Tecnología HC

Cinco SUV que debes comprar por su tecnología

Ya no hay vuelta atrás: los SUV -o todo camino- lo han invadido todo. Empezaron siendo la alternativa light a los TT y ahora son el coche familiar por definición. ¿Cuál adquirir por sus avances?

Imagen artística de una mujer tecnológica
Foto: Gerd Altmann en Pixabay.

Hemos querido realizar una muestra de los más interesantes desde el punto de vista tecnológico, entendiendo como tal aquellos que dispone de más equipamiento avanzado, ya sea de serie u opcional. En todos los casos, además, te hacemos la recomendación HACKERCAR de cuál es la versión más interesante.

Para realizar la elección se ha tenido en cuenta tanto el número de asistentes a la conducción disponibles como el nivel de conectividad del coche, las funciones del sistema multimedia y si el vehículo dispone de detalles curiosos e interesantes de manera adicional.

Entre los urbanos: VW T-Cross

Ha sido una de las últimas incorporaciones al segmento baby-SUV. Este derivado del Polo es un modelo de cinco puertas y 4,11 m de largo que compite en el mismo segmento de los Seat Arona, Peugeot 2008, Renault Captur…

El T-Cross puede llevar, en la consola central, un completo sistema multimedia centralizado en su versión más sofisticada en una pantalla táctil de 8” -equivalente a 20,3 cm de tamaño en diagonal-. Con él se puede controlar el equipo de audio -con sus diferentes fuentes de sonido-, un completo navegador, el teléfono… y, además, es el punto de acceso a los servicios que la marca llama ‘Car-Net’, que sirve para disponer de funciones conectadas en el vehículo -por ejemplo, para tener información del tiempo, de parkings, noticias…-. También, este coche se puede vincular con una app para el móvil desde la que controlar a distancia información del vehículo -estado de los neumático, del depósito de combustible, conocer su ubicación-, conocer el historial de rutas que has realizado, solicitar cita con el taller…

Por supuesto, el sistema multimedia más completo resulta compatible con los estándares Android Auto y Apple Car Play.

Por lo que se refiere a los asistentes, cuenta con el de mantenimiento de carril -un dispositivo que ‘lee’ las señales de la carretera y, en caso de que el sistema perciba que vas a ‘pisarlas’, realiza correcciones en la dirección para mantenerte dentro del carril-. También dispone de un asistente de aparcamiento mediante el cual, el T-Cross es capaz de ‘tomar el control’ de la dirección y ayudarte a estacionar, tanto en plazas de aparcamiento en línea como en batería -también es capaz de sacar el coche de la plaza-.

Imagen de un VW T-Cross de color verde frente a un pueblo

El T-Cross también puede incluir el llamado ‘detector de ángulo muerto’; este elemento lo que hace es señalizar los vehículos que se encuentran en los puntos ciegos de los retrovisores. Para localizarlos, emplea una serie de sensores que, cuando detectan que llevas algún coche próximo a ti y que no estás viendo, ten envían una señal luminosa y acústica. Esos sensores también ayudan a que puedas salir marcha atrás de una plaza de aparcamiento con seguridad.

Tampoco faltan elementos curiosos, como el cuadro de mandos digital -con una pantalla configurable de 10,2”– y como vehículo que se ha puesto a la venta muy recientemente, viene de serie con la llamada automática de emergencia en caso de que el vehículo detecte que se ha producido un accidente, capaz de marcar el 112 e indicar la posición del coche por GPS.

Asimismo, este VW puede llevar faros delanteros con leds para todas las funciones; dichos faros se complementan con un asistente dinámico de luz, que recurre a una cámara para detectar si por la noche circulan otros vehículos por delante de nosotros, cambiando de manera automática entre luz corta y larga. Por último, cuenta con cargador inalámbrico para el móvil -siempre que el que tengas sea compatible con el estandar Qi-.

Quédate con… El T-Cross con motor 1.0 turbo gasolina de 115 CV, cambio automático y nivel de acabado Sport, cuyo precio arranca en 24.440 euros.

Entre los compactos: Toyota RAV4

Compite en una de las subcategorías más pobladas del mundo de los SUV: las de los de tamaño intermedio. Este Toyota es el elegido por un par de buenas razones; la primera, que es uno de los que tienen más experiencia y mejor han sabido evolucionar con el tiempo. La segunda, que aparte de la tecnología sobre asistentes y conectividad, también fue de los primeros a la hora de disponer de una versión híbrida.

