ australiano.

Están orgullosos, y no es para menos. De entrada, estamos ante un Ranger que sigue siendo un ‘modelo global’… Pero que, en materia estética, es más ‘yankee’ que nunca, con un novedoso frontal que lo aproxima a su ‘pariente’ F-150. Por debajo, un chasis igualmente nuevo mejora sus cotas, otorgando 5 cm más de distancia entre ejes y otro tanto para el ancho de vías.

Imagen posterior del Ford Ranger

La oferta mecánica -siempre en clave de diésel- será más amplia que nunca. Al ya conocido 2.0 de cuatro cilindros -en variantes de turbo simple y doble- se le une un 3.0 V6 turbo como el exponente de la máxima potencia dentro de la gama. Este último estará asociado a una transmisión automática de diez velocidades.

En el capítulo de las ayudas a la conducción, aparte de las consabidas como el control de crucero encontramos otras orientadas, mayormente, al uso laboral del Ford Ranger. Por ejemplo, una vista virtual en 360º te permite controlar los alrededores en un solo vistazo antes de comenzar cualquier maniobra ‘comprometida’. Asimismo, dispones de una funcionalidad que puede asesorarte sobre la mejor manera de distribuir la carga en el espacio posterior. Para que no tengas que jugar al ‘Tetris’…

Interior del Ford Ranger

El interior del Ford Ranger prolonga esa sensación ‘americana’, con un salpicadero muy vertical presidido por una pantalla central en esa misma posición. Puede tener hasta 12 pulgadas, y -salvo el climatizador- centraliza todas las funciones de conectividad y entretenimiento bajo el paraguas del sistema SYNC 4. Sistema que, gracias a sus actualizaciones ‘over the air’, permanecerá ‘al día’ en todo momento y lugar.

Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.