Movilidad

Las ciudades de California no quieren más gasolineras

En California, tras la prohibición de construir nuevas gasolineras en el municipio de Petaluma, el pequeño pueblo de Sebastopol quiere seguir sus pasos. Las autoridades del Condado de Sonoma se muestran encantadas de ayudarlas.

Gasolinera Shell

En marzo, Petaluma se convirtió en la primera ciudad de EE.UU. que prohibía la construcción de nuevas gasolineras. Es más, esta localidad de 60.000 habitantes al norte de San Francisco, también prohibía la instalación de nuevos surtidores en las ya existentes. A la concejala que promovió estas medidas, D’Lynda Fischer, le parece que a Petaluma le basta con 16 estaciones de servicio en 14,5 millas cuadradas –unos 7,2 km2-; entre otros motivos, porque calcula que todos los residentes en el condado de Sonoma tienen una a menos de cinco minutos de su casa.

Además, hay una decimoséptima ya en camino, aprobada antes de que se instauraran las prohibiciones. Curiosamente, esta última gasolinera ya había suscitado polémica por su proximidad a un colegio y varias zonas residenciales, por lo que se había intentado declarar ilegal hace siete años.

Adelantados de la transición energética

“El 60% de los viajes dentro del Condado de Sonoma son de menos de ocho kilómetros, y somos bastante llanos”, expone Fischer; “tenemos la obligación de hacer esto”. El ayuntamiento votó la decisión por unanimidad. El municipio quiere ser neutral en carbono para el año 2030. Este objetivo se encuentra reflejado en su “Marco para la Emergencia Climática“, un documento de 59 páginas; de modo que, en paralelo, se fomentarán nuevas instalaciones de carga de vehículos eléctricos. La ciudad pretende que, al reducir su dependencia de los combustibles fósiles, las propias gasolineras existentes decidan instalar cargadores. Así lo reflejó en el mismo paquete de medidas aprobadas, abriendo también la puerta a colaborar con las estaciones de servicio para la inclusión dehidrogeneras’.

El siguiente paso lo dio en julio la Autoridad Regional de Protección del Clima del condado de Sonoma, donde se encuentra la ciudad de Petaluma. Este organismo comenzó a debatir las posibles formas de ayudar a las nueve localidades que estaban apostando por estas prohibiciones. La votación definitiva al respecto tendrá lugar en septiembre. Asimismo, la ciudad vecina de Sebastopol podría aprobar muy pronto unas decisiones idénticas. Durante este mes, en Sebastopol han estado redactando la misma prohibición, y prevén aprobarla antes de que acabe 2021. Esta ciudad tiene tres gasolineras para una población de 7.700 habitantes, y sus cinco concejales también han ordenado por unanimidad la redacción de la ley.

Un movimiento social en alza

Mientras tanto, en California cada vez gana más fuerza un movimiento que defiende una moratoria en la apertura de nuevas estaciones de servicio. Los activistas han decidido actuar sobre las gasolineras, como eslabón en la cadena del cambio climático. De hecho, ya existe una Coalición de Oponentes contra las Nuevas Estaciones de Servicio (Congas, por sus siglas en inglés). Este grupo ya ha bloqueado la apertura de tres nuevas gasolineras en el condado de Sonoma.

El concejal que se opuso a la última gasolinera de Petaluma, Mike Healy, cree que las nuevas prohibiciones “no van a significar que se venda menos gasolina en la ciudad. En lo que realmente estamos confiando es en que la gente se pase a los vehículos eléctricos y a los más eficientes con el combustible”. En California, la prohibición de vender vehículos de combustión entrará en vigor en el 2035.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.