De hecho, en su actual generación -que ya es la quinta- sólo se vende, en muchos de los mercados, con una versión híbrida -no enchufable-. Es el resultado de combinar un propulsor 2.5 gasolina con otro eléctrico de 177 CV con otro eléctrico -uno o dos, según sea la variante de tracción delantera o a las cuatro ruedas- que, en conjunto, ofrecen 218 CV.

Esta nueva generación del RAV4 estrena un sistema multimedia que puede englobar desde un potente sistema de sonido JBL hasta las imágenes del sistema de cámaras con visión panorámica en 360º, pasando por el control del sistema de navegación, el acceso a diferentes apps, un punto de acceso WiFI… Este Toyota también estrena la nueva app de Toyota denomina MyT, para acceder a servicios de conectividad que te permiten localizar la ubicación del coche, analizar tu estilo de conducción, enviarte recordatorios de mantenimiento pero basados en la utilización que haces del coche… o recibir en el móvil las últimas indicaciones para llegar a pie desde donde aparcas el vehículo hasta un lugar que estés buscando.

Imagen de un Toyota RAV4 híbrido en la carretera

En cuanto a los asistentes a la conducción, la mayoría se agrupan bajo el denominado ‘Toyota Safety Sense’, que engloba la mayor parte de tecnologías que hoy están disponibles en este segmento. Por ejemplo, cuenta con sistema de precolisión con detección de peatones: un dispositivo que, en caso de intuir que existe riesgo de accidente o impacto, llega a frenar el vehículo de manera automática.

Tampoco falta un control de velocidad adaptativo dotado de inteligencia para ser capaz de mantener la distancia con otros coches que circulen por delante de ti -llegando a detener el coche si se encuentra con un atasco-, sistema de advertencia por cambio involuntario de carril  -y que, llegado el caso, puede efectuar correcciones en la dirección para mantener el vehículo cuando ‘pisa’ una de las líneas que delimitan el carril. Se completa con un ‘sistema de mantenimiento de trayectoria’ para que el coche circule lo más centrado posible dentro de la carretera.

Estas dos últimas tecnologías dotan al Toyota de cierto grado de semi-autonomía cuando hay que circular en un atasco, lo cual mejora la comodidad -aunque la última responsabilidad recae siempre sobre la persona que vaya al volante-.

Otros dispositivos que están incluidos son el reconocimiento de señales de tráfico, las luces inteligentes que cambian de manera automática entre cortas y largas

Quédate con: el RAV4 Hybrid 220H 4×2 Luxury, con su actual promoción tiene un precio de 39.500 euros.

Entre los compactos de siete plazas: Mercedes GLB

Ha sido uno de los últimos en incorporarse al segmento; aunque deriva de los Clase y Clase B, el GLB es un modelo nuevo dentro de la oferta de Mercedes. Hablamos de un modelo que, a pesar de tener unas dimensiones bastante compactas -mide 4,63 m de largo, su bien es bastante ancho con 1,83 m-, ofrece un interior con un total de siete plazas, con detalles muy prácticos, como la banqueta de la segunda fila que se puede deslizar longitudinalmente hasta 14 cm.

En cuanto a elementos tecnológicos, este modelo -que por tipología haría frente a coches como el Nissan X-Trail o el Land Rover Discovery Sport, entre otros-, hereda muchos de los avanzados dispositivos que ya hemos visto en los Clase A y B. Por ejemplo, su cuadro de mandos completamente digita y configurable, es uno de los detalles más llamativos. Se complementa con un sistema multimedia y de infoentretenimiento dotado de un asistente virtual desarrollado por la marca, y al cual te puedes dirigir diciendo “Hey Mercedes” para ordenarle todo tipo de tareas relacionadas con el vehículo, búsqueda de información…

Imagen exterior del mercedes glb en color azul

Los asistentes a la conducción también van a convertir a este modelo en uno de los más completos del segmento. De hecho, muchos de sus dispositivos están heredados de los Mercedes más exclusivos y caros, como puede ser el Clase S.

De hecho, es posible equipar una tecnología que, combinando una serie de cámaras, sensores y radares le permite al coche mirar lo que sucede en la carretera hasta 500 metros por delante. Recibir ese tipo de información resulta de utilidad al GLB para ofrecer excelentes asistentes, como un control de velocidad adaptativo que no sólo adecua la velocidad del Mercedes a la del resto del tráfico, sino que también tiene en cuenta -con la ayuda del navegador- si el coche se aproxima a una rotonda o una curva cerrada y hay que reducir el ritmo.

Por lo demás, entre el resto de tecnologías hay unos sofsiticados faros de leds que pueden encenderse o apagarse de manera independiente para crear ‘zonas de sombra’ sobre otros vehículos y así evitar deslumbrarles, aunque circules de forma continua con la luz larga.

