Expertos HC

Coches autónomos: ¿la revolución del siglo o un reto para la ciberseguridad?

Los vehículos sin conductor están a la vuelta de la esquina. Eso quiere decir que también queda poco para ver sus ventajas e inconvenientes. ¿Cuáles serán sus resultados en cuanto a seguridad y ciberseguridad?

Cuatro niños tiran cubos de agua contra un coche
Photo by Isaac Taylor from Pexels

Todo comenzó como ciencia ficción, pero el momento en que los coches autónomos pueblen nuestras carreteras se están acercando cada día. Las compañías de transporte como Uber y Tesla ya están experimentando con vehículos que usan ordenadores para enseñar a sus conductores humanos. El automóvil sin conductor de Google, por otro lado, ya salió a la carretera hace más de tres años.

Pero ¿cómo de seguros son los vehículos sin conductor? Al ser controlado por tecnología y con componentes tanto cibernéticos como físicos, cualquier discusión sobre su seguridad debe involucrar tanto la ciberseguridad como la seguridad física en la carretera. En este artículo, veremos las oportunidades de seguridad que estos vehículos traen a nuestras calles en relación con sus preocupaciones de seguridad cibernética.

¿Serán seguros los coches autónomos?

Muchos administradores de la ciudad siguen siendo escépticos sobre los automóviles sin conductor y su potencial impulso de seguridad vial. Sin embargo, no se puede negar que el mundo necesita desesperadamente alternativas a los conductores humanos. La gente comete muchos errores imprudentes que terminan costando miles de vidas cada año. Además, las malas decisiones en la carretera aumentan regularmente a los atascos de tráfico. Basando nuestro argumento en estos hechos, podemos deducir lo siguiente:

  1. Los vehículos autónomos son la opción más segura para aquellos que no pueden conducir. Una gran población de ciudadanos estadounidenses tiene esta limitación debido a una enfermedad, vejez o discapacidad física. Cuando Google lanzó su automóvil sin conductor, estas fueron las personas que tenía en mente. El coche ya ha superado los 16 millones de kilómetros, más de 32.000 kilómetros sin conductor por día, con solo un par de accidentes que destacar. Por lo tanto, no hace falta decir que los discapacitados y los ancianos tendrán una oportunidad de independencia en la carretera una vez que los coches sin conductor se apoderen de las calles.
  2. Los vehículos autónomos -AV- no están sujetos a limitaciones humanas. Las personas causan accidentes debido a múltiples razones. Algunos se distraen con sus teléfonos mientras conducen, otros conducen largas distancias y se cansan demasiado, algunos sobrepasan la velocidad y tienen prisa, y otros simplemente ignoran por completo las normas de seguridad vial. Los AV son inmunes a todas estas limitaciones. En caso de obstáculos repentinos en la carretera, los AV están equipados con sensores que detectan tales interferencias y pueden detenerse al instante. Esto es diferente a los conductores humanos, que pueden no notar obstáculos con la suficiente antelación, especialmente de noche. E incluso cuando lo hacen son propensos a crear situaciones de pánico aún más peligrosas.
  3. Los AV eliminarán las colisiones de automóviles. Los automóviles sin conductor utilizarán sensores de detección de luz y de alcance para leer las señales de tráfico, reconocer la presencia de otros automóviles y estimar con precisión tanto el tamaño como la velocidad de los automóviles que se aproximan. Esto significa que las colisiones de automóviles pronto se convertirán en cosa del pasado. Usando la tecnología GPS, por otro lado, los vehículos podrán identificar el mejor camino para usar como una forma de manejar el tráfico.

¿Y qué pasa con los problemas de ciberseguridad?

Sin embargo, al igual que cualquier otro dispositivo con ordenadores, los automóviles sin conductor son propensos a los delitos informáticos. Los ciberdelincuentes podrían piratear los sistemas operativos de los vehículos y robar datos importantes de los pasajeros. O interrumpir su funcionamiento y poner en peligro la seguridad de los pasajeros. Algunos de los posibles escenarios que se pueden esperar con la adopción completa de automóviles sin conductor incluyen:

  • Los delincuentes piratean automóviles para pedir rescate antes de permitir que el usuario entre o salga del automóvil. Esto puede suceder cuando el automóvil está estacionado o en marcha.
  • Los terroristas secuestran la red y toman el control de un sistema de transporte en un área determinada. Crackear una red puede causar fallas importantes al deshabilitar los sensores de detección de luz y rango, lo que lleva a una confusión interminable.
  • Crackear el sistema operativo del automóvil de forma remota para destruirlo podría dañar financieramente al usuario.
  • Al igual que con cualquier otro escenario de piratería, crackear un automóvil autónomo podría exponer una gran cantidad de sus datos personales, incluido su destino. Con esta información, alguien podría rastrear al usuario con el objetivo de robo o asalto. Si los piratas informáticos pueden acceder a los controles del vehículo, también podría ser posible redirigir el vehículo a una ubicación más conveniente para cualquiera de esos escenarios.
  • A medida que la tecnología evoluciona, los automóviles sin conductor podrán encender cualquier dispositivo inteligente en su hogar, ya sea el televisor, el calentador, la puerta del garaje o la puerta delantera, y todo lo programable en el hogar. Yos crackers podrían usar estas funciones para obtener acceso a tu casa.

Actualmente, múltiples países tienen en marchas varios programas piloto de vehículos autónomos. Hasta ahora no se han observado problemas de seguridad relacionados con la piratería. Además, muchos de estos programas piloto se están utilizando para ver qué sistemas necesitan conectarse y qué sistemas pueden aislarse. Por ejemplo, podría ser beneficioso tener dos sistemas separados para el entretenimiento y los controles de conducción de un automóvil. A medida que los AV evolucionen, las compañías continuarán enfocándose en la seguridad de los pasajeros.

Las amenazas y los beneficios de los automóviles autónomos no estarán del todo claros hasta que la tecnología esté completamente implementada. Lo bueno es que, incluso con las muchas amenazas probables de ciberseguridad, los desarrolladores de AV todavía tienen la posibilidad de elaborar un plan infalible para mantener seguros tanto a los vehículos como a sus pasajeros.

*Artículo escrito por Rilind Elezaj y publicado originalmente en Machine Design.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.