Tecnología HC

Parecen tecnológicos, pero no lo son tanto

La tecnología ya está presente en prácticamente cualquier modelo del mercado... en mayor o menor medida. En ocasiones, hay modelos que lucen un aspecto llamativo, pero no son los más tecnológicos del mercado. ¿Algunos ejemplos?

Imagen de un vehículo deportivo en una exposición

Hemos hecho una selección con seis modelos de varios segmentos que, aparentemente, son coches muy llamativos, vistosos y que transmiten esa sensación de ‘tecnológicos’. Sin embargo, o bien que dentro de su propia gama hay modelos con más tecnologías o porque son más veteranos de lo que parece -sobre todo comparados con sus rivales-, puede que descubras que algún sistema o gadget de última generación no está disponible.

Lotus Exige Sport 350

A pesar de su apariencia, similar a la de un coche de competición del futuro, este coche británico es uno de los más ‘austeros’, si bien es cierto porque eso es una de las premisas que persigue este vehículo, con el objetivo de ser muy ligero. Precisamente, la tecnología en un producto de este tipo está más enfocada a lograr bajar el peso, que a contar con sistemas multimedia de última generación o ayudas a la conducción.

Imagen de un Lotus Exige 350

Y es que el equipamiento tecnológico de un coche como éste se reduce… a la posibilidad de incluir múltiples elementos en fibra de carbono -puertas, paquete aerodinámico, capota rígida…-. En el interior, puede llevar un equipo de sonido con radio digital y bluetooth, aire acondicionado y como ayuda a la conducción está el control de velocidad.

Seguramente todo eso no sea necesario en un modelo que con su motor 3.5 V6 sobrealimentado de gasolina y con 350 CV es capaz de acelerar los escasos 1.100 kge de coche de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos y llegar a los 270 km/h. ¿El precio? Superior a 84.000 euros.

Maserati GranTurismo

Sigue teniendo un aspecto increible… a pesar de que este modelo afronta ya el final de su trayectoria deportiva, pues esta generación apareció por primera vez en 2009. Con sus motores desarrollado conjuntamente con Ferrari, también ha contado con una versión descapotable y sus prestaciones son muy buenas -tiene 460 CV y alcanza los 300 km/h-.

Imagen de un Maserati Granturismo

Con todo, este modelo que arranca en los 151.700 euros ya hay aspectos en los que denota el paso del tiempo. Por ejemplo, los faros delanteros no son de leds sino bixenón, ni tienen tecnología adaptativa. Cuenta con asistente de aparcamiento, pero no hay cámaras ni asistentes de ayuda al estacionamiento. En cuanto a la parte de conectividad, este Maserati viene con un sistema multimedia que sí se ha ido actualizando con el tiempo.

En la actualidad cuenta con un sistema con una pantalla táctil de tamaño razonable -8,4″- y resulta compatible con Android Auto y Apple Car Play, dispone de su propio disco duro, lector de tarjetas SD, toma USB…

Nissan 370Z Coupé GT

Es un auténtico deportivo, disponible en versiones coupé y cabrio, que tiene un diseño muy llamativo… a pesar de que su reemplazo está a las puertas. Este vehículo también tiene un estilo futurista, pero en su equipamiento no hay elementos que pueden incluir los Micra y los Juke.

Imagen de un Nissan 370Z coupé

En la versión más completa, denominada GT y que tiene un motor 3.7 V6 de 328 CV, como elementos más sofisticados encuentras el sistema de acceso y arranque manos libres, el ordenador de viaje, un equipo multimedia dotado de navegador -pero con una pequeña pantalla de 7″- y disco duro de 9,3 Gb, un equipo de audio Bose…

En cuanto a asistentes a la conducción, lógicamente no le faltan el ABS o el ESP, pero en todo lo que tiene que ver con sistemas como el de mantenimiento de carril, frenada automática, lector de señales de tráfico, luces que cambian de manera automática de corta a larga… tendrás que buscar otras opciones. Claro, que el coche tiene un precio de lo más competitivo: 41.680 euros.