Asimismo, puede incluir un completo HUD de proyección de datos en el parabrisas, un selector de modos de conducción e, incluso, el llamado control de confort Energizing, que engloba distintas tecnologías para que el coche, de acuerdo a tu estado de ánimo, active diferentes sistemas relacionados con la climatización, el equipo de sonido, el ambiente luminosos… o, incluso, el masaje de los asientos.

Quédate con: GLE 220d automático, por la excelente combinación de motor turbodiésel y eficaz caja de cambio automática. El precio aprox. será de unos 48.000 euros.

Entre los grandes: Range Rover Velar

Desde el primer golpe de vista, queda claro que el Velar es un coche ‘diferente’. Su diseño es llamativo tanto por el aspecto del vehículo en su conjunto… como por los diversos detalles que incorpora, ya sean las luces de leds o láser para todas las funciones, los intermitentes dinámicos -consiste en una banda de luz que se ilumina de dentro hacia fuera-, o las manecillas de las puertas que no sobresalen de la carrocería.

Este Range tiene uno de los sistemas de infoentretenimiento más vistosos y completos del mercado -con su doble pantalla táctil de 12,3”-, tal y como decribimos en nuestro reportaje de coches ‘apantallados’. Pero si por algo destaca el Velar es porque puede incluir algunas de las opciones más curiosas del segmento SUV premium.

Imagen de un Range Rover Velar tres cuartos delantero

Así, está disponible un equipo de sonido Meridian Surround con nada menos que 17 altavoces,  un sensor de vadeo que mide la profundidad de la zona con agua que te encuentres delante de ti mientras practicas conducción TT, iluminación ambiental, un sistema multimedia con pantallas de 8” para las plazas traseras, un mando para abrir a distancia la puerta de tu garaje… e, incluso, una pulsera de actividad que hace las veces de mando a distancia del vehículo y con el que puedes abrir o cerrar el coche si vas a practicar algún deporte y te resulta un engorro llevar encima la llave del vehículo.

Finalmente, si quieres saber de qué son capaces todos los asistentes la conducción, opta por por el Driver Assist Pack; engloba un conjunto de cámaras que controlan el perímetro del coche, control de velocidad inteligente, sistema de frenada de emergencia, aparcamiento automático y asistente de ángulo muerto para evitar tener un percance con algún vehículo al cambiar de carril.

Quédate con: Velar D300, con un motor 3.0 de seis cilindros y 300 CV, con tracción total y cambio automático que cuesta desde 76.500 euros.

Entre los más exclusivos: BMW X7

La marca alemana ha tardado en tener respuesta a los enormes Audi Q7 y Mercedes GLS, pero la respuesta ha sido contundente. El más grande  los ‘X’ en un SUV que mide 5,15 m de largo y pesa cerca de las dos toneladas y media, tiene tanta tecnología como los BMW de gama alta más avanzados. Por ejemplo, puedes acceder al coche y arrancar sin utilizar la clásica llave: basta con emplear tu móvil y lo que se llama ‘Digital Key’.

Por otro lado, en toda la parte relacionada con la relación entre pasajeros y conductor tiene mucho que ver con el asistente personal inteligente; BMW lo define como un copiloto virtual y, en realidad, es una tecnología similar a la que ya emplea Mercedes: permite interactuar con el coche utilizando comandos de voz muy ‘naturales’. Es como tener Siri en el iPhone o Google Assistant en un teléfono con Android.

Imagen de un BMW X7 circulando por un camino

Además, este X7, como los últimos BMW, es un automóvil plenamente conectado; hasta tal punto que gracias a su ‘conectividad’, es un coche que puede recibir actualizaciones de software de manera remota, de tal manera que el vehículo puede ‘ser mejor’ de un día para otro sin necesidad de que pase por el taller. Por lo demás, el coche estrena el cuadro de mandos digital con pantalla de 12,3”, sistema operativo BMW 7.0 y tampoco falta una pantalla en la consola central para el sistema multimedia -que también tiene 12,3”-.

Entre los asistentes a la conducción más sofisticados que puede llevar, destacan el asistente para la permanencia dentro del carril -algo muy útil en un coche de esta anchura-, el control de crucero activo con función stop&go -es decir, que puede llegar a parar el coche en caso de que se encuentre un atasco y reanudar la marcha cuando lo hagan el resto de vehículos-, el asistente de aparcamiento -que tampoco viene mal en un modelo de más de cinco metros de largo-…

Quédate con: X7 xDrive 40i, que lleva un motor de gasolina turbo de seis cilindros con una potencia de 340 CV y cuyo precio arranca en los 99.950 euros.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.