Novedades

Jaguar mejora la conectividad de sus modelos más ‘convencionales’

Entre tanta electricidad y formato SUV, aún queda espacio para lo que siempre ha caracterizado a Jaguar: sus elegantes berlinas de representación. Tanto el XE como el XF recibirán el nuevo año con una mayor conectividad.

Imagen de los Jaguar XE y XF

No hay duda: tanto el XE dentro de las berlinas medias -es decir, en el segmento de los Audi A4, BMW Serie 3, Mercedes Clase C– como los XF y XF Sportbrake entre las de mayor tamaño -esto es, la categoría de los Audi A6, Mercedes Clase E y BMW Serie 5- son dos de las alternativas más originales del mercado.

Una imagen sofisticada, muy buenos acabados, excelentes calidades y una buena ración de tecnología parecen motivos suficientes para contar con multitud de seguidores… pero, por desgracia, tendencias como los SUV lo invaden todo -incluyendo la oferta de modelos de la propia Jaguar- haciendo que este tipo de berlinas pasen muy desapercibidas. Y es una pena, porque son dos modelos especialmente interesantes en sus gamas 2022, que reciben actualizaciones en cuanto a la parte multimedia y también en lo que tiene que ver con la personalización de su aspecto exterior.

Comenzando por esto último, Jaguar aplica en ambos otra tendencia que está de moda: la de dotarles de un aspecto más deportivo. Y lo hace con una terminación que se llama R-Dynamic Black. El propio nombre ya es una declaración de intenciones, porque se combina el acabado deportivo R-Dynamic -concretamente el R-Dynamic SE en el XE y el R-Dynamic S en el XF- con el denominado Black Pack, o conjunto de detalles que apuestan por el tono negro para realzar la ‘figura’ de estos modelos.

Concretamente, ofrecen llantas de aleación de 19″, pinzas de freno en color rojo… y, sobre todo, decoración en negro brillante para elementos como las cubiertas de los espejos retrovisores, la parrilla delantera -y su marco-, el contorno de las ventanillas, las rejillas de ventilación, los logos traseros y, en el caso del XF familiar, las barras de techo.

También este acabado añade una decoración específica para lo que es el interior, con nuevos materiales y tapizados, pedales metálicos, un sistema de iluminación ambiental más completo en el caso del XF -con hasta 30 colores para elegir-… Aunque lo mas significativo desde el punto de vista tecnológico son los mejorados sistemas multimedia.

Denominado Pivi Pro, es seguramente el mejor que nunca ha tenido Jaguar en sus berlinas por su rapidez de manejo, uso intuitivo o buena capacidad de respuesta. Además, como si fuese un teléfono móvil, lleva integradas aplicaciones que pueden ser útiles durante la conducción, como Spotify -aunque hay que tener una cuenta premium vinculada para que funcione-, además de ser compatible con Android Auto y Apple Car Play.

Serán mejores cada día que pase

Por otro lado, esta parte multimedia también tiene capacidades OTA, en el sentido de que puede recibir actualizaciones inalámbricas ‘Over The Air’ y así mejorar constantemente desde cualquier lugar, y sin necesidad de acudir al concesionario. Otra de las cosas de las que presumen los Pivi Pro es que ofrecen doble tarjeta SIM, que garantiza poder manejar de manera más fluida diversas funciones al mismo tiempo: por ejemplo, reproducir música en streaming mientras se está produciendo una de esas actualizaciones.

Por lo demás, el sistema también es capaz de vincular hasta dos móviles al mismo tiempo por Bluetooth y no le falta un cargador inalámbrico para móviles compatibles, que permite prescindir de cables y también potenciar la señal para mejorar la recepción de redes, que siempre ayuda a que las llamadas tengan la calidad óptima y no se corten.

interior Jaguar XF

Finalmente, lo que sí se reduce de manera notable en esta nueva actualización de los XE y XF ha sido la oferta mecánica… algo que resulta comprensible, sobre todo si tenemos en cuenta que se ha dejado la base de los motores más interesante. ¿Cuáles son? En gasolina, un 2.0 turbo de cuatro cilindros con 250 CV, y en diésel otro 2.0 turbo de cuatro cilindros y 204 CV. Ambos modelos se ofrecen sólo con cambio automático y propulsión trasera.

Este último, dotado de un sistema micro-híbrido de 48V es muy interesante, en el sentido de que equipado en el XE logra un consumo medio de tan sólo 4,8 litros a los 100 km -además de ganarse la etiqueta ECO-. Por su parte, el gasolina también sobre el XE consigue muy buenas prestaciones, porque la velocidad máxima es de 250 km/h, mientras que la aceleración de 0 a 100 km/h la hace en sólo 5,9 segundos.

Todos estos modelos ya están disponibles, con unos precios que parten desde los 48.640 euros en el caso del XE R-Dynamic Black, mientras que los XF y XF Sportbrake R-Dynamic Black arrancan en 64.902€ y  67.981€ respectivamente.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.