Subaru BRZ Sport

Sigue siendo uno de los pocos y auténticos coupés de motor delantero, propulsión trasera y precio asequible -parte desde 33.200 euros con sus actuales promociones y en el acabado de acceso denominado Sport-. Desarrollado conjuntamente con Toyota y a la venta desde 2012 -desde entonces ha ido actualizándose pero conservando lo esencial: diseño y motor-, es uno de los coches más divertidos que puedes comprar hoy en día, porque pesa muy poco y porque es de esos modelos que exigen llevar el motor -de 200 CV- muy revolucionado para obtener sus mejores prestaciones.

Imagen de un Subaru BRZ

Por lo que se refiere al equipamiento, es cierto que el coche lleva una dotación muy razonable, con elementos como los faros delanteros de led, el sistema multimedia Starlink -compatible con Android Auto y Apple Car Play, pero con una pantalla muy pequeña de apenas 6,2″-, reconocimiento de voz…

Sin embargo, no vas a encontrar llamada de emergencia, control de velocidad adaptativo, cargador inalámbrico para el móvil ni todo el pack de asistentes a la conducción que ya se ofrecen de serie en modelos más baratos de la gama, como el XV.

Seat Mii Electric

No hay duda que si miras bajo el capó, este microurbano de apenas 3,5 me de largo es uno de los modelos más sofisticados del segmento, con su mecánica de 83 CV y su autonomía de alrededor de 260 km.

Sin embargo, aunque esta versión eléctrica sea tan novedosa, el Seat Mii -así como los Skoda Citgo iV y VW E-up con los que comparte buena parte de sus elementos-, es un vehículo que se lanzó en 2012, de tal forma que en ciertos aspectos no es tan ‘sofisticado’ como modelos más recientes.

Imagen de un Seat Mii eléctrico
20191125_SEAT_MII

Aquí se nota sobre todo en la parte multimedia: en este coche, para contar de una ‘pantalla’ en el salpicadero del coche tienes que utilizar la de tu teléfono y una aplicación específica denominada Seat DriveMii. Tampoco puede contar con algún tipo de pantalla en la instrumentación, como puede ser el caso de un Fiat 500.

También se nota en los asisentes a la conducción: puede contar con asistente de salida de carril o lector de señales de tráfico… pero las ayudas al aparcamiento se limitan a unos sensores en la parte trasera. Tampoco hay un sistema de control de crucero inteligente o avisador por presencia de obstáculos en el ángulo muerto de los retrovisores. ¿Lo mejor de todo? El precio de la versión más completa arranca en los 18.950 euros -promociones incluidas-, de tal manera que hablamos de uno de los eléctricos más baratos del mercado.

Toyota Prius + Advanced

Sigue siendo el único monovolumen compacto del segmento con tecnología híbrida -ojo, descartando los que recurren a la tecnología híbrida enchufable, como el BMW Serie 2 Active Tourer-. Y aunque su diseño, tanto exterior como interior, resultan aún bastante diferenciadores, se nota que la gama del modelo ya se ha reducido notablemente -se han eliminado las versiones más completas y equipadas- o que recurre a una plataforma anterior a la que usan los avanzados Prius de actual generación, C-HR, Corolla

Imagen de un Toyota Prius Plus

Quizá el interior es donde se aprecian los detalles más veteranos. Por ejemplo, el sistema multimedia Toyota Touch 2&GO recurre a una pantalla que se queda algo pequeña -6,1″- para lo que llevan los automóviles más modernos. Lo mismo sucede con la instrumentación, que incluye una pantalla de 4,2″, cuando en los modelos más modernos ya recurren a sistemas de más de 10″. Por otro lado, el climatizador automático es de una sola zona.

En cuanto a los asistentes, viene con elementos como el reconocimiento de señales de tráfico, el aviso de cambio de carril o el dispositivo que cambia de luz corta a larga de manera automática. Sin embargo, este Prius, respecto a la nueva generación, no cuenta con gadgets como el cargador inalámbrico para el móvil, el climatizador inteligente, el dispositivo de proyección de datos HUD, el equipo de audio JBL con 10 altavoces…

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.