Empresas

Cómo afecta a tu sector del automóvil iniciar una guerra

Ni el coronavirus, ni la crisis de los semiconductores: invadir al país vecino es lo que puede hacer que la industria automovilística de un país sufra el mayor revés de su historia. ¿Qué está pasando en Rusia?

Imagen de una persona jugando al ajedrez
Foto: Jan Vašek en Pixabay.

La Guerra de Ucrania ha puesto patas arriba los mercados mundiales… y sus consecuencias han llegado, cómo no, a sectores como el del automóvil. Especialmente en Rusia, donde las sanciones económicas de la comunidad internacional y la salida de muchos fabricantes del país están poniendo en serios apuros la marcha de este sector.

Como era de esperar, el mercado interior de Rusia, aún siendo el país atacante, se ha visto perjudicado por la guerra que inició hace ya más de tres meses. La revista británica Car Dealer Magazine asegura que las ventas de coches han retrocedido hasta el punto de alcanzar mínimos históricos.

Para hacerse una idea, la Asociación de Empresas Europeas -AEB-, estableció el número de ventas de coches en Rusia en el mes de abril en alrededor de 32.000 vehículos, lo que supone una caída de casi el 80% respecto al mismo mes de 2021 -incluso marcas como Lexus, Toyota y Land Rover ha visto descensos del 90%-. Para hacerse una idea, nuestro mercado, que tampoco se encuentra en su mejor momento, vio como se vendían cerca de 70.000 unidades en ese mismo periodo.

Esta drástica disminución en las ventas de coches tiene más de una razón; evidentemente, porque hay desconfianza en los usuarios; pero también porque hay marcas que han dejado de exportar allí sus modelos… y, sobre todo, porque la mayoría de los fabricantes extranjeros con fábricas establecidas allí han detenido su producción durante los últimos meses.

Esa medida está obligando a Rusia a depender de su propia industria automovilística… que da para lo que da. Desde La Escuela Superior de Economía de Moscú apuntan a que no representa ni la mitad de las ventas de vehículos totales en el país y que, por lo tanto, no está preparada para sustentar las necesidades de movilidad de un mercado con más de 140 millones de rusos.

Por no hablar de que se trata, en su mayoría, de modelos bastante más obsoletos y anticuados que los procedes de la Europa más occidental: nos referimos a casos como Lada -que formaba parte del grupo Renault hasta hace escasas semanas, pero que ha terminado por desprenderse de ella-, UAZ, Volga, Zaz, Zil…-. El coche más vendido en 2021 en aquel país fue el Lada Vesta, seguido por el Granta y en tercer lugar un modelo coreano: el Kia Rio.

En proceso de conversión a periodista con mucha ilusión y vocación desde bien pequeño. Apasionado del mundo de la información en especial del deporte y el automovilismo. Actualmente estoy terminando el tercer curso del grado de periodismo en la Universidad Complutense de Madrid. Hago mi debut como redactor en HackerCar con ganas de dar la talla. Inexperto y joven pero muy ilusionado y hábil para hacer lo que más me gusta.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.